Revista nº 837
ISSN 1885-6039

Almendro.

Lunes, 10 de Febrero de 2020
Jorge Cruz
Publicado en el número 822

Sus flores invitan a una nueva e ilusionante primavera; especialmente presente en la memoria histórica de los pueblos cumbreros: por su madera como materia prima para la obtención de un carbón de muy alto rendimiento, y por su fruto, ingrediente indispensable de la repostería artesanal canaria.

 

 

Prunus dulcis (Miller) D. A. Webb. = Amygdalus communis L. var. dulcis
                                                       = Amygdalus communis L. var. amara
                                                       = Prunus amygdalus var. dulcis

                                                       = Prunus amygdalus var. amara

NOMBRE-s VULGAR-es: Almendrero

FAMILIA: ROSACEAE

 

Algo de la historia de la planta.

“En Canaria es el suelo de Tejeda una tierra de promisión para el almendro… Hay almendras dulces y amargas, y de las dulces unas son mollares por lo tierno de su cáscara, y otras más recias y duras de partir. Las amargas ocasionan en las aves y otros animales mortales convulsiones” (Viera y Clavijo, José de. 2004).

 

Árbol muy apreciado en Canarias, muy atractivo a la vista, cuyas flores invitan a una nueva e ilusionante primavera; especialmente presente en la memoria histórica de los pueblos cumbreros; por su madera como materia prima para la obtención de un carbón de muy alto rendimiento, y por su fruto, ingrediente indispensable de la repostería artesanal canaria: mazapanes, bienmesabes, turrones, etc. Además por el uso popular medicinal de la almendra y de su aceite: algunos lugareños afirman que una almendra amarga al día basta para curar la diabetes. El aceite es además muy requerido por la industria cosmética y farmacéutica. En el municipio canario de Tejeda su celebración tradicional por excelencia es la Fiesta del Almendro en Flor.

 

Descripción.

Árbol de hasta 10 metros de altura, de tallo marrón a grisáceo, rugoso o agrietado en los ejemplares adultos; hojas de color verde claro, lanceoladas, estrechas o alargadas, con los bordes dentados; las flores, numerosísimas, brotan antes que las hojas solitarias o en grupos de dos a cuatro, de cinco pétalos de color variable blanco a rosados: el almendro dulce da flores más pequeñas y rosaditas; el amargo da flores algo más grandes y blancas, y florece más tarde. El fruto es la almendra, que se rodea del pericarpio que se desprende al madurar, dentro queda el endocarpio marrón, duro, que encierra la semilla comestible.

 

Origen y ecología.

El almendro proviene de las regiones montañosas de Asia central, donde se cultiva desde muy antiguo, hasta 5000 años a. C. Probablemente se trajo a España por los fenicios. Introducido en Canarias. No amenazado.

 

Localización.

Sobre todo cultivado en municipios de las cumbres de Canarias; algunos ejemplares de crecimiento silvestre en lugares de: T, P.

 

Parte utilizada.

Cáscara, semillas y aceite obtenido de ellas.

 

Principios activos fundamentales.


Amygdalus communis var. dulcis y amara:

. Mucílagos.
. Fitosteroles: colesterol, campestrol, estgmasterol, beta sitosterol.
. Complejo enzimático: emulsina.
. Vitaminas: A, B1, B2, PP, B5, B6, E.
. Sales minerales: calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc.
. Proteínas.
. Ácidos grasos mono y poliinsaturados.

 

Amygdalus communis var. amara:

. Heterósidos cianogénicos: amigdalósido o amigdalina (*).

(*) En presencia de agua o saliva durante la digestión, la amigdalina da lugar a glucosa, aldehido benzoico y ácido hidroxicianídico o HCN. Este último, o las sales que se derivan de este, es el conocido y altamente tóxico cianuro, que se extrae cuando se elabora el aceite esencial de almendras amargas como aromatizante. Se han descrito intoxicaciones mortales por consumo de almendras amargas, unas pocas almendras pueden causar la muerte en niños.

 

 

Propiedades e indicaciones terapéuticas:

. Derivadas de la experiencia de  uso tradicional

- En medicina popular se emplea la cáscara externa de la almendra dulce (pericarpio y mesocarpio), y también la interna dura (endocarpio), y la semilla comestible; en decocción como demulcente y pectoral en las toses y catarros respiratorios; para bajar la tensión alta; como protección para el hígado; como hipoglucemiante o antidiabetes y como sudorífica para bajar las fiebres.

- El aceite de almendras dulces se utiliza internamente como laxante y en aplicación tópica para tratar trastornos inflamatorios de la piel como dermatitis, psoriasis, pieles secas, quemaduras superficiales; para ablandar tapones de cerumen en los oídos, etc..

- La “leche de almendras” es muy apropiada para sustituir a la leche de vaca sobre la que tiene algunas ventajas; sobretodo cuando existe alergia o intolerancias a ésta última. También es adecuada en casos de estados febriles, diarreas de los niños, durante el embarazo y la lactancia, para la prevención de osteoporosis y arteriosclerosis, etc.

 

. Según el contenido en principios activos o ensayos farmacológicos

- El contenido en nutrientes grasos, vitamínicos, minerales, etc.. de la almendra lo hace muy recomendable como alimento energético y para la prevención de diversas enfermedades. Estudios en animales de experimentación han demostrado que las almendras dulces pueden disminuir los niveles de glucosa en sangre.

- El aceite de almendras dulces  tiene propiedades laxantes en uso interno; en uso tópico sobre la piel tiene propiedades suavizantes o emolientes y antiinflamatorias.

 

. Derivadas de ensayos clínicos

Las almendras dulces consumidas enteras, en estudios preliminares en animales de experimentación y en seres humanos, han demostrado que pueden disminuir el nivel de colesterol total y de la lipoproteína de baja densidad (LDL/ ”colesterol malo”), y aumentar la lipoproteína de alta densidad (HDL/ ”colesterol bueno”). El mismo efecto parece ser que se logra con el consumo del aceite de almendras dulces (Medlineplus.es 2006).

 

. Avaladas por ESCOP o Comisión E u OMS

 

Efectos adversos, incompatibilidades y precauciones.

No dar nunca almendras amargas durante el embarazo o la lactancia. Tampoco a los niños de cualquier edad. Una o dos almendras amargas para un adulto no causarán problemas; diez almendras amargas para un niño o veinte para un adulto pueden resultar fatales. La intoxicación causa inicialmente náuseas y vómitos, luego sedación nerviosa, hipotermia, parálisis respiratoria y asfixia. Las almendras pueden causar en personas predispuestas reacciones alérgicas graves.

 

Dosis y forma de administración.

- La almendra dulce como alimento o nutriente carece de limitaciones y es muy recomendable si quitamos la cascarilla fina externa que puede resultar algo indigesta.

- El aceite de almendras dulces para uso interno, como laxante suave o hipolipemiante, se recomienda en dosis de 2 a 4 cucharadas soperas al día.

- A falta de referencias bibliográficas específicas aconsejamos para la cáscara externa e interna de la almendra dulce una decocción a dosis estándar de 20 a 30 grs. para un litro de agua. Esto equivale a una cucharada de postre de 5ml.= 2-3 grs. para una taza de agua de 150 ml., para tomar 3 a 4 tazas/día. Se introduce la planta en el agua, se deja hervir a fuego bajo durante 10 a 15 mins., se apaga el fuego y de deja reposar durante otros 10 a 15 mins.; seguidamente, colar y tomar.

 

Ejemplos de utilización.

Leche de almendras dulces: Partir las almendras y separarlas de la cáscara dura. Luego pesar 250 gramos de almendras peladas y las escaldamos con agua hirviendo para enseguida quitarles la piel fina exterior. Ponemos un litro de agua en la licuadora con las almendras peladas, añadimos algo de azúcar integral de caña o unas cucharadas de miel de palma u otro sirope, licuamos y ya queda lista para tomar.

 

 

 

Más de 100 Plantas Medicinales en Medicina Popular Canaria

 

 

Edita: Obra Social de La Caja de Canarias.

 

Objetivo: Armonización de la sabiduría popular transmitida por los antiguos yerberos con los conocimientos científicos más actuales para el aprovechamiento de las plantas medicinales como recurso natural de prevención y mantenimiento de la salud, y como patrimonio irrenunciable de nuestras islas.

 

Contenido: Estudios Monográficos de 134 plantas medicinales de uso popular en Canarias y 700 páginas con más de 400 fotografías a color. Historia. Descripción. Plantas endémicas. Principios activos. Propiedades terapéuticas. Formas de preparación y dosificación. Efectos secundarios o contraindicaciones, etc.

     El libro se ha publicado en versión digital en la página del autor.

 

Autor: S. Jorge Cruz Suárez.

Licenciado en Medicina y Cirugía.
Máster universitario en Medicina Naturista.
Máster universitario en Fitoterapia.
Máster universitario en Educación para la Salud.

 

Contacto: www.biodrago.com o informacion@biodrago.com

 

Visita el Facebook de Jorge Cruz

 

 

 

Más Plantas Medicinales Canarias

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios