Revista nº 813
ISSN 1885-6039

Arucas y sus cines.

Jueves, 27 de Junio de 2019
Antonio Manuel Jiménez Medina y Alicia de Jesús Hernández Padrón
Publicado en el número 789

Las películas se anunciaban empleando a un hombre que las pregonaba a través de una trompetilla por los pueblos y barrios, o bien con hombres anuncio que llegaron a vestirse como los protagonistas de las cintas de cine. Además de las seis salas construidas hubo otros proyectos para salas de cines en La Goleta o en Santidad.

 

 

Si bien desconocemos cuál fue la primera cinta cinematográfica que se visionó, se sabe que los primeros enclaves en los que se exhibieron películas fueron el Teatro Circo Arucas (C/ San Juan esquina con Herrería), abierto en 1904, y en el edificio proyectado en 1905 como teatro (que nunca se llegó a construir del todo), conocido como Teatro Nuevo (c/ Juan de Dios Martín). En un programa del pabellón recreativo de Arucas (del que se desconoce su ubicación) fechado el 24 de agosto de 1911 consta la proyección en dos sesiones de doce películas entre las que se encuentran Max y su suegra, Vendedor de zapatos eléctricos, El cabello relatador o Los polvos de vals.

 

Las películas, a partir de los años cuarenta, se publicitaban con carteles que se exhibían en lugares visibles y públicos de la ciudad de Arucas, o en los pueblos, así como entregando programas o folletos a los espectadores en la taquilla. Pero además se anunciaban empleando a un hombre que los pregonaba a través de una trompetilla por los pueblos y barrios, o bien con los denominados hombres anuncio que llegaron a vestirse como los protagonistas de las cintas de cine (mosqueteros, romanos, vaqueros, etc.). Con el paso de los años también se empleaba un coche que disponía de un altavoz por el que anunciaban las películas y que recorría los principales barrios del municipio. Arucas llegó a contar con seis salas de cine, tres en la ciudad de Arucas, una en el pueblo de Montaña de Cardones, otra en el pueblo de Bañaderos y otra en el barrio de Santidad.

 

 

TEATRO CIRCO ARUCAS. Denominado Teatro Cine Arucas a partir de 1940 y conocido popularmente como el Cine viejo. Se ubicaba entre la c/ San Juan, 22 y la c/ Herrería, 8, en el casco. Comenzó su andadura en 1904, pero las primeras películas se proyectaron entre 1908 y 1913. Aunque el número de localidades fluctuó con el paso de los años, constaba oficialmente de 454 butacas, y su superficie rondada los 484 m2. Su primer promotor fue Antonio Hernández García (Antoñito). En sus comienzos fue destinado a almacén, teatro, circo, terrero de lucha canaria, gallera, etc. En 1929 (con un aforo de 567 asientos) consta como propietario Pedro Morales Déniz y en 1934 se encarga al arquitecto Miguel Martín Fernández de la Torre un proyecto de remodelación para la creación de un teatro y sala cinematográfica (de 680 butacas). Este proyecto no se llegó a ejecutar del todo y se conservó parte del edificio de 1904. En 1940, siendo propietarios Vicente Sánchez Henríquez y Pedro Cabrera León, se solicita la licencia para instalar una sala de cine. En 1958 el arquitecto Antonio Cardona y Aragón redacta un proyecto (de 386 localidades), pero solo se ejecutó parcialmente. Por tanto, el edificio resultante fue una amalgama de los tres proyectos, si bien prevaleció el primigenio diseño de 1904, que fue remodelado y adaptado a los nuevos usos. Contaba con dos proyectores (uno de la marca Gaumont y otro Ossa). En 1985 cesa como sala de cine y en 1995 es adquirido por el Ayuntamiento de Arucas. Entre 2011 y 2012 fue demolido completamente y se construyó un nuevo edificio que ha sido destinado a centro comarcal multifuncional del Norte de Gran Canaria, denominándose Nuevo Teatro Viejo (de 400 butacas). Además de las sesiones cinematográficas, en esta sala durante muchos años se celebraron veladas teatrales, actuaciones circenses, musicales y variedades (ventrílocuos...). Generalmente los miembros de las compañías... se tenían que alojar en una pensión de Arucas. En ocasiones los escenarios del cine también se empleaban para actos o actuaciones del alumnado de los colegios de La Salle y del Sagrado Corazón de Jesús.

 

CINE LA ESTRELLA. Conocido como el Cine de Cardones, se ubicaba entre la c/ del Carmen y la c/ Ramón Cirera, 1, en Montaña de Cardones. El proyecto de construcción es de 1928, pero se inauguró en octubre de 1929 de la mano de Deogracias González Henríquez (conocido como maestro Deo). Originalmente poseía unas 220 localidades, luego se proyectaron hacer 374 butacas, en los documentos oficiales consta que tenía 330 butacas, si bien realmente eran 334. En sus comienzos solo se proyectaban películas mudas amenizadas con una pianola. En 1951, según proyecto de Antonio Cardona y Aragón de 1948, fue remodelado, trasladándose la ubicación de la pantalla, la entrada principal, etc. Contaba con una única sala de proyección y con una zona en la que se establecía una barra semicircular que se empleaba para la venta de bebidas y refrigerios. Además de la gestión del cine que llevó maestro Deo, con el paso de los años fue llevado por otras dos personas en régimen de alquiler, hasta que en 1973 cesó la actividad cinematográfica (fue el primer cine que cerró en Arucas). Se empleó en ciertos momentos como recinto para bailes y peleas de gallos. Actualmente el edificio está abandonado y presenta un estado ruinoso.

 

 

CINE ALFONSO XIII. Conocido como el Cine de Bañaderos, se ubicaba en la antigua carretera general del Norte, actual avenida Lairaga, 61, en Bañaderos. Su promotor fue Juan Cabrera Armas y la sala fue construida en 1929, pero abrió de manera oficial al público en 1931 (con un aforo de 176 butacas). Al principio se proyectaban solo películas mudas que eran acompañadas con la música de un piano, que tocaba el propio Juan Cabrera Armas. En 1968 se llevaron a cabo unas reformas, pero se desconoce el arquitecto redactor del proyecto. El 1 de enero de 1984 cesó oficialmente como sala de cine y actualmente se conserva el edificio, la sala de proyecciones, el patio de butacas y la zona de la pantalla, pero no así el equipamiento técnico. En la década de los setenta muchos niños y niñas todavía recuerdan los bocadillos de papas fritas que se compraban durante los descansos de las sesiones cinematográficas.

 

CINE DÍAZ. Se ubicaba en la c/ León y Castillo, 5 de la ciudad de Arucas. En 1946 el empresario Cristóbal Díaz Monzón decide abrir una nueva sala cinematográfica en la ciudad de Arucas, que contaba con unas 336 localidades. El proyecto aparece firmado por el arquitecto José Jiménez Domínguez, si bien el diseño era de Antonio Cardona y Aragón tanto en las reformas planteadas en 1957 y como en 1967. En 1961 disponía oficialmente de 372 butacas, en 1967 se pretendían instalar 659 localidades, pero en realidad tenia 675 butacas. Esta sala fue la que mayor capacidad tuvo de localidades de todo el municipio y contaba con dos proyectores. La licencia fue concedida el 25 de julio de 1946, pero se inauguró en junio de dicho año, con motivo de las fiestas patronales de San Juan Bautista, con la proyección de la película La vida empieza hoy. Las primeras entradas solían tener un precio de nueve pesetas. Los domingos las funciones comenzaban a las tres de la tarde y hasta las cinco era el horario infantil. A partir de las siete y hasta las diez de la noche se proyectaban películas para adultos. Los miércoles se dedicaban al denominado cine féminas, que se caracterizaba por la proyección de películas ya estrenadas a unos precios más económicos y que solo pagaban los varones. Algunos informantes nos contaron que las colas para acceder al cine, a veces, partían desde la taquilla hasta la esquina de la calle San Juan. Además del visionado de películas, el cine se utilizó para diversas actuaciones como fueron conciertos, espectáculos de danza, obras de teatro... En 1987, el edificio fue adquirido por Andrés Pérez Auyanet, cesando la actividad cinematográfica oficialmente en 1988. En 1990 el ayuntamiento de Arucas compra el local y durante algunos años se llevaron a cabo algunas actividades culturales en el mismo. En 2010 se ejecutaron obras de demolición parcial (solo se conserva la primera crujía), rehabilitación y creación de un nuevo espacio que actualmente alberga el Centro Municipal de Cultura y la Biblioteca Municipal.

 

 

CINE ROSALES. Se ubica en la c/ Alcalde Suárez Franchy, 7, de la ciudad de Arucas. En 1958 el ya nombrado arquitecto Antonio Cardona y Aragón recibe el encargo del empresario Fernando Rosales Hernández de redactar un proyecto de cine con un aforo de 632 butacas y con una superficie de unos 379,40 m2. El 5 de enero de 1963 se le concede la licencia de apertura, pero se inauguró el 22 de marzo de ese mismo año. En 1987 se llevaron a cabo unas reformas y cesó como sala de cine en 1997. Fue el último cine de Arucas en cerrar sus puertas, si bien todavía hoy día se siguen llevando a cabo algunas representaciones musicales y teatrales. Actualmente se conserva toda la estructura del edificio y mantiene todo su equipamiento técnico.

 

CINE SANTIDAD. Se ubicaba en la c/ Los Caídos, 20, en el barrio de Santidad. Fue la última sala cinematográfica que se construyó en el municipio de Arucas. Su promotor y propietario fue Luis León Quintana y figura como arquitecto proyectista José María Rodríguez Dos Santos (1967). Tenía un aforo de 300 butacas y cesó como sala sobre 1978. En los años ochenta el edificio fue acondicionado para albergar una industria pastelera de fabricación y venta de dulces. Luego pasó a ser un supermercado y actualmente existe un comercio destinado a la venta de pinturas, manteniéndose el edificio pero muy remodelado en su interior.

 

 

 

Antonio Manuel Jiménez Medina es doctor en Historia y Alicia de Jesús Hernández Padrón licenciada en Historia del Arte. Ambos son trabajadores del ayuntamiento de Arucas. En la foto de portada aparece Juan Cabrera Armas, propietario del Cine Alfonso XIII de Bañaderos. Años 50 (cedida por Gladys Cabrera Santana)

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios

Décima El Gordo / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo