Revista nº 829
ISSN 1885-6039

Dulces de Navidad: los imprescindibles en las fiestas familiares.

Viernes, 13 de Diciembre de 2019
Revista Océanos
Publicado en el número 813

Se ofrecen tres recetas de productos navideños que se han ido convirtiendo -también en nuestro contexto insular- en habituales o tradicionales: polvorones, almendras garapiñadas y roscón de Reyes.

 

 

Polvorones caseros

Necesitamos: 350 gr de harina de repostería; 40 gr de almendra cruda molida, 100 gr de azúcar glas y un poco más para decorar; 110 gr de manteca de cerdo ibérica; un chorrito de anís y una cucharadita de canela.

 

Para prepararlos, formamos un volcán con la harina y metemos dentro los ingredientes. Mezclar hasta conseguir una masa uniforme con la que formamos una bola un poco aplanada que envolveremos en papel transparente. La ponemos en la nevera de 30 minutos a una hora.

 

Después con la palma de la mano ir aplastando un poco la masa, se suele abrir un poco por el borde pero luego se va arreglando. Debemos dejarla gordita, le pasamos con cuidado el rodillo para igualar la superficie. Si no tenemos cortapastas, usaremos un vaso de vino, y formaremos los polvorones. Si nos va sobrando masa, la unimos de nuevo y seguimos. 

 

Dejamos reposar durante una hora. Precalentar el horno a 200°, solo grill, y los metemos 15 minutos, a una altura media-alta. A los diez minutos mirar para que no se quemen. Sacarlos y, cuando estén fríos, espolvorearlos con azúcar glas.

 

 

 

Almendras garrapiñadas de Sisi

Necesitamos la misma cantidad de almendras que de agua y azúcar. Podemos tomar como medida una taza.

 

Ponemos todos los ingredientes en un caldero, mejor de cobre y si no antiadherente. Se deja que se consuma el agua y cuando ya casi no quede, empezamos a dar vueltas con una cuchara de palo hasta que el azúcar vaya envolviendo la almendra y tome un tono brillante. Cuidado con no pasarnos de fuego porque se convierte en turrón guirlache. Pondremos aceite en encimera, que tiene que ser de mármol o similar, la madera o el plástico se dañaría. Se vuelcan las almendras y se van separando una a una con la cuchara de palo. Hay que tener mucho cuidado porque están muy calientes. Una vez frías conservar en un recipiente hermético.

 

 

 

Roscón de Reyes

Para hacer un roscón necesitamos: 120 gr de azúcar, la piel de medio limón, la piel de media naranja, 60 gr de leche, 70 gr de mantequilla a temperatura ambiente, 2 huevos, 20 gr de levadura prensada de panadería, 25 gr de agua de azahar, 450 gr de harina de fuerza, 1 pellizco de sal.

 

Para decorar: huevo batido, azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas. Desmenuzamos la levadura y la mezclamos con la leche tibia. Añadimos los huevos, la harina tamizada, el azúcar, la mantequilla, una pizca de sal, el agua de azahar, la ralladura de medio limón y de media naranja. Mezclamos todo con una batidora. Ponemos la mezcla donde vayamos a trabajarla, habremos espolvoreado de harina su superficie para que no se pegue.

 

Mojamos nuestras manos de aceite y empezamos a amasar hasta que la masa quede elástica. Formamos una bola y la dejamos reposar como mínimo dos horas. Depués le damos la forma de roscón. Pintar con huevo y dejar reposar hasta que doble su volumen durante una hora.

 

Pasado este tiempo pintamos de nuevo con huevo batido y adornamos con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas escarchadas. Precalentamos el horno a 200° y lo ponemos a hornear unos 20 minutos, bajamos a 180° los últimos 5 minutos de cocción. Si se empieza a quemar por arriba lo cubrimos con un papel de aluminio por encima.

 

Lo sacamos y ponemos a enfriar sobre una rejilla. Una vez frío se puede rellenar o dejar así.

 

 

Este artículo fue publicado previamente en el número 23 (2010) de la revista Océanos de Fred Olsen. Las dos primeras imágenes pertenecen a la Fedac.

 

 

Comentarios

Trajes tradicionales de las Islas Canarias (hábitos del costumbrismo de los trajes en Tenerife)