Revista nº 863
ISSN 1885-6039

Yacimiento arqueológico de La Montañeta.

Domingo, 22 de Noviembre de 2020
Guía de Patrimonio Natural y Cultural (Ayto. de Moya)
Publicado en el número 862

Se trata de un conjunto de cuevas naturales y artificiales de diferente tipología y funcionalidad (graneros, almogarén, viviendas, tagoror y cuevas funerarias) que conforman el poblado prehistórico de mayor entidad del municipio de Moya (Gran Canaria).

 

 

El patrimonio arqueológico canario está integrado por los bienes inmuebles y muebles de carácter histórico susceptibles de ser estudiados con metodología arqueológica, hayan sido o no extraídos y tanto si se encuentran en la superficie como en el subsuelo o en el mar territorial (Artículo 60 de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias).

 

El mundo prehispánico es sin duda uno de los principales atractivos culturales del municipio, no tanto por la variedad y cantidad de vestigios, sino por la calidad de los mismos. En la época prehispánica, Moya fue un espacio donde los aborígenes tuvieron una presencia limitada por las condiciones climáticas -temperatura media anual baja y altas precipitaciones-, la orografía y la escasa rentabilidad en la explotación del medio circundante. Los núcleos de hábitat se ubicaron en la costa, básicamente conformados por cuevas naturales y artificiales. El bosque termòfilo, el cual ocupaba un alto porcentaje de la superficie del término, fue el área de extracción de determinadas maderas, usadas por los habitantes del lugar y de todo el norte insular, hierbas medicinales o comestibles y frutos silvestres. Este espacio también fue el lugar de tránsito para el ganado de todo el noroeste en sus continuos trayectos entre la cumbre y la costa en busca de los pastos de temporada.

 

La población del término era súbdita del guanarteme de Gáldar, siendo un lugar periférico -si se compara con áreas como Agaete o Artenara- en su aportación económica y social dentro del conjunto del guanartemato. El papel desarrollado por la población de Moya estuvo mediatizado por la baja densidad demográfica, la escasa explotación de los recursos ante las reducidas medias de consumo y los escasos lugares de hábitat.

 

 

La Montañeta. Yacimiento declarado Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias con el decreto 14/2009.

 

¿Cómo llegar al yacimiento? En las proximidades de la cabecera del Barranco del Pagador a 433 m.s.m. se localiza el conjunto arqueológico de La Montañeta, muy próximo a la actual Villa de Moya. El acceso desde el casco municipal es bastante sencillo, ya que existe una vía rodada, la GC-752 carretera de Cabo Verde, que nos lleva directamente al barrio de Trujillo. Aquí nos encontramos con el Acueducto de Trujillo y seguidamente al cruce de El Palo, donde podemos tomar la desviación hacia la izquierda adentrándonos en una pista de asfalto, que tras recorrer algunos metros nos sitúa a la entrada del yacimiento (se trata de un acceso entre adoquines rojos que atraviesan las casas del lugar. El coche lo podemos dejar en una explanada de tierra que se encuentra al lado de una palmera).

 

Descripción. El yacimiento de La Montañeta ocupa fundamentalmente la cara sur de la montaña del mismo nombre. Se trata de un conjunto de cuevas naturales y artificiales de diferente tipología y funcionalidad (graneros, almogarén, viviendas, tagoror y cuevas funerarias) que conforman, sin duda, el poblado prehistórico de mayor entidad del municipio de Moya.

 

Aparte de la gran cantidad de restos inmuebles de este yacimiento, se han recuperado diversos restos arqueológicos, principalmente cerámicas de decoración y tipologías variadas, industrias líticas talladas y pulimentadas, restos de madera y piel, ídolos, malacofauna y fauna terrestre.

 

El mismo viene siendo estudiado desde los años 40, época en la que Sebastián Jiménez Sánchez realiza intervenciones arqueológicas en la zona dividiendo este complejo arqueológico en cinco grupos:

- Grupo 1: conjunto de cuevas artificiales que se encuentran junto al camino de acceso al poblado y que han sido utilizadas en épocas recientes para la estabulación de ganado como piconeras.

- Grupo 2: conjunto de varias cuevas entre las que destaca la Cueva 2, considerada como un granero. Se trata de un recinto de grandes dimensiones con dos alturas y al que se accede por unas escaleras talladas en la roca. En el interior se encuentran varios silos excavados tanto en las paredes como en el suelo, así como huecos en las paredes de dimensiones más reducidas que los silos. La cueva del nivel inferior fue denominada por Jiménez Sánchez como la cueva del Guardián y en la misma se encontraron restos de molinos de mano.

- Grupo 3: dentro de este conjunto destaca la Cueva 1, que presenta dos alturas comunicadas por una gatera y por una oquedad semicircular excavada en el suelo. Lo más destacado de este recinto es la existencia de cazoletas y canales excavados, así como la presencia de tres asientos labrados en la roca y de varios silos.

- Grupo 4: este grupo está compuesto por tres cuevas que se encuentran en un mismo nivel. Dos de ellas están comunicadas por el interior y en las mismas existen silos excavados y muros de piedra seca.

- Grupo 5: dentro de este grupo se encuentra la denominada Cueva Santuario, que es quizás la más importante del complejo. En su interior aparecen alrededor de 18 cazoletas comunicadas por canales y que han sido interpretadas como estructuras para la realización de ritos o cultos relacionados con el derramamiento de líquidos.

 

Cerca de este recinto se encuentra el Tagoror, cueva de difícil acceso y en la que se cita la existencia de un asiento labrado en la roca.

 

 

Recuperando el yacimiento. El yacimiento arqueológico de La Montañeta fue declarado BIC (Bien de Interés Cultural), una de las más altas categorías que contempla la ley 4/1999 de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias. Actualmente hay un proyecto para acondicionar dicho conjunto, con el objetivo de mejorar el acceso a todas las cuevas, que contempla además la construcción de un centro de interpretación. Las primeras obras de este proyecto, trazado, mejora y acondicionamiento del camino que recorre todo el yacimiento, se han iniciado recientemente [el Centro de Interpretación nunca se hizo].

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios