Revista nº 917
ISSN 1885-6039

Entrevista a David Rodríguez.

Viernes, 22 de Enero de 2021
Moisés Aday Rodríguez Gutiérrez
Publicado en el número 871

Tenemos que escuchar lo antiguo para saber lo que hacemos bien o mal.

 

 

David Rodríguez (Fuerteventura) es Licenciado en Psicopedagogía y Diplomado en Educación Musical. Ha estudiado, entre otros maestros, con Blas Sánchez, Orlando García, Juan Carlos Pérez Brito, Gabriel Bello, Juan Francisco Ortiz, Andrea Dieci, Domingo el Colorao, entre otros. Es miembro de la parranda El Mejunje y la parranda Los Mantequillas, además de compaginar su acción como timplista, con la que desarrolla una importante labor de difusión de nuestro folclore.

 

P. ¿Cómo te llamas?

R. David Rodríguez Santana.

 

P. ¿Cómo empezó tu vinculación con el mundo de la música o baile?

R. A la edad de 7 años, junto con mis hermanos aprendí de la mano de mi padre Juan Rodríguez López, y de mis abuelos. Aunque mis tíos también fueron espejos donde pude aprender.

 

P. ¿Un referente en el mundo del folclore?

R. Referentes hay muchos que me han marcado, suelo escuchar de todo un poco, sobre todo me encanta la música flamenca de Paco de Lucía, el jazz, la música sudamericana, y mucho autor sudamericano de guitarra clásica como Villa-Lobos, Celso Machado, Jorge Cardoso, Leo Brouwer, etc. Y dentro del folclore he tenido la suerte de aprender de muchos timplistas como Casimiro Camacho, Juan Peña, El Colorao... También, por otro lado, por haber escuchado a grandes parranderos como Manuel Ferrera, Manuel Navarro y sobre todo a Ramón Martín, la voz que más me gustaba escuchar. He aprendido también de Juan Ruiz, que en paz descanse, un violinista de La Vega que me marcó bastante.

 

P. ¿En qué grupo estás o has estado?

R. En unos cuantos, pero actualmente soy miembro de la parranda El Mejunje, fundada en el 2007, y de la parranda Los Mantequillas, el más joven del grupo ya que soy hijo de uno de los fundadores, hace más de 60 años en Fuerteventura, precisamente de Jandía.

 

P. ¿Qué funciones desempeñas en los grupos que estás?

R. En la parranda El Mejunje soy el presidente, aunque allí nos gobernamos todos por igual, ya que somos como una familia. Y con Los Mantequillas, como no tenemos gobierno, hacemos toda clase de funciones. Lo importante y nuestra filosofía es pasar el ratitos tocando lo que más nos gusta. Sobre todo estar acompañando de mi padre, mis tíos y el resto de los compañeros el máximo tiempo posible, ya que son gente mayor y el legado que me queda son ellos, que debemos de cuidar y proteger.

 

P. ¿Cuál es tu grupo preferido de folclore, música popular, etc.?

R. Preferencia en grupos son tantos que no me gustaría dejar ninguno fuera de la lista, y en cada momento de mi vida han ido apareciendo algunos que me ha definido. Pero si tuviera que nombrar a algunos nombraría a Acatife, Los Cochineros, Los Viejos de La Palma, Parranda de Teseguite, Los Toledos, Tetir, Tabajoste, Los Campesinos, Ajey, Guanapay, AF Tao, etc.

 

P. ¿Tradición o innovación?

R. Desde muy pequeño, al estar vinculado al folclore, siempre he estado rodeado de parranderos, y sobre todo en Fuerteventura hay mucha tradición. De ahí mi respeto hacia ella, dejando claro que cada uno en su lugar; pero también me gusta evolucionar como músico. Hago las dos cosas. Suelo hacer muchas creaciones propias como las que grabé en mi primer disco, Raíces de la Maxorata, escribiéndolas también, y adaptaciones de aquellas canciones que más me gustan. La verdad es que intento aprender de todo un poco para tener siempre recursos para poder defenderme. Suelo hacer música sudamericana, bosa, rock, joropos, jazz vals, son..., aunque también intento tener mi propia personalidad impregnándome de todo lo que escucho y crear mi propios temas.

 

P. ¿Estilo o estilismo?

R. Yo diría jeito, aunque viene a decir casi lo mismo. Es importante aprender la raíz pero siempre respetando los repertorio de cada lugar. Tenemos que escuchar lo antiguo para saber lo que hacemos bien o mal. Como decía un tío mío, Oreja, escuchar y aprender todo lo posible para que luego puedas innovar. Pero sí es verdad que los jeitos hay que cuidarlos y respetarlos, para que cada isla siga manteniendo esas diferencias.

 

P. ¿5 canciones o bailes tradicionales que te identifican?

R. En mi repertorio no puede faltar una isa rajiada, como la llama mi gente, es decir, una isa majorera. Una folía, ya que es uno de los cantos por excelencias. La malagueñita de los novios o de tres tiempos. Seguidillas majoreras o conejeras y no puede faltar una polka romancera. Sobre todo no puede faltar el sonido de un violín y un timple.

 

P. ¿5 discos de folclore que no te cansas de escuchar?

R. Aunque tengo muchos, como dije antes, es difícil dejar fuera de la lista a tantos discos que escuchas a menudo. Folclore de Fuerteventura, Acatife: El Diablo de Timanfaya, Aulaga de El Colorao, Atlántida de Sabandeños y Los Cochineros.

 

P. ¿Qué actuación o actuaciones han sido las que te han calado en tu corazón en tu trayectoria musical?

R. He tenido la suerte de empezar desde muy pequeño a subirme a los escenarios teniendo muchas vivencias y la suerte de poder viajar a diferentes lugares; pero sinceramente me quedo con las actuaciones que he tenido y suelo tener en Lanzarote. Es una isla que me da mucha fuerza. Creo que también por el afecto que me han brindado, y por la raíces maternas que allí tengo. Y por otro lado, cara al exterior, me quedo con una actuación en Murcia, donde pude comprobar el origen de nuestro folclore. Fue algo motivador, algo mágico.

 

P. ¿Cómo definirías el ambiente que se vive dentro de tu grupo?

R. Terapéutico y beneficioso a nivel personal, somos una familia que compartimos muchas cosas en común. Hemos crecido desde hace tiempo juntos y eso ha hecho que seamos más fuertes personalmente. Siempre estamos alegres y contentos, y eso es fundamental para cualquier grupo. También la sabiduría que me transmiten, que es algo que no se encuentran en los libros.

 

P.¿Cuál es tu entretenimiento en este estado de alarma?

R. Tocar tocar y tocar. La verdad es que estoy adelantando mucho trabajo que tenía en la recámara, sobre todo partituras y canciones propias. Cuando termine este confinamiento ya les mostraré algún tema, eso espero. Por otro lado, con El Mejunje también estamos adelantado trabajo discográfico, preparándolo desde casa, para después del confinamiento alegrarles los corazones con nuestra música.

 

P. ¿Qué has echado de menos en este confinamiento?

R. Muchas cosas, soy una persona que no me estoy quieto, necesito moverme. He añorado mucho la playa, ya que me purifica; también el ayudar a mi padre o a mi familia en general, el trabajar con mis alumnos; y sobre todo los concierto que tenía preparados, que es lo que me da vida.

 

P. ¿Qué será lo primero que harás cuando termine esta situación?

R. Una parranda con los amigos no estaría mal, en Cofete o en la punta de Jandía con mi padre. No sé, la verdad que muchas cosas.

 

P. ¿Un secreto ahora que nadie no está leyendo?.

R. Cada vez que aprendo algo o crees que más sabes sobre el timple, más percibes o te das cuenta que no sabes nada.

 

P. ¿Algo que nos quieras contar?

R. Agradecido por todo, soy una persona muy afortunada. Me gustaría seguir conociendo y aprender cada día más, porque nunca se deja de aprender. Espero que todos y todas estén bien, que seguro que dentro de poco salimos de este confinamiento. Canarias es muy resistente, somos un pueblo fuerte. Tenemos que ser positivos, que en nada caminaremos juntos de nuevo siendo más enérgicos para conseguir todo lo que nos propongamos. Y sobre todo darte las gracias, Moisés, por esta entrevista.

 

Gracias por compartir tus inquietudes.

 

 

Comentarios