Revista nº 805
ISSN 1885-6039

CEVERIO DE VERA, Juan (1550-1600).

Viernes, 12 de Diciembre de 2014
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 552

Prosista n. en Gran Canaria y m. en Lisboa (Portugal). Bisnieto del conquistador Pedro de Vera. Entre 1567 y 1569, pasa a las Indias y en América sienta plaza de soldado. En 1590 ya se había ordenado sacerdote y renuncia a la vida aventurera que había llevado hasta ese momento.

 

Reparte sus bienes entre sus familiares más pobres y pasa a residir en la Península durante ocho años, aunque esta referencia, que él mismo da, no parece coincidir con los datos que dan otras fuentes. Viaja entonces a Roma, donde será acólito del papa Clemente VIII. Decepcionado por las intrigas de la política vaticana, decide hacer un viaje penitencial a Tierra Santa, solo y en hábito de peregrino. En España está de nuevo en 1598, año en el cual Felipe II lo presenta para una canonjía en la catedral de Canaria. De Jerusalén había traído consigo una copia del retrato que San Lucas hiciera de la Virgen que, según afirmaba, le libró de muchos peligros en su peregrinación. Pasa por los santuarios marianos del Pilar (Zaragoza), de Atocha (Madrid) y de Guadalupe (Extremadura), hasta que, en Valladolid y a punto de volver a Jerusalén, recibe lo que él tiene por una llamada divina que le encomienda llevar el retrato de la Virgen al santuario de Santa Brígida, en Lisboa. En la capital portuguesa y tras confiar al confesor el milagroso suceso, entrega allí el retrato pero, a los pocos días, aquejado de extraña enfermedad, muere y es sepultado en el cenobio de las Inglesinhas. A las circunstancias casi legendarias que rodearon la vida de Ceverio de Vera, hubo de sumarse la no menos extraña aparición, años después, de su esqueleto incorrupto que las religiosas entronizaron como reliquia en el mismo convento. Su obra más conocida es Viaje de la Tierra Santa, publicada en Roma (1596) y, sucesivamente, en Madrid (1597) y Pamplona (1598). Hay también edición de 1964, del Instituto de Estudios Canarios de La Laguna (Tenerife). En este libro cuenta exhaustivamente los pormenores de su peregrinación y traza un itinerario para peregrinos. Es también autor de un soneto en elogio a Juan Castellano y de un Diálogo contra las comedias que hoy se usan en España, publicado en Málaga (1605), aunque de esta obra no existe constancia en la actualidad.

 

 

Foto: Detalle de la portada de una de las ediciones antigua del Viaje de la Tierra Santa

 

 

Comentarios