Revista nº 823
ISSN 1885-6039

Primeras jornadas de arquitectura tradicional y paisaje.

Martes, 17 de Diciembre de 2019
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 814

Los pajares serán la principal temática de esta edición.

 

El municipio de La Orotava acogerá el próximo mes de diciembre las primeras Jornadas de Arquitectura Tradicional y Paisaje. Esta iniciativa es organizada por la concejalía de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento villero, que dirige Delia Escobar, en colaboración con Cultania, empresa canaria con sede en la misma localidad dedicada a la gestión de la cultura y el patrimonio histórico. La concejala detalla que se trata de un ambicioso proyecto orientado a tener continuidad en el futuro “para poner en valor diversos elementos de interés patrimonial de La Orotava y otras regiones del archipiélago canario”. Así, este primer congreso arranca dando el total protagonismo a la arquitectura vernácula, los tradicionales pajares.

 

La Concejalía de Patrimonio Cultural del Consistorio orotavense apuesta por la conservación y protección de estos emblemas, es por ello que trabaja desde hace dos años en la elaboración de un inventario municipal que reúne a los pajares que subsisten en el territorio rural orotavense. Este documento se formula como la herramienta de gestión imprescindible para establecer, a corto plazo, diversas estrategias de salvaguarda que garanticen la preservación de estas edificaciones y el patrimonio cultural inmaterial asociado. 

  

Los resultados más representativos del Inventario Municipal de Pajares de La Orotava serán presentados en el marco de las mencionadas Jornadas, el próximo jueves 19 de diciembre a las 18:30 en la Casa de la Cultura San Agustín. El evento se concibe no solo como un foro especializado para el análisis y estudio de estas edificaciones sino, sobre todo, como espacio para el reencuentro entre personas vinculadas a estos símbolos arquitectónicos, como los numerosos propietarios de pajares, los agricultores de la zona que producen la paja de cereal, el personal de la administración, el público en general o los tapadores, artesanos que conservan un oficio ancestral que se establece en la isla tras la conquista europea del siglo XV.

 

En la actualidad existen varios centenares de pajares en el Valle de La Orotava, en distintos estados de conservación. En La Orotava, los barrios de Aguamansa y Pinolere poseen una concentración de pajares importante, con unos ejemplares dispersos y otros formando agrupaciones. La mayoría de los pajares encontrados aparecen en las cercanías de caminos principales, veredas o carreteras, originando los núcleos de población posteriores. Otros permanecen aislados, mimetizados en el paisaje, entre los cultivos y la vegetación. Los pajares fueron las viviendas del pasado, donde nacieron y vivieron muchas personas. Hoy en día, no se utilizan para vivir, pero se utilizan para guardar las papas, como pequeñas bodegas, comedores familiares o almacenes. 

Comentarios