Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Manifiesto 3: Archipiélago Cosmos.

Viernes, 10 de Septiembre de 2021
Revista Trasdemar de Literaturas Insulares
Publicado en el número 904

A través del diálogo entre culturas insulares y continentales, por medio del contacto y la mezcla de nuestras narrativas, desde las migraciones compartidas y la puesta en valor de las voces de la diversidad, el Archipiélago Cosmos se reconocerá entre los reflejos de un espejo roto por la historia dramática del mundo.

 

 

Desde la Revista Trasdemar celebramos nuestro aniversario con el lanzamiento del tercer manifiesto Archipiélago Cosmos traducido desde su aparición al portugués, inglés, francés y árabe. En esta nueva publicación “asumimos el desafío de la conectividad entre los archipiélagos de todo el mundo para confrontar la incertidumbre de la crisis climática y del colapso, aspirando a ofrecer los primeros indicios de la posibilidad de un renacimiento insular”. La ilustración del tercer manifiesto es una colaboración del poeta Vítor Teves (Ponta Delgada, Açores,1983), Licenciado en Historia del Arte por la Facultad de Letras de la Universidad de Oporto.

 

Estas son las primeras horas del mundo, escribió el autor canario Rafael Arozarena en su poema titulado “Suecia”, dentro del libro El ómnibus pintado con cerezas (1971). Nos hablaba el escritor insular, hace ya cincuenta años, de aquellos bosques con lágrimas arcaicas y cristales modernos. Desde el origen de la historia, la literatura ha constituido una de las más esenciales formas de la experiencia humana; por este motivo, ahora que nos encontramos en tiempos de pandemia y crisis global, el retorno necesario a la escritura, en sus múltiples posibilidades de expresión y de idiomas, permite crear umbrales para la esperanza en una sociedad más digna y justa. Desde la Revista Trasdemar, en nuestro primer aniversario, seguimos construyendo un espacio para el reconocimiento de la insularidad, el derecho a la libre expresión y el valor del intercambio literario, que favorece nuevas formas de ser internacionales.

 

Millones de habitantes pueblan millones de islas en el planeta, ocupando apenas el diez por ciento de la superficie terrestre. Sin embargo, todas las islas, marítimas o fluviales, de procedencia natural o artificial, han habitado en el devenir de las culturas un mismo horizonte de expectación, de vigilia, para el comienzo de nuevos registros de la mirada humana. Desde la mitología hasta las crónicas coloniales, en la novela y en la poesía, en las manifestaciones de la imaginación de todas las épocas, las islas en conjunto han logrado una dimensión singular, explorable hasta el infinito. De ahí se desprende que al Archipiélago Cosmos se llega por la vía cosmopolita de un clima universal, sin fronteras. Desde nuestra revista asumimos el desafío de la conectividad entre los archipiélagos de todo el mundo para confrontar la incertidumbre de la crisis climática y del colapso, aspirando a ofrecer los primeros indicios de la posibilidad de un renacimiento insular.

 

El inglés John Berger, cuando relata su viaje a las islas de Finlandia, en su libro Keeping a Rendezvous (1992), nos habla de la necesidad de una respuesta diferente, de la sensación de que todo es agua y desaparece y de que los “centros están perdiendo su iniciativa histórica”. Si antes, durante varios siglos, se consideró que la periferia era el lugar “donde terminaba el pasado”, ahora la experiencia de las islas, la contemplación de la marea y su eternidad, muestra la idea de que la belleza también se originó en el sufrimiento, en los cambios permanentes. En la semejanza de las islas se configura una solidaridad irrevocable para una defensa ecológica del globo. Somos un mar de alteridades abiertas. Nuestras literaturas ofrecen el mestizaje del futuro.

 

El poeta cubano Cintio Vitier, nacido en Cayo Hueso en 1921, cumple su centenario este año. En una de sus lecciones del curso impartido en La Habana entre el 9 de octubre y el 13 de diciembre de 1957, abordó el pensamiento de la filósofa María Zambrano, una andaluza universal que encontró en la experiencia de la isla un vínculo vital y anterior al de su propio nacimiento, con la magia y el secreto de las imágenes y de la poesía. A través del diálogo entre culturas insulares y continentales, por medio del contacto y la mezcla de nuestras narrativas, desde las migraciones compartidas y la puesta en valor de las voces de la diversidad, el Archipiélago Cosmos se reconocerá entre los reflejos de un espejo roto por la historia dramática del mundo.

 

Frente al caos del sistema y del poder, de la condena a la repetición de los fracasos de una civilización caduca, los archipiélagos amanecen hoy desde sus faros.

 

Trasdemar, septiembre, 2021

(https://www.trasdemar.com/home/)

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios