Revista nº 793
ISSN 1885-6039

‘Los paisajes de la laurisilva canaria’.

Lunes, 08 de Julio de 2019
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 791

Mañana día 9 de julio, a las 19:30 horas, se dará a conocer un trabajo interdisciplinar que es resultado de once años de estudio desarrollado a lo largo de tres proyectos.

 

Mañana día 9 de julio, a las 19:30 horas, tendrá lugar en la Casa de Colón la presentación de libro ‘Los paisajes de la laurisilva canaria’ de los autores María Eugenia Arozena, Josep Panareda y Víctor Martín, tras la que será inaugurada la muestra denominada ‘Descubriendo los paisajes de la laurisilva’, que coordina el fotógrafo Víctor Martín. Ambas iniciativas son el fruto de once años de estudio desarrollado a lo largo de tres proyectos I+D+i y realizado por un equipo interdiscipilnar e interuniversitario, liderado por la Universidad de La Laguna.

 

Una observación minuciosa de la laurisilva revela que, además de sus valores naturales, este bosque tiene un claro significado cultural. Las variaciones del suelo, de la influencia de la niebla y de la temperatura tienen un efecto atenuado por la historia de los aprovechamientos del bosque. La explotación de los recursos forestales ha quedado grabada en el aspecto de la laurisilva y hoy podemos leer en el bosque una historia compleja de diversos usos que han ido variando con las necesidades de la sociedad campesina de los últimos 120 años.

 

Estas son las principales ideas recogidas en el libro que publica la editorial Kinnamon, ‘Los paisajes de la laurisilva canaria’, así como en la citada exposición fotográfica ‘Descubriendo los paisajes de la laurisilva’, que pretende compartir una visión del bosque de nieblas de Canarias en la que se unen naturaleza y cultura y que, a pesar de su aspecto natural y de su aparente madurez, la laurisilva actual ofrece un paisaje forestal humanizado, joven y en transformación. 

 

La parte más importante de la exposición está dedicada a revelar la trascendencia de este bosque como recurso económico de la población rural canaria a lo largo de la historia y el modo en que la intervención humana lo ha ido transformando. En la primera parte del recorrido visual de cuarenta imágenes, apoyado por una serie de pequeños textos, el visitante conoce el valor ecológico de este bosque localizado en una latitud templada, pero con características tropicales y rico en árboles que sólo viven en Canarias. Una sucesión de fotografías de las islas de Tenerife, El Hierro, La Palma y La Gomera expone los principales rasgos de los paisajes forestales “heredados” de la agricultura, de la ganadería y del carboneo.

 

La exposición puede visitarse en la Casa de Colón de lunes a viernes, de 10:00 a 21:00 horas, así como los sábados de 10:00 a 18:00 horas y los domingos y festivos de 10:00 a 15:00 horas.

 

El libro

 

Un equipo de profesionales de la geografía, historia, botánica, arqueología, edafología e interpretación del patrimonio de diferentes universidades (La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria, Barcelona, Coímbra y Madeira), liderado por el Departamento de Geografía de La Universidad de La Laguna, ha realizado esta investigación apoyada por instituciones nacionales, autonómicas e insulares. El objetivo de este estudio ha sido conocer hasta qué punto las variantes actuales de este bosque son fruto de una combinación entre la naturaleza y la cultura.

 

Según señala María Eugenia Arozena, profesora de Geografía Física de la ULL, “la laurisilva es un bosque que fascina y sorprende por vivir en unas islas de ambiente semiárido dominante. Su aspecto y su convivencia con tipos de vegetación adaptados a la escasez de agua sólo se pueden comprender por la humedad del mar de nubes del alisio, que empapa una franja de altitud concreta de las islas”.

 

Con ambas iniciativas, el libro y la exposición, según subraya Arozena, “hemos pretendido compartir una visión del bosque de niebla de Canarias que relaciona naturaleza y cultura, cuya principal conclusión es que la laurisilva actual es un bosque joven, en fase de transformación a una mayor madurez y que, por lo tanto, ofrece todavía un paisaje forestal humanizado”.

Comentarios