Revista nº 916
ISSN 1885-6039

Judía.

Jueves, 11 de Noviembre de 2021
Jorge Cruz
Publicado en el número 913

Las vainas de judías se han utilizado tradicionalmente como hipoglucemiante o para rebajar la glucosa en sangre de los diabéticos; como diurética en las retenciones de líquidos, en las infecciones y molestias urinarias o disurias, y en los cálculos urinarios; y como depurativas en casos de reumatismos y exceso de ácido úrico.

 

Phaseolusvulgaris L.

NOMBRE-s VULGAR-es: Habichuela. Frijol.

FAMILIA: FABACEAE

 

Algo de la historia de la planta.

Como alimento, las judías fueron utilizadas por los primitivos habitantes de Perú según atestigua el hallazgo de semillas en tumbas incaicas; también se conoce que constituían el alimento básico, junto con el maíz, de los mayas y los aztecas de México. Hasta principios del siglo XX no se la conoció por sus virtudes medicinales.

 

Descripción.

Herbácea, trepadora de tamaño variable, desde hasta medio metro o hasta dos a tres metros según la variedad; tallos herbáceos, verdosos, algo velludos y ásperos que se enredan sobre las estacas de cultivo; hojas divididas en tres foliolos ovales que terminan en punta; flores en ramilletes que pueden ser blancas, rosas o lilas; el fruto es una vaina alargada que acaba en punta y que contiene semillas arriñonadas en su interior.

 

Origen y ecología.

Su origen probable es en Perú, desde aquí a España y resto de Europa. Introducida. Cultivada. No amenazada.

 

Localización.

En cultivos agroalimentarios más o menos extensivos y en las huertas familiares para consumo propio.


Parte utilizada.

Las vainas o frutos desprovistos de las semillas.

 

Principios activos fundamentales

. Saponinas triterpénicas.
. Flavonoides.
. Sales minerales: cromo.
. Ácidos orgánicos: silícico.
. Aminoácidos: arginina.
. Lectinas.

 

 

Propiedades e indicaciones terapéuticas:

. Derivadas de la experiencia de uso tradicional

Las vainas de judías se han utilizado tradicionalmente como hipoglucemiante o para rebajar la glucosa en sangre de los diabéticos; como diurética en las retenciones de líquidos, en las infecciones y molestias urinarias o disurias, y en los cálculos urinarios; y como depurativas en casos de reumatismos y exceso de ácido úrico.

 

. Según el contenido en principios activos o ensayos farmacológicos

La actividad diurética estaría justificada por la presencia de arginina y sales minerales. La acción antidiabética puede también estar mediada por la arginina, por el ácido silícico y por el elevado contenido en cromo.

 

. Derivadas de ensayos clínicos

. Avaladas por ESCOP o Comisión E u OMS

La Comisión E del Ministerio de Salud alemán acepta como indicación probada para las vainas de judías como coadyuvante en el tratamiento de las molestias urinarias o disurias.

 

Efectos adversos, incompatibilidades y precauciones.

El uso continuado en la alimentación avala la seguridad en la utilización medicinal de las vainas de judías. Cualquier tratamiento con plantas con efecto diurético en pacientes con insuficiencia renal o cardiaca debe ser supervisado por el médico. Cuando se toman plantas con efecto diurético debe acompañarse de una ingestión adecuada de líquidos.

 

Dosis y forma de administración.

Se realiza una decocción: 2-3 grs. de vaina de judía seca troceada, una cucharada de las de postre de  5 ml, para una taza de 150 ml; mantener hirviendo a fuego bajo durante 5 minutos, dejar reposar otros 5 a 10 minutos, filtrar y tomar tres a cinco tazas al día.

 

 

Ejemplos de utilización.

- Maceración de habichuelas o vainas frescas de judías para la diabetes: se pesan alrededor de 50 gramos de habichuelas frescas y se cortan a lo largo en tiritas, y luego se pican a lo ancho; se deja en maceración durante 12 horas en 1 litro de agua embotellada y sin gas, después la colamos y el líquido que nos queda se toma repartido en cuatro o cinco tomas al día.

 

- Decocción antidiabética de habichuelas: hervir a fuego bajo 10 grs. de vainas de habichuelas frescas en medio litro de agua; mantener al fuego hasta que el agua se reduzca a la mitad. Tomar el líquido resultante repartido en varias veces a lo largo del día, mejor después de haber comido.

 

(*) Cuando se tomen remedios de plantas medicinales para la diabetes existe riesgo serio de hipoglucemias, es preciso el control de los niveles de azúcar en sangre; y probablemente también convenga ajustar las dosis de fármacos hipoglucemiantes. La mejor recomendación es la consulta al médico.

 

 

Más de 100 Plantas Medicinales en Medicina Popular Canaria

 

 

Edita: Obra Social de La Caja de Canarias.

 

Objetivo: Armonización de la sabiduría popular transmitida por los antiguos yerberos con los conocimientos científicos más actuales para el aprovechamiento de las plantas medicinales como recurso natural de prevención y mantenimiento de la salud, y como patrimonio irrenunciable de nuestras islas.

 

Contenido: Estudios Monográficos de 134 plantas medicinales de uso popular en Canarias y 700 páginas con más de 400 fotografías a color. Historia. Descripción. Plantas endémicas. Principios activos. Propiedades terapéuticas. Formas de preparación y dosificación. Efectos secundarios o contraindicaciones, etc.

     El libro se ha publicado en versión digital en la página del autor.

 

Autor: S. Jorge Cruz Suárez.

Licenciado en Medicina y Cirugía.
Máster universitario en Medicina Naturista.
Máster universitario en Fitoterapia.
Máster universitario en Educación para la Salud.

 

Contacto: www.biodrago.com o informacion@biodrago.com

 

Visita el Facebook de Jorge Cruz

 

 
 

 

 

Más Plantas Medicinales

 

 

Comentarios