Revista nº 855
ISSN 1885-6039

III Festival Hispanoamericano de Escritores.

Sábado, 12 de Septiembre de 2020
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 852

Dicho festival tendrá lugar entre los días 14 al 19 de septiembre.

 

Novelas, libros de cuentos y libros de poemas: en la programación del III Festival Hispanoamericano de Escritores (14 al 19 de septiembre en Los Llanos de Aridane, isla de La Palma), encontrarán escritores y escritoras que se encuentran promocionando libros de los principales géneros literarios. El mexicano David Toscana acaba de publicar su novela La ciudad que el diablo se llevó (Candaya), en la que hace de la imaginación un proceso de supervivencia en un país devastado, un tema bien propicio para David Toscana, “un narrador emblemático de nuestro tiempo”, en palabras de Élmer Mendoza. 

 

La argentina Valeria Correa Fiz, sin embargo, publica su nuevo libro de poemas y además en editorial bien identificada con Canarias y con el Festival Hispanoamericano de Escritores, ediciones La Palma, fundada por Elsa López en 1989. Su libro se titula Museo de pérdidas  y sale en la colección La Palma de poesía, que los últimos años ha dirigido Nicolás Melini: “Lleno de manos me habla tu silencio./ Y lo que dice/ tu piel en la mía/ es tan ingrávido como el miedo”. El venezolano Juan Carlos Méndez Guédez también tiene libro en ediciones La Palma, la exquisita novela corta Arena negra, publicada ya con anterioridad en España y también en Venezuela —“Un libro extraordinario”, dijo de él José Manuel Fajardo—, pero también se encuentra en promoción de su último libro de cuentos, La diosa de agua, publicado por su editorial habitual para la narrativa breve, Páginas de Espuma. La diosa de agua es un libro fabuloso que aborda un tema prácticamente inédito, la venezolana deidad seudo pagana María Lionza, en la que se recoge un singular mestizaje plagado de reverberaciones religiosas, culturales, históricas. Por su parte, la canaria Andrea Abreu debuta con una novela corta, Panza de burro, que está siendo la auténtica sensación de la temporada y amenaza con convertir a su autora, todavía en los veinte, en una verdadera promesa de las letras en español: su novela narra con acento canario y mordacidad talentosa la historia de una niña y su despertar —de la inocencia— en Tenerife, y no solo está cosechando elogiosas críticas y el respeto de los lectores más exigentes, también ha obtenido la promesa de traducción al francés. Manuel Sollo, de RNE, ha dicho de esta novela que es su personal hallazgo de este verano. 

 

El argentino Marcelo Luján, autor bien recordado por los buenos lectores por sus dos magníficas novelas, Moravia y Subsuelo, se encuentra en promoción de un libro de cuentos, La claridad, editado por Juan Casamayor en Páginas de Espuma tras su obtención del prestigioso Premio Ribera del Duero de libros de cuentos. Luján, seguidor de la premisa cortazariana que reza que los cuentos han de ganar los combates por KO, ha escrito un libro que no deja lector en pie. Según Fernando Aramburu —presidente del jurado que le otorgó el premio— sus cinco cuentos, “de una factura impecable”, contienen “historias que dentro de la literatura resultan placenteras, intensas, fascinantes, mientras que trasladadas a nuestra vida serían para echarse a correr”. Las gallegas Yolanda Castaño y Blanca Riestra, por su parte, publican en sus géneros habituales: Castaño una recopilación de su poesía y Riestra su última novela, tras obtener el Premio Ateneo de Sevilla. Publicada por Algaida próximamente, con el título de Últimas noches del edificio San Francisco, Riestra narra una historia del Tánger de 1957: William Burroughs, los Bowls, Barbara Hutton, Francis Bacon, Carmen Aribau, son algunos de sus personajes. En cuanto a la recopilación de la poesía de Yolanda Castaño, que publica la editorial catalana Milenio con prólogo de Adam Zagajewski y el título Un cobertizo lleno de significados sospechosos, es la primera bilingüe gallego-español de esta poeta que escribe originalmente en gallego y ha llevado su lengua a recitales por todo el mundo. 

 

Y aún otras tres autoras presentes en el III Festival Hispanoamericano de Escritores se encuentran en promoción de sus nuevos libros. La sevillana Lara Moreno ha publicado en Destino su libro en primera persona sobre el problema de la vivienda en España, Deshabitar: "Durante mucho tiempo entendí el hecho de vivir de alquiler como una elección, me creía a salvo del monstruo de la vivienda, la precariedad era parte del trato, iba en el lote”. La ecuatoriana Mónica Ojeda, bien recordada por los buenos lectores por sus novelas Nefando y Mandíbula, publica también en Candaya su libro de poemas Historia de la leche, y la asturiana Olvido García Valdés, una de las voces más prestigiosas de la poesía en español, en Tusquets, su nuevo libro de poemas, Confía en la gracia. “Goteaban leche sobre la cuna de la vergüenza”, escribe Mónica Ojeda. “Hoy he hablado con alguien por quien sentí afecto,/ le encontré satisfecho y próspero; /su enemigo murió. La muerte / siempre es de frío”, escribe Olvido García Valdés.

Comentarios