Revista nº 910
ISSN 1885-6039

Santiago Santana, Felo Monzón y Juan Ismael en la Cumbre.

Sábado, 05 de Mayo de 2012
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 416

El Museo de Esculturas Abraham Cárdenes de Tejeda inaugura el día 7 de mayo, a las 20:00 horas, la muestra que reúne una quincena de aguafuertes realizados por tres de los más importantes artistas canarios encuadrados en el movimiento indigenista: Santiago Santana, Felo Monzón y Juan Ismael. La exposición, impulsada por el Cabildo de Gran Canaria a través de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural, se exhibe todos los días (salvo festivos) hasta el día 28 de mayo, de 11:00 a 15:30 horas.

 

Los quince grabados que se muestran al público en Tejeda pertenecen a los fondos que custodia la Casa de Colón, museo que en la década de los setenta crea un Taller de Grabado que se erige en centro de producción y enseñanza desarrollando por entonces una importante actividad hasta la década de 1990, sirviendo como lugar de trabajo y encuentro de artistas canarios y foráneos.

 

La muestra se integra en el circuito itinerante Gran Canaria en Vivo que impulsa la institución cabildicia y que durante el presente año 2012 lleva a los municipios de la isla un total de 66 muestras de distinta naturaleza, con obras de pintura, grabado y fotografía. Con anterioridad, esta muestra pudo verse en el municipio de Telde y, tras Tejeda, será exhibida en Guía (agosto), Arucas (septiembre), Moya (noviembre) y San Mateo (diciembre).

 

La exposición recoge una de las primeras propuestas desarrolladas en el marco del citado taller. Se trata de la carpeta fechada en 1975 y titulada 15 aguafuertes de Juan Ismael, Rafael Monzón, Santiago Santana, la primera abordada por tres artistas en un proyecto común para el mencionado museo que en aquellos años desempeñaba una ingente labor cultural.

 

Tres miradas personales. Desde estas tres miradas la serie desarrolla una personal, íntima y visceral exposición de Las Afortunadas, donde el surrealismo onírico de Juan Ismael se enfrenta a la tangible realidad social del campesino visto por Felo Monzón. Junto a ellos, Santiago Santana ofrece una visión muralista de sus personajes, con unas anatomías rotundas, cuasi arquitectónicas, que llenan por completo cada ángulo de la obra.

 

El aspecto sosegado y ausente de los personajes de Santiago Santana se distancia de la dureza de los rostros de Felo Monzón. Del mismo modo, la canariedad perturbadora de Juan Ismael recorre los inquietantes derroteros de los sueños, apartándose de las tierras yermas y los personajes con mantillas de los otros dos artistas. Pero ¿no hay nada común a estos creadores? Creemos que sí. En el plano de lo tangible una serie de tótems pueblan la geografía de estas 15 estampas.

 

Diversas imágenes son rescatadas de nuestra memoria para recrear el imaginario del Archipiélago: el mar, las barcas, los cardones, la arquitectura de los riscos, la tierra, las mantillas, las palmeras o el volcán. Pero, junto a lo tangible, en este recorrido también subyace el imaginario intangible de la mirada, la identidad, el aroma del salitre y el sol, que devuelven a Canarias al espectador.

 

A lo expuesto hay que añadir un segundo elemento que los aúna: su inquebrantable voluntad por vincular sus lenguajes plásticos a las vanguardias históricas. La búsqueda de la síntesis y la formulación de nuevos modelos serán un elemento constante en la indagación de la identidad reflejada en sus obras.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios