Revista nº 906
ISSN 1885-6039

‘Néstor Álamo. Isla y canción’.

Domingo, 18 de Julio de 2021
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 896

Fotografías, documentos originales y obras de arte procedentes de diferentes instituciones se adentran en la figura del que fuera el primer director de este centro museístico.

 

La Casa de Colón inauguró hoy la exposición ‘Néstor Álamo. Isla y canción’, una muestra que repasa la vida y la obra del polifacético artista que fue el ideólogo y primer director de este centro americanista, que hoy 18 de julio cumple 70 años de existencia acercando a la ciudadanía y a los cientos de miles de turistas que la visitan anualmente, la gesta del descubrimiento de un Nuevo Mundo y la historia de unión de las dos orillas del Atlántico, Canarias y América.

 

La mencionada conmemoración de las siete décadas del nacimiento de la Casa de Colón sirve de excusa para adentrarse en la figura de Néstor Álamo Hernández, que ejerció  una influencia más que notable en el desarrollo cultural de Gran Canaria y que así queda reflejada en esta exposición que puede visitarse de manera gratuita hasta el día 19 de septiembre y que fue inaugurada por el director insular de Cultura del Cabildo, Francisco Bravo de Laguna, la directora del centro museístico, Elena Acosta, y el compositor, productor y músico, además de comisario de la exposición, Manuel González. A ellos se sumaron el director del Museo Néstor, Daniel Montesdeoca, el arquitecto José Luis Gago y dos sobrinos del homenajeado, José Alberto y Néstor Álamo.

 

La directora de la institución, Elena Acosta, explicó que “la idea de esta exposición es indagar, escudriñar y dar a conocer la personalidad poliédrica de Álamo, que no solo fue compositor musical, sino también el impulsor de la Casa de Colón” y por ese motivo una de las salas está dedicada a ese proceso de creación y a los avances en las obras de este singular edificio de Vegueta.

 

Además de la apertura de esta exposición, la Casa de Colón ha elaborado un amplio programa de actos que girarán alrededor de la figura de Néstor Álamo, que incluye conciertos, conferencias y proyecciones cinematográficas.

 

Álamo, que juega el papel de factótum intelectual de Matías Vega Guerra cuando este ejerce la presidencia del Cabildo de Gran Canaria entre los años 50 y 60 del siglo pasado, le propone una intervención singular en pleno centro del barrio histórico, explica Manuel González. Un centro cultural y museístico que haga las veces de pequeño Museo de Bellas Artes y que actúe, además, como centro de irradiación cultural en esta parte del Atlántico con claro acento americanista. La excusa era obvia: el paso de Cristóbal Colón por Las Palmas de Gran Canaria.

 

La exposición ‘Néstor Álamo. Isla y canción’ aborda sus procesos creativos desde distintos prismas y con ello persigue resaltar el carácter heterodoxo del intelectual grancanario, vivificado en un pensamiento donde lo artístico se daba de la mano con lo histórico, explica González, quien ha contado con la vital colaboración del conservador de la Casa de Colón, Ramón Gil, para el montaje, además del arquitecto José Luis Gago y el director del Museo Néstor, Daniel Montesteoca.

 

Tres salas y una carreta de la Romería del Pino

 

La muestra se divide en tres salas de la Casa de Colón que ofrecen una visión heterogénea del intelectual, su época, sus publicaciones, sus orígenes y sus intereses e interconexiones estéticas, en la que el proceso de construcción de la Casa de Colón tiene una importancia central.

 

De esta forma, ‘Néstor Álamo: isla y canción’, permite recorrer y disfrutar de un variado conjunto de fotografías, documentos originales y obras de arte procedentes de los fondos del Museo Néstor, El Museo Canario, el Archivo Histórico Provincial de Las Palmas Joaquín Blanco, la Fundación para la Etnografía y el Desarrollo de la Artesanía Canaria (Fedac), y la Casa de Colón,  relacionados con la vida y obra del creador, pieza clave en la historia de este centro americanista dependiente de la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria. A ellos se suman objetos que vivifican el ambiente estético en el que se movió durante toda su vida, como pinturas, vírgenes, retratos y artículos domésticos que toman cuerpo y explican ese recorrido fundamental para entender al personaje en su concepción creativa y polifacética.

 

Además, una carreta de la popular Romería del Pino da la bienvenida a los visitantes en el patio de este emblemático edificio. Se trata de una carreta original del siglo XIX que pertenece al mayordomo de las Fiestas de Guía, que es además familiar de Néstor Álamo, y que la ha cedido a la Casa de Colón para esta celebración. El diseño, con flores, frutas y una Virgen del Pino, ha corrido a cargo de Alberto Trujillo y ha contado con la colaboración de la Fedac.

 

En la primera sala, el apartado ‘Los orígenes en Guía de Gran Canaria’ abarca los primeros años del creador, su infancia y juventud en Guía, además de su viaje a Cuba siendo aún un adolescente, antes de ir al cuartel, y que influyó en su vida.  “Todo eso construye su personalidad y posiblemente de alguna manera subraya el interés que tiene por el concepto cultural atlanticista, que se ve también mucho en sus canciones. Álamo construye su prosa, sus canciones y su mirada sobre las intervenciones arquitectónicas bajo ese concepto de atlanticidad que después Rumeu desarrolla en sus obras historiográficas y que Néstor defiende como eje central e ideológico de la fundación de la Casa de Colón”, detalla González.

 

A continuación, el imaginario de Néstor se debate entre ‘El imaginario. La provisión del espíritu’ y ‘El imaginario. La provisión de la tierra’ creando una escenografía propia de la particular interpretación que Álamo hace de la Historia de Canarias, donde lo profano y lo religioso se entremezcla llegando a componer una especie de corpus normativo de la identidad canaria. Para ello se exponen piezas originales de destacados artistas como Plácido Fleitas, Eduardo Gregorio o Jesús Arencibia, entre otros.

 

El apartado ‘Néstor y la revalorización de Gran Canaria’ se centra en el programa estético llevada a cabo a partir de los años 30 por el artista Néstor Martín-Fernández de la Torre, del que Álamo participa, basado en la recuperación y redefinición de los elementos identitarios de la cultura insular.

 

En la segunda sala, ‘Las canciones y las musas’ aborda su faceta como compositor de los grandes temas del folklore canario, como ‘Sombra del Nublo’ o ‘Ay Teror qué lindo eres’. La pasión de los libros se centra en su producción literaria, en la que destacan obras como ‘El Almirante de la Mar Océana’ (1956) o ‘Thenesoya Vidina y otras tradiciones’ (1959).

 

Por último, la tercera sala, en ‘La Casa de Colón: leyenda y realidad’ resalta su participación en la construcción de la Casa de Colón, de la que fue director-conservador hasta 1962 y podría considerarse como el mayor compendio de su aportación física al patrimonio insular. A través de fotografías, planos y documentos originales se repasan los primeros años de vida de la Casa de Colón hasta convertirse en una institución cultural de referencia en Gran Canaria.

 

Un museo atlántico

 

El 18 de julio de 1951 se inaugura así el primer espacio museístico público de Gran Canaria y en su proyección y ejecución tuvo mucho que ver su figura poliédrica en lo intelectual para la cultura de Canarias. “Autodidacta, compositor, cronista, gestor cultural y escritor, Álamo ve cumplido un acariciado sueño: la creación de un museo que, bajo el nombre del Almirante de la Mar Océana, pone su mirada en el espíritu americano inserto en el ADN de la identidad canaria desde su incorporación a la Historia Moderna”, agrega el comisario.

 

La Casa de Colón es el ejemplo más evidente del carácter ‘recreador’ de Álamo: un experimento arquitectónico que observa las ensoñaciones históricas de su autor, que ocupan también un espacio en el imaginario de la sociedad grancanaria de la época y contaminan positivamente una mirada conservacionista sobre el entorno urbano en el que se asienta, detalla González.

 

Manuel González es una de las personas que más ha investigado a fondo la vida de Álamo debido al montaje del musical ‘Querido Néstor’, que comenzó en 1996. “Me introduje osadamente en el conocimiento de la biografía de la persona y en su personalidad al tener que hacer el guión, aunque era un guión que pretendía tener una proyección artística a propósito del musical, inevitablemente, para no caer en equivocaciones, para conocer el perfil de pensamiento creativo y la personalidad que es muy concluyente en Álamo, me tuve que empapar de alguna manera de su vida y obra”, explica.

 

A partir de entonces, ayudado por la familia del artista, especialmente por su sobrino Néstor Álamo, fue almacenando y acopiando material que aún guarda celosamente en carpetas. Material que también ha utilizado para el concierto que realizó con la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria con una recreación de sus canciones cuando se cumplieron los 100 años del nacimiento. También, le ha permitido escribir un libro que acompañó la publicación de ese concierto, que se grabó en directo.

 

Y en ese libro, hace un estudio de la influencia de Néstor en la creación de la canción popular de Canarias. “Cuando yo observo con lupa al personaje estoy volviendo al origen de lo que produce mi compromiso profesional en mi vida, hacer canción de autor desde Canarias, y volver al origen de cómo empezaron a grabarse discos con canciones de autores y artistas canarios. Esa mirada histórica da sentido a lo que me he dedicado en mi vida y hay un compromiso personal a propósito de lo que soy yo y a lo que me dedico”, resume.

 

Sobre Álamo, considera que fue un superviviente. “Me sorprende esa capacidad de supervivencia y como acciona en su vida una serie de actividades y de actitudes que, en un momento determinado, lo colocan en un campo de actuación en el que procura ofrecer a su isla y a Canarias una propuesta creativa que está directamente implicada con lo que fue su magisterio con el pintor Néstor Martín y también con una capacidad de supervivencia y una cierta picaresca, bien entendida, en la forma en la que él se mueve en el mundo”, detalla.

 

“Era un hombre con un carácter muy fuerte, con cierta independencia de criterio personal y con una parte de su vida, que todavía no se ha biografiado, que tiene que ver con su condición homosexual en un momento histórico en el que la situación era muy difícil. Mantenerse y vivir en ella en un momento político también bastante complejo, en el ámbito de la moral, todo esto hace que para mí sea un personaje hasta cierto punto novelesco”, agrega el comisario de la exposición.

 

“Su forma de historiografiar y de entender la sociedad canaria en la que él vive, con la que él comparte espacios, relacionándose con las altas esferas, pero no siendo de esa clase social, implica una cierta vocación de penetrar en esa sociedad siendo de alguna manera un bastardo. Por eso me atrae el personaje y todo esto no me atraería si detrás no hubiera también una obra literaria, un poco denostada desde el punto de vista de la crítica literaria canaria, que a mi modesto entender no lo ha colocado en su lugar. Descubrirlo es descubrir una prosa muy ingeniosa porque era un hombre muy leído, muy culto, y sin ese talento natural que está en sus canciones y en la Casa de Colón, a mí no me atraería el personaje. Esa suma es lo que me atrae de él”, afirma.

 

Programa de actos

 

Además de la apertura de esta exposición, la Casa de Colón ha elaborado un nutrido programa de actos que honran la figura de Néstor Álamo y que arrancó el pasado mes con el estreno del espectáculo ‘Néstor Álamo: Isla y canción’, en la Plaza de Santa Ana. El día 16 de julio, a las 19:30 horas, el centro americanista acoge el concierto ‘Un patio para Néstor’ con José Félix en la voz y Daniel Morales y Gabriel Hernández en guitarras y otras cuerdas.

 

También ha organizado el ciclo de conferencias ‘Gran Canaria años 50. Néstor Álamo. Isla y canción’ para indagar y esclarecer el contexto histórico y artístico de Gran Canaria en los años 50. La inauguración es el día 20 de julio a las 18:00 horas y seguidamente el catedrático de Historia Contemporánea de la ULPGC, José Miguel Pérez García, imparte la conferencia ‘Gran Canaria años 50’, mientras que a las 19:30 horas, el compositor y productor Manuel González ofrece la charla ‘Néstor Álamo: una poética de la canción canaria’.

 

Este ciclo continúa el día 21, a las 11:00 horas, con el director del Museo Néstor, Daniel Montesdeoca, que imparte ‘Néstor: escenografías para una identidad’; mientras que a las 12:00 horas el es turno del arquitecto y profesor de la ULPGC, José Luis Gago, con la charla ‘El imaginario de Álamo en la Casa de Colón’. Por último, a las 18:30 horas, tendrá lugar la proyección del documental 'Querido Néstor', dirigido por Pedro Siemens, y a las 19:30 horas se celebra una mesa redonda.

 

El programa de actos se cierra el día 23 de julio, a las 19:00 horas, con la celebración del monólogo ‘Si las paredes hablasen. Noche con Néstor Álamo’, a cargo de Fernando Becerra. 

Comentarios