Revista nº 906
ISSN 1885-6039

Thomas Köner.

Jueves, 15 de Julio de 2021
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 896

Fecha de celebración del 15-jul-2021 al 17-jul-2021 Horario Jueves: 21:00 horas Viernes: 21:00 horas Sábado: 21:00 horas

 

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro que depende del área de Cultura del Cabildo que gestiona el consejero Enrique Arriaga, inaugura esta semana Sonosfera, un programa dedicado a la música nueva y experimental. Este ciclo, que ofrecerá una serie de conciertos en diversos espacios de TEA, permitirá que el centro se incorpore como un espacio resonante siguiendo la herencia de compositores como Pauline Oliveros, Alvin Lucier, Steve Reich o Éliane Radigue. Además de las distintas acciones musicales programadas en Sonosfera -ciclo cuyo título hace referencia al estrato que incorpora todos los sonidos del planeta tal y como fue definido por Pauline Oliveros: todas las células de la tierra y el cuerpo vibran- se investigarán también las conexiones existentes entre música, arte sonoro y arte contemporáneo.

 

El artista Thomas Köner, que trabaja en el campo de las artes audiovisuales, la instalación y la música, será el encargado de inaugurar Sonosfera. Hoy jueves 15 de julio y el sábado 17 de julio, a las 21:00 horas, se proyectará en la Plaza de TEA Metrópolis (1927), de Fritz Lang con el acompañamiento musical de Köner. El viernes 16 de julio, a las 21:00 horas, la película que se podrá ver en este mismo espacio y a la que Köner pondrá música en directo será Las aventuras del príncipe Achmed (1926), de la cineasta Lotte Reiniger. La presentación este filme de animación en TEA es posible gracias a la colaboración con el Stuttgart International Festival of Animated Film.

 

Las acciones de esta semana se completarán con una charla sobre música y arte entre Thomas Köner y Álvaro Rodríguez Fominaya, responsable del programa Sonosfera, que tendrá lugar el sábado día 17 de julio, a las 12:30 horas.

 

Para asistir a alguna de estas actividades, que son gratuitas pero con aforo limitado, se requiere de reserva previa enviando un correo a actividades@teatenerife.es indicando la acción a la que desea asistir, su nombre, un número de teléfono de contacto y su número de DNI.

 

Desde 1994, Thomas Köner crea música para películas mudas que interpreta en solitario o acompañado de una pequeña agrupación musical. Durante la década de 1990, Köner trabajó como técnico de sonido para un estudio de posproducción. En sus bandas sonoras y sus actuaciones en directo, combina estas estrategias con elementos de la música de cámara contemporánea y la vanguardia pop.

 

Metrópolis, que para Thomas Köner es “la película más apasionante de todos los tiempos”, destaca por “una fotografía gloriosa, una técnica increíble, emociones profundas, trucos sorprendentes, grandes interpretaciones, un simbolismo inquietante y una trama misteriosa”. Metrópolis traslada al espectador a tonalidades hiperfuturistas y Thomas Köner interpretará una banda sonora que parece llegar del futuro. La composición, extraña, perturbadora, oscura, vibrante y rítmica, arrastrará al público a una experiencia nueva y fascinante de la obra maestra de Fritz Lang.

 

El músico Thomas Köner crea, en colaboración con el Stuttgart International Festival of Animated Film, una banda sonora para la película Las aventuras del príncipe Achmed, considerada la película de animación más antigua que se conserva. El filme, apto para los públicos de todas las edades, fue realizado con una técnica de animación con siluetas inventada por la propia Reiniger y su historia está inspirada en elementos de Las mil y una noches.

 

Thomas Köner (Bochum, 1965) estudió en la Musikhochschule Dortmund y el CEM Studio Arnhem. Ha recibido, entre otros, premios como el Golden Nica Prix de Ars Electronica (Linz), Transmediale Award (Berlín) o el Premio ARCO para jóvenes artistas (Madrid). Su dominio tanto del ámbito visual como sonoro le ha llevado a recibir numerosos encargos de bandas sonoras para películas del cine mudo por parte de instituciones como el Museo del Louvre, Museo d'Orsay y Centro Georges Pompidou, e instalaciones para el ISEA Simposio de Arte Electrónico o el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile.

 

Köner continúa su relación con el arte sónico mediante la producción de obras radiofónicas para las radiotelevisiones estatales de Alemania y Francia (Deutschlandradio Kultur, WDR Studio Akustische Kunst, SWR, Radio France) y es también performer y compositor. Sus composiciones han sido publicadas en los sellos discográficos Touch y Denovali. Como productor de Porter Ricks es uno de los pioneros de Dub Techno y actualmente trabaja con Tresor Records Berlín con quienes acaba de publicar Anguilla Electrica Tresor 295.

 

El Videoclub proyecta un programa doble titulado Farocki y Pasolini: El ruido y la furia, compuesto por las películas El fuego inextinguible (Nicht löschbares Feuer, 1969), de Harum Farocki; y por Pasolini, la última entrevista televisiva (1975). Las proyecciones tendrán lugar desde mañana jueves 29 hasta el domingo día 1, en cuatro pases diarios que darán comienzo a las 12:15, a las 13:15, a las 18:00 y a las 19:00 horas.

 

Estas dos propuestas inciden sobre el valor de la imagen, elementos al servicio de la manipulación frente a los que el espectador debe estar siempre en guardia. La entrada a El Videoclub -programa de TEA que propone una reflexión sobre el sentido de la imagen y el lenguaje cinematográfico- es gratuita pero el aforo del espacio está limitado a un máximo de 21 personas, que además deberán hacer uso de mascarillas durante toda la proyección.

 

En el inicio de El fuego inextinguible, uno de los primeros filmes del videoartista y cineasta alemán Harum Farocki (1944-2014), es el propio artista sentado en una mesa quien lee la declaración ante el Tribunal de Crímenes de la Guerra de Vietnam en Estocolmo de una víctima vietnamita que sufrió los efectos del napalm sobre su cuerpo. Para ejemplificarlo, Farocki, en una suerte de performance filmada, coge un cigarrillo y lo apaga sobre su brazo, mientras se oye: "Un cigarro se quema a 400 grados. El Napalm arde a 3.000 grados".

 

Esta obra de Farocki, de 22 minutos de duración, se inicia como un enérgico alegato contra la Guerra de Vietnam y el uso del napalm contra la población vietnamita por parte de las tropas estadounidenses. Pero Farocki va más allá y señala y denuncia directamente a las empresas y plantas químicas que fabrican el napalm y armas para los conflictos bélicos. Lo hace intercalando imágenes de archivo con otras filmadas ex profeso e intertítulos a modo de proclamas, tan contundentes e intemporales como el que dice que "las pérdidas de los oprimidos son las ganancias de los opresores".

 

En su última entrevista televisiva, realizada en París el 31 de octubre de 1975 para el programa Dix de der conducido por Philippe Bouvard para Antenne 2, justo dos días antes de su muerte, Pier Paolo Pasolini -que se encontraba en plena madurez creativa y que estaba a punto de estrenar la que se convertiría en su película póstuma- no tenía reparos en abjurar de su Trilogía de la vida (formada por El Decamerón, Los Cuentos de Canterbury y Las mil y una noches) y en apostar por la que iba a ser la primera película de su Trilogía de la muerte, Saló, o los 120 días de Sodoma, afirmando rotundamente que "escandalizar es un derecho...Ser escandalizados, un placer…y el que rechaza el placer de ser escandalizado, es un moralista".

 

El polifacético artista, figura polémica e incómoda para el establishment italiano de la época, que se confesaba "militante de la izquierda independiente marxista", a la vez que miembro de "la élite burguesa", hacía en esa entrevista una declaración tristemente premonitoria cuando hablaba de "peligros inmediatos" para su nueva criatura cinematográfica "por la aparición de algún moralista que rechaza el placer de ser escandalizado". El 2 de noviembre de ese mismo año, Pasolini fue brutalmente asesinado en la playa de Ostia. Hoy, 45 años después, el asesinato del genial escritor, poeta y cineasta italiano sigue sembrado de dudas.

Comentarios