Revista nº 864
ISSN 1885-6039

Ataque e intento de conquista de Francis Drake.

Viernes, 13 de Noviembre de 2020
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 861

Mañana día 14 de noviembre se representarán las dos funciones.

 

La Casa de Colón organiza mañana día 14 de noviembre, la recreación teatral en verso del ataque e intento de conquista de Francis Drake a Las Palmas de Gran Canaria acaecido en 1595. La citada representación, destinada a todos los públicos con la que se celebra el 425 aniversario del mencionado acontecimiento histórico, tendrá lugar en la conocida como Plazoleta de los Álamos, en Vegueta, en forma de dos funciones, previstas a las 19:00 y a las 21:00 horas, a las que podrán asistir 90 personas por función. Las entradas están agotadas.

 

Esta representación de teatro de carácter amateur titulada ‘la batalla de Las Palmas. Carta al rey’, es un proyecto de la Casa de Colón que cuenta con texto y dirección del historiador, museólogo y gestor cultural grancanario Fernando Becerra, a la que se suma la colaboración de Adrián Santana. En esta iniciativa también participa El Ómnibus: Teatro del Pueblo, la Asociación para la Divulgación de la Historia de Canarias (ADHICA) de Santa Brígida y la asociación Custodios Atlantis. El público vivirá un viaje en el tiempo retrocediendo 425 años para presenciar uno de los sucesos que marcarían la historia y la vida de aquella primigenia ciudad para la posteridad, “recogiendo la palpitación de los vecinos de Las Palmas, antes, durante y después del cruento suceso”. Desde febrero de este año se viene articulando este proyecto que ha contado con las dificultades que ha ido provocando la pandemia hasta ahora.

 

“No se trata de una representación histórica”, explica Fernando Becerra, quien adelanta que, en la iniciativa que durará una hora aproximadamente, participan una treintena de personas de diferentes edades, anónimos ciudadanos y ciudadanas que vestirán reproducciones de trajes del siglo XVI, en un espectáculo que contempla música y bailes de la época. “Hemos apostado por un proyecto de participación ciudadana y que pusiera en valor la conservación del patrimonio intangible”, señala, “que se inscribe en el proyecto Teatro del Rescate. Los ciudadanos son portavoces de la historia de la ciudad y de la isla”, añade. “El texto es un canto a la esperanza y demuestra que podemos plantear los problemas desde el temor y el miedo o desde el arrojo, como hicieron nuestros conciudadanos en 1595”.

 

En realidad, la obra original relata, desde las vivencias de sus habitantes, el momento en que la numerosa flota británica integrada por 27 barcos y unos tres mil hombres, al mando de Francis Drake, decidió atacar la ciudad un 6 de octubre de finales de siglo XVI. Una defensa heroica de sus ciudadanos organizados por el gobernador militar de la isla, Alonso de Alvarado, su lugarteniente civil Antonio de Pamochamoso y las milicias conformadas por soldados y el pueblo llano, salvó entonces del desastre a la capital. En octubre de 1595, las gentes de Las Palmas se reúnen para escribir una carta al rey Felipe II, contándole los avatares del hecho heroico en el que participó toda la población.

 

La gesta, que recogió hasta Lope de Vega en su ‘Dragontea’ como hiciera Cairasco de Figueroa en el ‘Templo Militante’, inspira esta representación que dirige Becerra, autor también de la pieza, a partir de textos de Viera y Clavijo, Néstor Álamo y Manuel Lobo.

 

Drake, que murió un año después de su fallida incursión a Gran Canaria, consiguió su fama como militar saqueando los puertos españoles en el Caribe cuando Inglaterra y el Imperio español ni siquiera estaban oficialmente en guerra. La batalla que se libró en Las Palmas estuvo motivada por la falta de víveres y agua potable que su flota padeció en su travesía hacia América.

 

Tras el avistamiento de las velas inglesas, las autoridades españolas de la isla de Gran Canaria, con el gobernador Alonso de Alvarado a la cabeza, apenas pudieron reunir a 1500 hombres para la defensa, la mayor parte de ellos civiles sin experiencia en combate ni instrucción militar. En la playa se dispusieron seis pequeñas piezas de artillería, y el Castillo de La Luz y el torreón de Santa Ana se aprestaron a la batalla. Quince de los buques ingleses comenzaron a batir el castillo, concentrándose los restantes en el de Santa Ana, mientras que 47 barcazas con medio millar de soldados a bordo se encaminaron hacia la playa, donde fueron recibidos con un nutrido fuego de mosquetería. Tras hora y media de combates, los ingleses se retiraron habiendo perdido unos cuarenta hombres y cuatro barcazas, y habiendo sufrido los buques que atacaron fuertes daños de diversa consideración.

 

Fernando Becerra, el director de este montaje, ha desarrollado su trabajo en escuelas y compañías de teatro y doblaje como la Cuarta Pared, la Escuela de Actores de Canarias o la Escuela Luisa Ezquerra, entre otras.

Comentarios

VIII Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo (Plaza Patricio Calero, 1ª Parte)