Revista nº 681
ISSN 1885-6039
RSS Pueblos > Del pueblo se dijo...
Ver Subsección:

La Gomera. 51371

A comienzos del siglo XX se publica en Londres un libro sobre Canarias de una británica viajera interesada por la vegetación insular. En medio de algunas imprecisiones históricas, deja perlas tan interesantes sobre, por ejemplo, el lenguaje silbado, del que dice que en este momento sólo se conservaba en la zona de Chipude y que los más adelantados silbadores no utilizaban los dedos para la ejecución.

  La Gomera apenas es visitada por los turistas, pero se puede hacer una rápida visita durante la escala del vapor interinsular que presta servicio en el archipiélago. En verano, sus montañas y bosques ofrecen lugares ideales para acampar con tiendas de campaña, pue... Seguir leyendo

Miércoles, 06 de Octubre de 2010
Autor: Florence Du Cane

El Archipiélago Chinijo.

Es indefinible la emoción que un naturalista experimenta cuando por primera vez llega a un suelo no europeo. Se presta atención a tantos objetos que con dificultad uno se da cuenta de las impresiones recibidas. A cada paso se cree encontrar una especie nueva. Curiosísimas son las apreciaciones del alemán von Humboldt sobre el llamado Archipiélago Chinijo. Hemos optado por reducir sus minuciosas descripciones de plantas, pero el fragmento presentado da cuenta en general de lo que vio allí, como extranjero ávido de conocimientos en una tierra extraña.

    (...) Pasamos con el escandallo en la mano por el canal que separa el islote de Alegranza del de Montaña Clara. Examinamos este archipiélago de islotes situados al norte de Lanzarote, que tan mal figurados están, tanto en el mapa del señor Fleurieu, muy ex... Seguir leyendo

Miércoles, 11 de Noviembre de 2009
Autor: Alexander von Humboldt

Lanzarote.

Ahora que tenemos en Teguise una exposición dedicada a una de las figuras más importantes de la cultura europea de finales del XVIII y comienzos del siglo XIX, Alexander von Humboldt, les acercamos precisamente lo que el autor escribió de esta isla tras su paso por las Canarias rumbo a América.

    La Pizarro tenía órdenes de tocar en la isla de Lanzarote, una de las siete Canarias grandes, para informarse si los ingleses bloqueaban la rada de Santa Cruz de Tenerife. Desde el 15 de junio había inquietud acerca de la ruta que había de seguirse. Los pi... Seguir leyendo

Miércoles, 30 de Septiembre de 2009
Autor: Alexander von Humboldt

La Laguna.

Aunque la ciudad de los cocineros (como los ciudadanos de La Laguna son llamados por los hijos de Santa Cruz), tenía sus calles anchas y regulares, y la amplia ciudad estaba bien aireada mediante cuatro plazas, su aspecto completo era muy sugestivo. Ellos (los laguneros) llamaban, como reproche, a sus hermanos rivales chicharreros, o pescadores del chicharro (caballa, Caranx cuvieri).

Una buena mañana mi señora y yo salimos en carruaje hacia San Cristóbal de La Laguna. El camino de los coches, una buena carretera moderna, en forma de sacacorchos, comunicaba Santa Cruz con La Orotava (…). El trayecto era de 8 kilómetros de largo y se tardaba una hora y media en su recorrido.... Seguir leyendo

Jueves, 19 de Julio de 2007
Autor: Richard F. Burton
14 Comentarios

Icod de Los Vinos. 4193

El lugar es todo calma y silencio. Uno se siente aquí aun más aislado que en La Orotava; la vegetación es más lozana y las aguas más abundantes. Las palmeras, que surgen aquí por todas partes, dan a este delicioso valle un aspecto que no tiene el de La Orotava. Pero lo que resulta más exclusivo es la incomparable visión del Pico, que aquí se muestra en toda su grandeza; ya no lo oculta el contrafuerte del Tigaiga; aparece aquí todo entero, desde la cumbre hasta el pie, y domina el paisaje con su prodigiosa elevación, como una pirámide egipcia cien veces mayor.

Una etapa de seis horas a caballo, a través de unas comarcas estupendamente agrestes, me llevó hasta Icod de los Vinos. Esta localidad, que debe su nombre a los excelentes caldos que allí se cosechaban antaño, está situado al noroeste de la isla, y ocupa el centro de un fértil valle, separado ... Seguir leyendo

Domingo, 29 de Octubre de 2006
Autor: Jules Leclercq

Valle de La Orotava. 4167

El panorama desplegado ante mi vista era tan bello, tan vasto, tan inesperado, que no encontraba palabras para consignar en mi cuaderno los deliciosos sentimientos que me embargaban. ¡Ay, yo comprendo a todos los viajeros que hayan experimentado el mismo embrujo ante un sitio como éste! Se querría pintarlo con exactitud, pero nadie ha sido capaz de hacerlo. Es posible describir un rincón de Los Alpes o de Los Pirineos, pero La Orotava desafía toda descripción. Este valle parece una parcela desgajada de un mundo mejor. No se parece a nada de lo que solemos ver en otros punto de la Tierra. Se ha dicho, con razón, que se trata de algo distinto, de un paisaje no repetido por la Naturaleza.

Nada hay que avive tanto la curiosidad del viajero como la llegada de noche a un lugar desconocido, con la imaginación dispuesta para ver lo nuevo y maravilloso, y la cabeza repleta de recuerdos obtenidos en las descripciones de los que lo han precedido. La Orotava es uno de esos privilegiados luga... Seguir leyendo

Sábado, 24 de Junio de 2006
Autor: Jules Leclercq
1 Comentarios

Arrecife.

Los camellos son, sin duda, la única curiosidad de Arrecife, y mi paso por allí ha sido lo más triste que recuerdo desde que recorro el mundo, así es que lo abandoné sin pena. A los que se aburren, les aconsejo veinticuatro horas de estancia en Arrecife. Así, cada vez que sientan la tentación de aburrirse, podrán dar gracias al cielo por no estar allí.

Pasamos ante las playas rojas, Los Colorados, donde acampó Bethencourt cuando conquistó las islas en 1402. Doblamos el cabo Papagayo y, después de haber rebasado el estéril islote de Lobos, anclamos en Arrecife, único puerto de la isla.Aquí, como en Las Palmas, hay muy poco calado, y fondeamos... Seguir leyendo

Jueves, 11 de Mayo de 2006
Autor: Jules Leclercq
6 Comentarios

Las Palmas de Gran Canaria.

Me ha llamado la atención el carácter oriental de Las Palmas. Parece una ciudad árabe, más que española. El aspecto de las casas, las callejuelas irregulares y pendientes, el mismo tipo de los habitantes, todo recuerda la proximidad de Marruecos. Aquí, como entre los moros, las casas son, generalmente, de una planta, blancas como la nieve, y terminando en terrazas. La calle principal es la única de carácter europeo.

El vapor levó anclas a medianoche del 20 de agosto y, a las cinco de la madrugada, estábamos fondeados ante la Ciudad Real de Las Palmas, capital de Gran Canaria. Esta isla es una de las más importantes del archipiélago de las Afortunadas. Está a só... Seguir leyendo

Lunes, 13 de Marzo de 2006
Autor: Jules Leclercq
52 Comentarios

Garachico.

Al recorrer las desiertas y silenciosas calles de Garachico, se creería uno al día siguiente de la erupción que, en 1706, destruyó esta ciudad, antaño la más floreciente del archipiélago. Durante su época de esplendor, su puerto era frecuentado por navíos de todas las banderas, debiendo su fortuna al célebre vino de malvasía, que se cosechaba en esta parte de la isla. Garachico tuvo suntuosos palacios, muelles, iglesias, plazas públicas, y sus habitantes le dieron el nombre de Puerto Rico. La lava se llevó todo aquello en unas horas; palacios, muelles, puertos, iglesias, viñedos, todas aquellas riquezas se perdieron en los torrentes de fuego vomitados por el volcán.

  Esta mañana, me he levantado al amanecer para visitar las ruinas de Garachico, el desdichado pueblo que ha sufrido la suerte del Herculano y Pompeya. A caballo, no se tarda más que una hora en llegar allí desde Icod. Cuando se ha dejado atrás la fértil ve... Seguir leyendo

Domingo, 04 de Diciembre de 2005
Autor: Jules Leclercq
5 Comentarios

Valle de La Orotava.

Entiendo el entusiasmo de los viajeros frente a un espectáculo tan grandioso. En otros puntos de Canarias puede encontrarse una vegetación tan frondosa y tan variada, pero lo que no se encuentra en ningún sitio es un conjunto tan majestuoso.

A partir de La Matanza, la carretera comienza a descender rápidamente. Las montañas vecinas se elevan y forman un abrigo contra los vientos. Por eso se ven reaparecer las palmeras, que forman graciosos y pequeños bosques. En Santa Úrsula, los árboles frutales abundan hasta la pendiente que bord... Seguir leyendo

Viernes, 11 de Noviembre de 2005
Autor: René Verneau
3 Comentarios

XI Encuentro Internacional de Improvisadores - por el casco viejo de Corralejo (1 Parte)