Revista nº 940
ISSN 1885-6039

Gustavo Gimeno conduce a una virtuosa orquesta de Luxemburgo.

Viernes, 21 de Enero de 2022
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 923

La formación llega a Canarias con casi cien músicos y le acompaña la prestigiosa pianista italiana Beatrice Rana Los conciertos serán hoy, viernes 21, y mañana sábado 22 de enero.

 

Bajo la dirección de su titular, el maestro español Gustavo Gimeno, en la cumbre de su carrera, llega a las Islas la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo. Se trata de otro de los platos fuertes del 38 Festival de Música de Canarias, al que se incorpora esta semana con sendos conciertos en los auditorios capitalinos. La formación actuará al completo, con sus casi cien músicos, y contará también con otra estrella: Beatrice Rana, pianista italiana que no para de asombrar al mundo con su virtuosismo y sensibilidad. Tocará la ‘Rapsodia sobre un tema de Paganini’ de Rachmaninov, una de las obras más hermosas compuestas para piano. Completan el programa obras de U. Chin y C. Franck.

 

Los conciertos serán hoy, viernes 21 en el Auditorio de Tenerife, y mañana sábado 22 en el Alfredo Kraus de Gran Canaria, ambos a las 20.00 horas. Las entradas están disponibles en la web del FIMC (www.icdcultural.org/fimc) y en las plataformas habituales de venta de ambos espacios.

 

Fundada en 1933, la Orquesta Filarmónica de Luxemburgo (OPL) lleva décadas siendo uno de los motores de la actividad cultural en el centro de Europa. Actualmente la integran 98 músicos originarios de todo el mundo. Por su podio han pasado maestros como Henri Pensis, Leopold Hager, Bramwell Tovey o Emmanuel Krivine, y desde la temporada 2015-2016 es el percusionista valenciano Gustavo Gimeno quien lleva la batuta de esta formación. El resultado de su dirección no ha podido ser más brillante, convirtiéndola en una orquesta virtuosa, de primerísimo nivel, con un sonido nítido y compacto.

 

A Gimeno, discípulo del genial Claudio Abaddo, se lo rifan como director invitado. El pasado mes de octubre cautivaba a los maestros de la Filarmónica de Berlín y al público de la Philarmonie firmando un exitoso debut al frente de la legendaria orquesta alemana con un impresionante ‘Scheherazade’, de Rimski-Korsákov. Ahora, en plena gira como titular de la orquesta luxemburguesa, confiesa que venir a España “implica una presión extra pero también un orgullo”. No es ajeno a los avatares de la pandemia, pero sostiene que “la necesidad de comunicar el arte se ha abierto paso siempre. Todo esto nos ha hecho muy conscientes del valor social de la música y del privilegio de interpretarla”. Y descubre que afrontan los ensayos con una ilusión muy especial. “Antes solíamos decir, con la intención de motivarnos, que debíamos tocar como si fuera el último concierto de nuestras vidas. Ahora lo sentimos de verdad”.

 

En esta cita con el Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC), la Filarmónica de Luxemburgo interpretará un programa que abre la pieza ‘Subito con forza’ (2020), de la compositora surcoreana Unsuk Chin, un breve telón de fondo de cinco minutos escrito para el año del aniversario de Beethoven, de una fuerza y una energía imparables.

 

Beatrice Rana, una de las mejores de su generación

 

A continuación, la ‘Rapsodia sobre un tema de Paganini’, de Rachmaninov, con la presencia como solista de la joven italiana Beatrice Rana, cada vez más consolidada como una de las mejores pianistas de su generación, acreedora de varios premios y elogiada por la crítica. De padres pianistas, confiesa que para ella tocar el piano es “la cosa más natural del mundo”. Interpreta sin artificios ni aspavientos, nada de excentricidades ni de acordes para la galería: con personalidad y estilo propio.

 

Beatrice Rana alcanzó el prestigio internacional con una soberbia grabación de las ‘Variaciones Goldberg’, de Bach, a la insólita edad de 23 años. De inmediato le llovieron los premios y las invitaciones para tocar en todo el mundo: lo que allí se escuchaba revelaba la presencia de un talento verdaderamente excepcional, uno de los nombres de referencia del piano en las próximas décadas.

 

Y cierra el programa la ‘Sinfonía en re menor’ de César Franck, una partitura que esta orquesta grabó hace dos años bajo la batuta de Denis Kozhukhin en el sello Pentatone. En palabras del director valenciano, “es una composición muy original, un híbrido entre un marco alemán sinfónico muy claro, donde se escucha Beethoven o Wagner, e influencias de franceses como Saint-Saëns o Berlioz”. Gimeno destaca que, aunque en los últimos 20 o 30 años no se ha interpretado mucho, “si se toma nota de cuántos grandes directores la dirigieron a mediados del siglo XX se entiende por qué es parte del repertorio. Tiene profundidad, muchas capas y contrastes. Es, seguramente, una de sus mejores obras”.

Comentarios

Presentación del nuevo diseño de BienMeSabe.org. La Discopedia de Arucas (1ª parte)