Revista nº 805
ISSN 1885-6039

Libros para la Navidad

Miércoles, 29 de Diciembre de 2004
Blanca Pérez
Publicado en el número 33

Para acercarnos a esa Navidad isleña podemos abrir alguna de estas ventanas en forma de libros, revistas o periódicos, que nos muestran unas celebraciones diferentes a las que hoy en día nos envuelven...



El mes de diciembre es un mes cargado de simbolismo, es por sí solo mágico. Por un lado es el mes que cierra un ciclo anual, que para unos supondrá el primero, y para otros muchos su... enésimo ciclo. En este periodo cada uno de nosotros hemos hecho realidad algunos de nuestros sueños, pero también hemos dejado atrás algunas de nuestras esperanzas. Este final da pie al comienzo de otro periodo, de otro ciclo cargado de ilusiones y en el que depositamos todas nuestros mejores deseos.

Por otro lado, en este mes de diciembre encontramos una de las fechas con mayor simbolismo religioso. Para los cristianos, en estas fechas se celebra el nacimiento de Jesucristo, y es un acontecimiento cargado de esperanza. Esta celebración ha dado pie a multitud de iniciativas que a lo largo del tiempo se han convertido en tradiciones. Iniciativas tan variadas como variadas eran sus finalidades; detrás de esa celebración hay que buscar lógicamente, el sentido religioso del que tuvo su origen, pero también encontramos la picaresca que ha logrado enmascarar una celebración pagana con otras creencias y otros fines, y cómo no, la oportunidad se presta a invitar a uno de los comensales que mayor provecho del festín don dinero.

Centrémonos en aquellas iniciativas que buscaban expresar el sentir de un pueblo, sus esperanzas, sus temores, sus creencias, sus celebraciones..., de ahí ha nacido uno de los legados más ricos y variados que podamos tener. Ese sentir se ha reflejado en la música, en los bailes, en las vestimentas, en las comidas y en diferentes representaciones que se llevan a cabo en determinadas fechas. En pocas ocasiones todos los pueblos se ponen de acuerdo para celebrar algo a la vez, y la Navidad es una de ellas. Aunque todos celebramos lo mismo, cada uno tiene su particular manera de expresarlo y esa diferencia es un encanto añadido en estas fechas tan entrañables.

Canarias cuenta con una herencia importante, con una tradición que enriquece estas fiestas dándole un significado especial para los canarios. Conocer, descubrir, respetar, fomentar, y conservar esas pequeñas joyas, esos regalos de Navidad, es algo que nos debe enorgullecer, y seguro que lo podemos incluir como uno de los propósitos para este nuevo año.

Para acercarnos a esa Navidad isleña podemos abrir alguna de estas ventanas en forma de libros, revistas o periódicos, que nos muestran unas celebraciones diferentes a las que hoy en día nos envuelven.

Algunos de esos ventanales se abrieron hace casi cincuenta años:
De pasados tiempos. De las cenas y comidas de Navidad, de Eduardo Benítez Inglot. Falange’. Nº 24. Las Palmas de Gran Canaria. 24 de diciembre de 1955.
El teatro de Navidad en Canarias, de Francisco Navarro Artiles. Enciclopedia Canaria. Aula de cultura de Tenerife. Santa Cruz de Tenerife. 1966.
Glosa al mes de diciembre. La Navidad en la poesía y el costumbrismo de la isla. Ejemplos de romances y villancicos de antes y ahora, de Luis Álvarez Cruz,. ‘El Día’. Santa Cruz de Tenerife. 11 de diciembre de 1962.
Teguise y su rancho de Navidad, de Fernando Díaz Cutillas. Ed. Escuela de Folclore de Las Palmas de Gran Canaria. 1980.
Villancicos canarios, de Sebastián Sosa Álamo. FEDAC.1993
Postres canarios, de Pastora Martín y Francisco Osorio. CCPC. 2001
Comentarios
Jueves, 27 de Enero de 2005 a las 21:44 pm - perera

#04 Amigo del comentario anterior: no dices nada. Si por lo menos comentaras algo para la discusión... Pero ni dices tu opinión, ni dices nada... O sea: o se te fue la mano sin querer (pensando en no sé qué), o... en fin... Saludos. Esperemos que en la próxima afines más, querido.

Jueves, 27 de Enero de 2005 a las 15:39 pm -

#03 pero que mierda es esto y las ejemplos del romance

Jueves, 30 de Diciembre de 2004 a las 08:36 am - Clemente Reyes

#02 Estoy totalmente de acuerdo con Blanca. Los más jóvenes podrían sorprenderse al conocer algunas de las tradiciones canarias más añejas, que hoy se encuentran totalmente desaparecidas. La navidad, envuelta en un halo de misticismo, es una magnífica fecha para recordarlas. Permítanme el atrevimiento de sugerir otro interesante título a la relación de la autora: 'La Navidad en Gran Canaria', editada en 1982 por el Museo Canario, cuyo autor es el incansable José Miguel Alzola. Felicidades.

Miércoles, 29 de Diciembre de 2004 a las 17:39 pm - Loly Pérez. Tenerife.

#01 Felicidades,me parece un artículo para recapacitar y valorar lo que, en algunos casos, estamos perdiendo. gracias por la información.