Revista nº 805
ISSN 1885-6039

MACCANTI RODRIGUES, Arturo (1934-2014).

Lunes, 25 de Marzo de 2019
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 776

Poeta n. en Las Palmas de Gran Canaria y m. en La Laguna (Tenerife). Primeros estudios y bachillerato en su ciudad natal (1944-1951). Hacia 1948, sus primeras inclinaciones literarias. Amistad con artistas (Martín Chirino, Manolo Millares o Felo Monzón) y con escritores (Manuel Padorno*) de su generación.

 

En 1951 se traslada a La Laguna en donde -con el paréntesis de un curso que lo hace en la Universidad de Salamanca- obtiene la licenciatura en Derecho. Primeras lecturas públicas en el Colegio Mayor San Agustín. Colabora en la revista universitaria Nosotros* y en Gánigo* (1957). Suya es la tercera entrega de la revista San Borondón, pliegos graciosos de poesía (1958), que dirigía en Las Palmas de Gran Canaria el poeta Manuel González Sosa*. Poemas suyos aparecen también en los suplementos Gaceta Semanal de las Artes, del diario tinerfeño La Tarde, y Cartel de las artes y las letras, del Diario de Las Palmas. Premio de Poesía Santo Tomás de Aquino (1959). Con Manuel González Sosa coordina, ya en Las Palmas, la colección La fuente que mana y corre*, en donde también publica uno de sus poemarios en 1962. Renuncia a la nacionalidad italiana y adopta la española, pero su temprano interés por la literatura italiana no decrece. Viaja a Italia, por vez primera, en 1955 y pasa allí una larga temporada; luego regresará en diversas ocasiones. Ha traducido a Umberto Saba, Giuseppe Ungaretti, Eugenio Montale, Cesare Pavese o Salvatore Quasimodo; también a Konstantin Kavafis y otros poetas griegos. Traduce también la correspondencia que, entre 1949 y 1982, mantuvieron Alberto Sartoris y Eduardo Westerdahl*. Suyo es, además, un libro inédito escrito en su lengua paterna, L’impalpabile sabbia (La arena impalpable). En 1968, la muerte de su hijo en Francia es el motivo de una profunda crisis personal del poeta. Entre 1972 y 1974, colabora en Madrid con el proyecto editorial de Manuel Padorno y Josefina Betancor, Taller de Ediciones JB. Regresa a las Islas y fija su residencia en Tenerife: los primeros años en Tacoronte y, tras un corto tiempo en Santa Cruz, se instala definitivamente en La Laguna en 1983. A partir de ese momento, la ciudad será una presencia constante en su obra poética con el nombre de Guerea. En 1993, Mantenedor de las Fiestas de Arte del Ayuntamiento de La Laguna. En 1994, lectura poética en la Sala Cultural de la Caixa (Barcelona); participa también en el homenaje a Alonso Quesada, en el Ateneo de Madrid, ambas actividades acogidas al proyecto El Papel de Canarias, de la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias. En 1996, participa en el II Congreso de Poesía Canaria (Ateneo de La Laguna). En 1997 participa en el Encuentro de Escritores españoles y venezolanos (Caracas, Venezuela), organizado por la Dirección General del Libro, del Ministerio de Cultura. En 1999, interviene en la Semana Cultural de Canarias, en el Instituto Cervantes, de París. En 2000, Mantenedor de las Fiestas de La Laguna. Miembro de la Academia Canaria de la Lengua, en 2001, y Premio Canarias de Literatura, en 2003. Ha publicado: Poemas para un niño que murió en noviembre (1958), Poemas (1959), El corazón en el tiempo (1963), En el tiempo que falta de aquí al día (1967), De una fiesta oscura (1977), Cantar en el ansia (1982), No es más que sombra (1995), El mar. Una elegía (2001), discurso de ingreso en la ACL, Viajero insomne (2003 y 2010), Óxidos (2003) y Helor (2005). Poemas suyos fueron incluidos en la antología Chile en el corazón (2005). Preparada por el poeta Alfonso O’Shanahan*, se publica en 1989 El eco de un eco de un eco del resplandor, una amplia selección de su poesía hasta ese momento. Le siguen Antología poética (2001) y Vivir sobre la vida 1958-2003 (2003) que recoge su poesía reunida, de la que hay otra edición, en 2010. Con el pintor Fernando Bellver, publica El volcán y la isla (2003) y con el fotógrafo Carlos Schwartz Libro del Sur (2004). Poemas suyos se incluyeron en el montaje teatral de Apaga la luz y enciende los sueños, de Mariano Vega Luque* (2008), y en el espectáculo de danza Lost & Found (2009).

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios