Revista nº 854
ISSN 1885-6039

Falleció Lilí Ascanio.

Martes, 26 de Mayo de 2020
Moisés Aday Rodríguez Gutiérrez
Publicado en el número 837

En la jornada de ayer lunes 25 de mayo se ha conocido el fallecimiento de uno de los iconos más importantes de la historia del pasado siglo XX del folclor gomero y de Canarias al completo.

 
 
 
Ella fue una mujer que caló hondo en la sociedad de antaño, sobre todo en una época que la oferta de ocio y cultural era casi inexistente. Sus aportaciones y legado llega hasta nuestros días, siendo una de las fuentes más limpias que se puede consultar para conocer la historia del folclore gomero, al menos desde los años 50 del pasado siglo XX.

 

En el año 2015 realicé una de las entrevistas más importantes y emotivas que he hecho en mi vida. Presto y dispuesto me dirigí hasta Hermigua para realizar la entrevista, un documento que quizás adquiera el valor que realmente tiene de hoy en adelante. Ella se mostró muy cercana y cariñosa, además de gentil y con un discurso claro y preciso: recordaba con gran nostalgia los veranos de su niñez y adolescencia en la Villa en casas de sus tías, se emocionaba al nombrar a D. Jesús Trujillo que le pronuncio la famosa frase “Vete a beber agua a la fuente limpia”, a la “fuente” de los “romanciaores” que habían “bebido” del Baile del Tambor desde niños. No borraba de su privilegiada mente a Darío Clemente, Ángel Cruz y a “La Vieja Estrecha”. Enorgullecida recordaba a uno de los mejores grupos de la historia del folclore en Canarias, su grupo, Coros y Danzas de Hermigua y Agulo.

 
 
 
 
 
Sin lugar a dudas, gracias a ella el folclore de La Gomera pudo adquirir mucha personalidad, a su autoría se debe lo que se conoce como “cambio de mudanza”, que aglutina bailes de diferentes puntos de la isla de La Gomera, ella también tuvo mucho que ver en  la creación de la ropa típica. En los años cincuenta, Lilí con la ayuda de don José Bencomo y de don Inocencio Rodríguez Guanche, trabajaron para diseñar un traje folclórico que fuera identificativo de la isla de La Gomera. El pintor Reyes Darias diseñó la falda de la mujer. Este proyecto también contó con la ayuda de la historiadora local doña Rosa Chinea. Se dice que antiguamente cuando la mujer trabajaba en el campo utilizaba las enaguas azules, de ahí las faldas de ese color en la vestimenta femenina. Las flores en el traje se pusieron en honor a la flor de la siempreviva, planta muy frecuente en la isla. Tanto el traje de mujer como el de hombre son una mezcla entre el vestido de faena y el vestido de fiesta.  Me contó Ernestina Arteaga, en una de las entreviste que le realicé, que esta vestimenta adquirió un premio a nivel nacional, ya que estaba entre “lo elegante y lo campesino”. Además, su grupo ganó numerosos premios en su exitosa singladura. Como muestra en 1963, Coros y Danzas consiguió el Segundo Premio Nacional de Folclore en la modalidad de “Danza Antigua”.

 

Lilí Ascanio  tuvo muchos reconocimientos en vida y premios como: el Premio Insular de Turismo en su primera edición por parte del Cabildo Insular de La Gomera, quien la reconoce como una auténtica embajadora de las tradiciones de la Isla Colombina desde hacía medio siglo y como una de las raíces vivas y más honda de nuestro folklore. El 9 de julio de 2003 El Orfeón La Paz, de La Laguna, le rindió también un merecido homenaje, recibiendo Lilí Ascanio el premio a la Mujer Canaria, En septiembre de 2004, con motivo de las fiestas de Las Mercedes, patrona del municipio vecino de Agulo, Lilí Ascanio recibe por parte del ayuntamiento de esa localidad. El 26 de noviembre de 2011, el Ayuntamiento de Hermigua nombra a Lilí Ascanio Ascanio Hija Predilecta del Municipio es un símbolo de gratitud al arduo y extenso trabajo de investigación y de divulgación que ha hecho esta mujer del folclore gomero. Su última aparición en público en referencia al folclore, fue el julio de 2019 ya que el Cabildo Insular le realizó un nuevo reconocimiento por su labor.

 

Lilí Ascanio Ascanio nació en 1923, y desde muy temprana edad estuvo vinculada a la cultura tradicional de la isla de La Gomera, convirtiéndose sin pretenderlo en uno de los buques insignias de nuestro folclore y tradiciones. Una mujer cargada de vivencias y sabiduría, que tuvo el privilegio de saciar su sed y curiosidad folclórica en la fuente más limpia de la que podía beber y nutrirse, ubicada en El Estanquillo.

 

Lilí nos deja con casi 100 años de vida, pero estoy completamente convencido de que su legado continuará sempiterno, ya que ella también ha servido de fuente para que muchos otros folcloristas  beban y puedan mantener el legado que ella inicio.

 

Desde Entre Chácaras y Tambores [y desde BienMeSabe.org], queremos trasladar nuestro más sentido pésame a su familia, y al folclore de la isla de La Gomera y del Archipiélago Canario.

 

Hasta siempre maestra y gracias por tanto.

 
 
 
 
Foto de portada: Lilí Ascanio con el autor del texto
 
 
 
Noticias Relacionadas
Comentarios