Revista nº 843
ISSN 1885-6039

En Los Realejos cantó hasta el párroco. La Bodega de Julián.

Viernes, 02 de Junio de 2006
Alfredo Ayala
Publicado en el número 107

La Bodega de Julián grabó uno de sus clásicos programas en el municipio de Los Realejos, en la isla de Tenerife. El lugar elegido fue la Plaza de la Iglesia de Santiago. Numeroso fue el público que se congregó para ver la grabación que resultó un amplio muestreo de voces y grupos de la zona.



Pero a mí se me levantó la brisa de la emoción cuando en las largas filas de danzantes, a ritmo de tajaraste, el grupo La Guanchería, con chácaras, flauta y tambor quebró el silencio de la noche. La energía y autoridad del tambor, junto a la dulzura de la flauta, me transportó a un pasado cercano… Las puertas del templo se abrieron para situar a San Isidro Labrador. Fue un tajaraste ceremonioso, que nada tiene que ver con el brincón que se interpreta en otros puntos de la isla en momentos menos religiosos.

Tigaray, como grupo, interpretó temas tan brillantes como “Isa de la nostalgia”, “Realejos norteño”, “El zagalejo”, “Bésame morenita” , “Sueño de un emigrante”, “El fiel enamorado”, “Caminito de teror”, y finalizó su actuación con “Seguidillas al pescador”.

La música, el soporte para acompañar a los doce solistas de la zona, corrió cargo de Tigaray, prestigioso grupo del municipio que cuenta con una larga andadura en nuestro folclore.

Los solistas invitados (Carolina Méndez, Liduvina Pérez, Tania Machado, Sonia González, Mercedes Hernández, Manuel Jesús, José Gregorio, Mercedes Padrón, Javier Acevedo, Gaspar Frejel, Manolo Páez) interpretaron una tanda de folías, malagueñas y una larga cadena de isas a la que se sumó el parroco don Antonio Hernández causando una gratísima impresión.

Comentarios