Revista nº 847
ISSN 1885-6039

Cairasco: ya tiene quien le escriba en el siglo XXI.

Miércoles, 19 de Febrero de 2020
Javier Campos Oramas
Publicado en el número 823

Muchos estudiosos y no estudiosos han vertido opiniones sobre el poeta, pocos de ellos lo han estudiado en profundidad y objetividad prefiriendo lo que ahora calificamos de copia y pega. Y en esta labor acientífica las repeticiones de conceptos poco profundizados han dado con una leyenda negra sobre el difusor de los esdrújulos.

 

 

Este titular bien vale como anuncio de lo que deseamos ver pronto hecho realidad con otros trabajos cuya existencia intuimos. Al anuncio y propósito expuesto ya la editorial Idea, en su colección Thesaurus, le ha dado formato de libro-avance.

 

Novelerías sobre Bartolomé Cairasco de Figueroa es la silente publicación que la editorial Idea ha aportado al elenco de obras y referencias científicas sobre nuestro gran y denostado poeta de los esdrújulos.

 

Sobre el gran poeta palmense o nativo de la Ciudad de Canaria, como así decían los documentos coetáneos al canónigo Cairasco de Figueroa, mucho y poco se ha escrito. Muchos estudiosos y no estudiosos han vertido opiniones sobre el poeta, pocos de ellos lo han estudiado en profundidad y objetividad prefiriendo lo que ahora calificamos de “copia y pega”. Y en esta labor acientífica de “copia y pega” las repeticiones de conceptos poco profundizados han dado con una leyenda negra sobre el creador o difusor, por excelencia, de la rima en esdrújulos.

 

Pero el gran Cairasco ha encontrado su hombre, su científico: un caballero o adalid sereno, sesudo, silente que responde al nombre de Antonio Henríquez Jiménez. El investigador es dignísimo latinista, hombre escrupulosísimo y valiente en sus investigaciones. Virtudes estas que le han ocasionado, al investigador, varios disgustos, pero que su firme temperamento lleva con la dignidad de un patricio romano o de un virtuoso del Templo Militante.

 

Henríquez Jiménez es persona que dispone de extensa y profunda cultura, hombre ilustrado que de lo contrario no hubiera podido abordar la magnitud de la tarea que aquí, en este librito de algo más de trescientas páginas, se plasma. El investigador no se limita a trasladar autores y textos referentes a Cairasco y a su obra, sino que trufa con ilustrada y rica información, a pie de página, tantas aclaraciones necesarias en textos y contextos seculares o de no lejana reproducción y estudios del siglo XX. Estas anotaciones generan un libro dentro de otro libro teniendo el lector un extenso campo de información y de posibilidades para otras investigaciones.

 

En este libro de sugerente título (Novelerías sobre…) podemos localizar “Referencias a Cairasco” —como así se define el corpus del trabajo— efectuadas por personajes desde la eminencia del gran Cervantes a otros estudiosos de escasa proyección, pasando por autores renombrados de otros idiomas europeos. Estas “Referencias” están sabiamente organizadas por orden cronológico, permitiéndonos seguir el proceso de aceptación del gran poeta canario y también de observar la labor de “copia y pega” de algunos investigadores poco precisos o imposibilitados de contrastar sus anotaciones.

 

Coronan el trabajo impreso tres apartados. Los títulos “Conclusión A” y “Conclusión B” son de obligadísima lectura para toda persona culta o que desea serlo antes de poner por letra o en boca opinión sobre el gran poeta Cairasco. El tercer apartado es un “Apéndice” que redondea el mucho valor de este libro muy poco difundido por la editorial IDEA, que de momento ha regateado su presentación oficial.

 

En fin, tenemos, una vez más, la expresión de la historia de una flagrante injusticia sobre un viejo poeta y su estudioso.

 

Enero 2020.

 

 

Comentarios