Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Entrevista a Ignacio Reyes, autor del nuevo Diccionario ínsuloamaziq.

Viernes, 15 de Julio de 2011
Izuran
Publicado en el número 374

Dedicación y respeto podrían ser las palabras que resumen la infatigable labor de este obrero de las letras, como él mismo se ha definido. El recientemente publicado Diccionario Ínsuloamaziq, del historiador y doctor en filología Ignacio Reyes García, constituye una obra fundamental para margullar en el universo lingüístico de nuestros ancestros. Investigador independiente, el autor centra su trabajo desde 1997 en la lexicología diferencial sobre las antiguas hablas indígenas canarias que denomina ínsuloamaziq. Todo ello sin descuidar la indagación en el milenario legado amazigh y su alcance en la conformación de la canariedad actual. En definitiva, hablamos de un científico que a pesar de no esconder sus inclinaciones ideológicas reconoce que en Canarias ni el eurocentrismo ni el etnicismo pueden alegar haber practicado un respeto escrupuloso a la verdad histórica. Muy amablemente el señor Reyes accedió a hablar con I?URAN:

 

I?uran. Acaba de publicar su mayor obra, fruto de décadas de trabajo. Hablamos del Diccionario ínsuloamaziq, ¿qué aporta este trabajo a los estudios sobre las antiguas hablas indígenas?

Ignacio Reyes. Constataciones, tanto desde el punto de vista orgánico como también cultural. Los trabajos de Lingüística histórica y comparativa anteriores habían trazado un camino necesario, en especial la obra de D. J. Wölfel (1964), pero presentaban todavía insuficiencias metodológicas substantivas. Mi aportación ha consistido en investigar los materiales isleños desde una perspectiva interdialectal que integrara, en lo posible, potenciales marcadores diacrónicos y geolingüísticos. Esto ha permitido ir ciñendo la caracterización estructural de esas hablas, al tiempo que emergían contenidos semánticos en su voz original, con la propia concepción del mundo acuñada por aquellos primeros seres humanos que poblaron el Archipiélago. Ahora, disponemos de un caudal léxico y oracional significativo del que extraer información etnolingüística y cultural con ciertas garantías. Porque todo ese bagaje es fruto de una criba exhaustiva de las fuentes (escritas y orales), así como de análisis fonológicos, gramaticales y etimológicos realizados a partir de una aplicación sistemática, explícita y uniforme del protocolo que enuncié en su día en mi tesis doctoral (2000), donde proponía un diálogo permanente entre los datos lingüísticos, los hechos y el análisis (algo inexcusable en modalidades de habla extintas que carecen de fuentes escritas prolijas).

 

I. En su página personal, podemos disfrutar de la edición en línea del Diccionario. ¿Aporta algo más en la versión editada?

IR. Por supuesto. La versión digital contiene una síntesis centrada en los ingredientes básicos que demanda un lector medio: las palabras y sus significados. En cambio, la edición impresa desarrolla esas hipótesis explicativas con el necesario soporte heurístico (fuentes) y todo el repertorio lexicográfico continental, dos elementos de validación imprescindibles.

 

I. El Diccionario contará con una tirada de tan sólo 100 ejemplares ¿Cuáles son los motivos?

IR. La política financiera del Fondo de Cultura Ínsuloamaziq pretende fundarse exclusivamente en los medios que están a su disposición. Ni endeudamiento ni subvenciones, sólo recursos propios, que, como es fácil suponer, son escasos.

 

I. Culminada la primera edición del Diccionario ínsuloamaziq, ¿cuáles son los proyectos de futuro del Fondo de Cultura Ínsuloamaziq?

IR. La prioridad sigue siendo rescatar toda la memoria oral posible, porque en la mayoría de los casos se trata de un patrimonio en grave peligro de extinción. En esto trabajamos ya donde podemos desde hace algún tiempo, sobre todo en Gran Canaria y el sur de Tenerife. También, una vez establecido este primer peldaño lexicográfico, otra tarea urgente es la divulgación. Hay que llevar la letra impresa a sectores cada vez más amplios de una población que, por lo general, desconoce la extraordinaria riqueza cultural que le pertenece. Y por lo que respecta al desarrollo de las investigaciones, es preciso continuar los estudios insulares y empezar a producir síntesis gramaticales y socioculturales, algo en lo que las nuevas generaciones de filólogos tendrán mucho que aportar.

 

 

Puede seguir leyendo aquí.

 

 

Comentarios
Domingo, 17 de Julio de 2011 a las 13:56 pm - Pedro de Tagorinte

#04 Es un gusto leer un diccionario con las herramientas para entender lo que el autor ha investigado y nos quiere transmitir, y en el caso de encontrar unas explicaciones más solventes, poder refutarlo sin mayores problemas. Todo un lujo que nos evita realizar constantes actos de fé como es habitual en los trabajos de la pseudociencia.

Felicidades al autor, todo un soplo de aire fresco.

Sábado, 16 de Julio de 2011 a las 15:53 pm - Ignacio Reyes

#03 Desde luego, muy agradecido por la reproducción de la entrevista, en la que Izuran ha realizado un trabajo extraordinario.

Sábado, 16 de Julio de 2011 a las 14:37 pm - Cuentos chinos

#02 Tengo entendido que se le apareció Acorán y le dijo lo que significaba cada palabra, porque, si no es así, esto es el timo de la estampita.

Sábado, 16 de Julio de 2011 a las 04:14 am - Izuran

#01 Gracias por la difusión de la entrevista puntales. Tihulawen!