Revista nº 844
ISSN 1885-6039

Entrevista a Tomás Rodríguez.

Martes, 23 de Junio de 2020
Moisés Aday Rodríguez Gutiérrez
Publicado en el número 841

¿Qué es tradición? ¿Qué es innovación? Todo lo que hacemos como tradicional, ¿verdaderamente es tradición?

 

 

El pasado 16 de abril hizo nada más y nada menos que nueve años que nos conocemos y, como no podía ser de otra forma, fue gracias al folclore. Él es un gran folclorista, pero de lo que no hay duda es que es mejor persona. Durante estos años hemos coincidido algunas veces por diferentes motivos y circunstancias, donde siempre ha reinado el buen rollo, la amabilidad y, por supuesto, la educación. Recuerdo que una de esas tantas veces me abrió la puerta de su casa, hecho este bastante significativo, el cual yo valoro muchísimo (pienso que la casa de cada persona solo se abre para los más privilegiados).

 

A pesar del tiempo y la distancia geográfica siempre se ha mostrado empático a cualquier propuesta que le he hecho llegar, por ello considero que tiene unas grandes cualidades y valías personales, no siendo otras que la comunicación, la educación, la cercanía, la humildad, etc., todas ellas como puente entre las relaciones personales.

 

En el ámbito más folclórico debo reconocer que uno de los cuerpos de baile de Canarias que más me gusta es el del grupo que dirige, por muchos motivos, pero el que más por la gran parte etnográfica y de investigación que tiene cada uno de sus bailes, hecho este que no es nada fácil. Si hubiese que encontrar un culpable por todo ello sería él.

 

P. ¿Cómo te llamas?

R. Tomás Rodríguez Rodríguez.

 

P. ¿Cómo empezó tu vinculación con el mundo de la música o el baile?

R. Siendo de La Orotava, he vivido la música tradicional desde muy pequeño. A pesar de ser de familia procedente del Puerto de la Cruz, desde pequeño mi madre nos vestía de mago para ir a las fiesta de La Villa, D. Tomás Luis el Cojo, vecino del barrio, formaba una gran parranda para bajar todos los años a la romería. Mi madre nos dejaba acompañarlos, alguna vez tocando el triángulo, otras la pandereta… Mis inicios en el baile folclórico comienzan en el Colegio Público Domínguez Alfonso de La Orotava, donde cursé la educación básica y donde se forma, dentro de las actividades extraescolares, un grupo folclórico con alumnos.

 

P. ¿Un referente en el mundo del folclore?

R. Carmen Nieves Luis, Manuel Lorenzo Perera, Juan José Santos, Juan Rodríguez, Maximiano Trapero, Eduardo Duque, Fabiola Socas... Hay mucha gente a la que admiro.

 

P. ¿En qué grupos estás o has estado?

R. Ya con dieciséis años, en 1993, entro a formar parte del cuerpo de baile de La Agrupación Folklórica Oroval, siendo sus directores Antonio Oliva, en el baile, y Manuel Martín en la parranda. Actualmente y desde hace más de 16 años me convierto en el responsable del baile.

 

P. ¿Qué funciones desempeñas en estos grupos?

R. Actualmente soy el director del cuerpo de baile, y coordinador de los proyectos que se van realizando en Oroval.

 

P. ¿Cuál es tu grupo preferido de folclore, música popular, etc.?

R. Me gusta seguir a muchos de los artistas que producen música folclórica o popular en las Islas, por lo que no sabría decirte cuáles son mis preferencias. Si es verdad que debo destacar mi admiración y predisposición por los colectivos que han trabajado en profundidad nuestro folclore más puro y tradicional, destacando a Los Alzados, la AF Facultad de Educación de ULL (Magisterio) y el Proyecto La Aldea de San Nicolás.

 

P. ¿Tradición o innovación?

R. ¿Qué es tradición? ¿Qué es innovación? Todo lo que hacemos como tradicional, ¿verdaderamente es tradición? Son conceptos muy relativos, primero deberíamos definir cada uno de ellos y, a partir de ahí, hablaríamos… Sí es verdad que me decanto por el repertorio más “tradicional”, no solo en el aspecto del baile, sino en el aspecto musical.

 

P. ¿Estilo o estilismos?

R. Supongo que me preguntas por “estilo tradicional o personal” y “estilismo coreográfico”... Por supuesto que en el aspecto dancístico me decanto por el “estilo tradicional o personal”, creo que dentro de unos límites cada bailador debe dejar libertad a su expresión corporal.

 

P. ¿5 canciones o bailes tradicionales que te identifican?

R. Especialmente el género de las seguidillas me fascina, sean de la isla que sean. Unas folías bien tocadas y cantadas me hacen flotar en el baile.

 

P. ¿5 discos de folclore que no te cansas de escuchar?

R. De Ayer a Hoy y Urdimbre de Oroval, Olor a Tierra de la Escuela de Magisterio, disco de Los Alzados, Aulaga El Colorado y Purpuraria Añate.

 

P. ¿Qué actuación o actuaciones han sido las que te han calado en el corazón durante tu trayectoria musical?

R. Afortunadamente son muchos los momentos que tengo grabados en la retina durante estos 26 años de andadura con Oroval: cada espectáculo realizado, cada Pueblo a Pueblo, ha dejado huella. Pero si debo elegir unos momentos especiales, todos los que se me vienen a la cabeza están relacionados con el trabajo de recopilación De Ayer a Hoy durante los cinco años que duró la investigación y recopilación: la entrega de reconocimientos a los informantes, el día en el que se presentó el espectáculo en el Auditorio Teobaldo Power de La Orotava... han dejado muy buenos momentos en el recuerdo.

 

P. ¿Cómo definirías el ambiente que se vive dentro de tu grupo?

R. El ambiente de trabajo en Oroval es bueno. Todo aquel que forma parte de un colectivo cultural, o deportivo, sabe lo difícil que es llevar las riendas de un grupo. En un colectivo como Oroval, que ya va para veintisiete años de andadura, hemos aprendido a escucharnos y mantener una serie de normas, que nos permiten trabajar con comodidad y tirar del carro.

 

P. ¿Cúal es tu entretenimiento en este estado de alarma?

R. Aunque sigo trabajando, la familia ocupa la mayor parte del tiempo, pero uno no deja de dar vueltas a la cabeza a próximos proyectos con Oroval, que gracias al tiempo extra en casa se va plasmando en el papel. Además, he vuelto a desempolvar algunos libros sobre nuestro folclore, que vienen bien para resetearse.

 

P. ¿Qué has echado de menos durante al confinamiento?

R. Para mí, que el poco tiempo libre que me queda al día lo dedico a Oroval, hecho muchísimo de menos a mi gente, a los compañeros y compañeras del colectivo, con los que me río y comparto los problemas del día a día.

 

P. ¿Qué será lo primero que harás cuando termine esta situación?

R. Quiero hacer muchas cosas… Abrazar a la familia, caminar por el monte, bañarme en el mar, reunirme con todos los compañeros de Oroval…

 

P. ¿Un secreto ahora que nadie nos está leyendo?

R. Hace tiempo que no guardo secretos en el mundo del folclore.

 

P. ¿Algo más que nos quieras contar?

R. Dar ánimos y esperanza a todos los lectores, más pronto que tarde saldremos de esta. Creo que el folclore en Canarias saldrá reforzado de esta situación. Este parón nos ha venido bien para “sentar las madres” y retomar nuestras tradiciones con más ganas aún.

Aunque estemos impacientes
y estemos desesperados,
para llegar a lo bueno,
hay que pasar por lo malo.

 

Gracias, arquitecto de puentes entre las relaciones folclóricas personales.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios