Revista nº 801
ISSN 1885-6039

Taller Canario de Canción.

Jueves, 30 de Agosto de 2018
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 746

Regresa a los escenarios el 1 de septiembre.

 

El emblemático grupo Taller Canario de Canción regresa a los escenarios en Teror el sábado 1 de septiembre, para ofrecer un concierto en el marco de la 30º edición del Encuentro de Música Teresa de Bolívar que organiza en Cabildo grancanario con motivo de las Fiestas del Pino 2018.

 

La cita, siempre esperada por el público, tendrá lugar a las 21.00 horas en la plaza de Sintes de la Villa Mariana y la entrada es gratuita.

 

“El Cabildo de Gran Canaria nos lanzó el reto y lo aceptamos con mucha emoción”, asegura Rogelio Botanz, que forma el grupo junto al tinerfeño Andrés Molina. De esta manera, Taller vuelve a los escenarios 17 años después de haberse vuelto a reunir en Agüimes, junto con el tercer integrante del grupo, Pedro Guerra, con motivo de la presentación de su Fundación Contamíname, que los convocó en 2001, seis años después de haberse disuelto el grupo para desarrollar las trayectorias individuales de sus miembros.

 

Dos meses de ensayos

 

“Este verano han sido dos meses de ensayos intensos porque queremos pasarlo en grande con tanta gente tan querida, que ha preservado la memoria del Taller en sus corazones”, asegura Andrés Molina, quien recuerda que el repertorio del concierto, aparte de algunas sorpresas con temas nuevos, incluye una veintena de canciones de las que dejaron una huella aún viva en el público.

 

En esta ocasión, Taller Canario se presenta en Teror con una banda encabezada por Julio Tejera, que, además de encargarse de los teclados y del piano, asume la producción artística y la dirección musical. Junto a Molina, Botanz y Tejera están Gonzalo de Araoz, que aporta la tercera voz y la guitarra; Alfredo Llanos, batería del grupo desde que se incorporó el sonido de la percusión moderna; José Carlos Machado, con el bajo, y el percusionista Suso del Castillo, con la percusión, a quien acompaña el grupo de percusión canaria y pitos que aportan, junto a la “percutería”, el toque ancestral característico del sonido del Taller.

 

El grupo se había disuelto en 1995 después de diez años de recorrido y tras dejar de sí una estela de temas que siguen siendo imprescindibles para distintas generaciones de personas que vibraron con ellos en los escenarios de las Islas. Taller Canario de Canción fue uno de los artífices de la renovación de la canción de autor en Canarias en las décadas de los años 80 y 90 del siglo pasado. Fue una experiencia creativa que dejó, además de partituras y letras inolvidables, muy importantes reflexiones e iniciativas en torno al lenguaje y el papel de la música popular.

 

Silvio, Sabina, Aute…

 

En su desarrollo, el grupo dio el salto desde las Islas a América y la Península. Canciones tan emblemáticas como Yo también nací en el 63 entraron en 40 principales y algunos de sus temas más significativos fueron grabados junto a intérpretes y autores de la talla de Silvio Rodríguez, Luis Eduardo Aute, Joaquín Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén. Sin estos encuentros tan fructíferos no podría entenderse el “regreso de los cantautores”, una operación que abrió en Madrid el camino a tantas nuevas voces de la música popular en todo el Estado a finales del siglo XX.

 

Además, comprometido con la cultura popular, articulado junto a movimientos sociales populares canarios y abierto a lo que pasa en el mundo, frecuentemente, el Taller fue demandado como banda sonora de luchas sociales, estudiantiles, vecinales, feministas, ecologistas... en un sentido amplio, sin ejercer nunca un posicionamiento partidista. Todos estos factores hacen del repertorio de Taller Canario la banda sonora de la vida de muchas personas en Canarias y fuera del Archipiélago.

Noticias Relacionadas
Comentarios