Revista nº 916
ISSN 1885-6039

Retratos de Juan Ismael.

Viernes, 18 de Enero de 2008
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 192

Continuando con los actos previstos en el centenario del nacimiento del artista majorero Juan Ismael, el Gabinete Literario se suma al reconocimiento del artista de La Oliva, con la presentación en el día hoy de una nueva exposición en la denominada Los retratos.


Esta nueva exposición que se presenta en el referente cultural del barrio de Vegueta y que ha contado con la coproducción del Gobierno de Canarias, Cabildo de Fuerteventura y la Caja de Canarias, presenta en su conjunto una serie de retratos realizados por el artista, escasos en su número y de gran valor artístico y testimonial, ya que este solo retrataba a su círculo más cercano, reflejado estos en su forma de vida, amistades e inquietudes, como en el retrato realizado a su amigo y poeta Emeterio Gutiérrez Albelo en 1926, o el de Domingo Torres, que se exponía en 1930 en un primer grupo de retratos, y que gracias a esta exposición se exhibe por primera vez desde entonces.

Esta exposición estará presente en la Sala del Gabinete Literario hasta el próximo día 5 de febrero, representa claramente la obra retratística de Juan Ismael está íntimamente ligada a su dibujo, y no sólo como lógica consecuencia de éste sino por ambas prácticas aparecer unidas en una de las primeras obras que le conocemos, la caricatura que hizo a su amigo el poeta Emeterio Gutiérrez Albelo en 1926.

En 1930 expondrá un primer grupo de retratos, entre los que se encontraba el de Domingo López Torres que ahora se exhibe por primera vez desde entonces, y en 1932 un segundo grupo, uno de los cuales sabemos era de Agustín Espinosa, aunque ninguno de ellos ha llegado hasta nosotros.

Tras su regreso a Canarias en 1944 Juan Ismael retoma en varias ocasiones el retrato, tanto el propio como el de amigos próximos a sus inquietudes, y al comenzar la década de los cincuenta llevará a efecto un empeño admirable, como fueron los dibujos para la Antología de la poesía canaria de D. Pérez Minik y los de las hojas de poesía Alisio, que editaba Pino Ojeda, en total 53 efigies de poetas.

Los últimos dibujos fisonómicos son de 1954; no hará más retratos a partir de entonces, cerrando un género enraizado en los orígenes de su oficio.

La práctica del retrato en Juan Ismael aparece vinculada a momentos y protagonistas que nos permiten conceptuarla como íntimamente testimonial, en el sentido de que a través de ella nos ha legado un conjunto de obras que lo rodean no solo con la entidad de una rigurosa aportación a la totalidad de su trabajo pictórico, sino como una red de afectos imperecederos: Juan Ismael retratará sólo a aquellos a quienes le unió una especial amistad, lo que habla a favor de una predisposición emocional como el verdadero motor de esta práctica. Los retratos de Juan Ismael son piezas singulares en el contexto de su trabajo, signos de una voluntad purista que enriquecen su personalidad artística con un ejercicio digno y por momentos feliz del arte del retrato en Canarias.


Noticias Relacionadas
Comentarios