La parroquia de Nuestra Señora de Agache y San Carlos Borromeo (El Tablado y litoral de Agache). , BienMesabe.org
Revista nº 744
ISSN 1885-6039

La parroquia de Nuestra Señora de Agache y San Carlos Borromeo (El Tablado y litoral de Agache).

Jueves, 17 de Mayo de 2018
Octavio Rodríguez Delgado (Cronista Oficial de Güímar)
Publicado en el número 731

A comienzos de los años cincuenta del pasado siglo comenzó el desarrollo del caserío costero de El Tablado, como lugar de veraneo de los vecinos de El Escobonal (Güímar). Y hacia 1954, por iniciativa del cura párroco de El Escobonal don Octavio Hernández García, se celebró la primera Fiesta de El Tablado y de todo el extenso litoral de Agache.

 

 

Con este motivo se trasladó a este caserío, a través de la antigua pista de tierra, la pequeña imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre que se veneraba en la iglesia de San José de El Escobonal. La primera misa se ofició en la terraza de la casa de doña Luisa Yanes y, una vez acabados los festejos, la citada imagen regresó en procesión a su templo parroquial. Desde esa época ya se pensaba adquirir una Virgen del Carmen para dejarla como patrona de dicho lugar.

 

La primitiva ermita de San carlos en El Tablado y primeras fiestas en su honor. Por entonces, don Carlos Reyes González de Mesa y su esposa doña Elisa Fuentes Cullen, vecinos de Santa Cruz de Tenerife y propietarios de extensas tierras en Las Lajas, Cano y El Tablado, donaron unos terrenos en este último lugar para que se construyese una plaza y una ermita. Gracias a ello, poco después se acondicionó la actual plaza y se levantó una pequeña ermita, también por iniciativa del mencionado cura párroco de El Escobonal don Octavio Hernández. Las obras de esta comenzaron el 4 de octubre de 1955 y finalizaron el 26 de noviembre de 1956; estuvo encargado de ellas don Benito Castro Rodríguez, quien sufragó el presupuesto de la obra, que se elevó a 6271,35 pts gastadas en materiales (arena, cemento, cal, etc.), pues la mano de obra la pusieron los vecinos; y la puerta la construyó el carpintero don Domingo Octavio Rodríguez Díaz, quien tardó más de dos décadas en cobrar el coste de la madera, pues el trabajo fue gratuito. Fue el primer templo construido por los vecinos en el litoral de Agache, aunque su tamaño era minúsculo, de 4 x 5 m2, más una sacristía de 3,10 x 2,10 m2.  En 1957 se adquirió en Barcelona la imagen de San Carlos Borromeo, de 75 cm, destinada a la ermita de El Tablado y donada por don Carlos Reyes González de Mesa, vecino de Santa Cruz de Tenerife y propietario consorte de la mayor parte de los terrenos del lugar. Y el domingo 15 de septiembre de ese mismo año, en el transcurso de una solemne función religiosa, dicha imagen fue bendecida en la iglesia parroquial de San José de El Escobonal, actuando como padrino don Carlos Reyes Fuentes, hijo del donante. A continuación transcribimos la crónica de dicho acto, publicada en el periódico La Tarde: La localidad de El Escobonal ha celebrado últimamente diversos festejos con motivo de la donación y bendición de una imagen para el puertito de pescadores El Tablado, de aquel término, donde los próximos días 21, 22 y 29 se celebrarán las tradicionales fiestas en honor de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre y de San Carlos. El domingo último, en la Parroquia de San José, tuvo lugar una solemne función religiosa, durante la cual fué bendecida la imagen de San Carlos Borromeo, destinada a la ermita de la playa de El Tablado, actuando de padrino don Carlos Reyes, cuyo padre, don Carlos Reyes González de Mesa hizo la donación. Este señor ha donado asimismo los terrenos donde se encuentra edificada la ermita y la plaza, así como los solares en los que unas sesenta familias han construído sus viviendas. Resulta evidente que la elección de este santo titular se debió al nombre de pila tanto del donante como del padrino de la imagen. Y en ese mismo año 1957 se celebró la primera fiesta en honor de San Carlos en este caserío costero de El Escobonal que, como ya hemos dicho, en años anteriores había celebrado festejos en honor de la Virgen de la Caridad del Cobre, la cual compartió los honores de la celebración con el nuevo Patrono local, en ese año y en los sucesivos.

 

Veamos cuál fue el programa de las fiestas de ese año, publicado en el mencionado periódico: Al mediodía del sábado, día 21, se iniciarán los festejos en la playa del Tablado, con la llegada de un equipo de altavoces a la Plaza de San José, y a continuación se efectuará el pregón de las fiestas, con un recorrido por el pago. Por la tarde, a las cuatro, reunión de peregrinos en la mencionada plaza para acompañar la procesión de bajada de las veneradas imágenes de la Virgen de la Caridad del Cobre y San Carlos, que saldrá a las cinco. Durante el recorrido se efectuará una exhibición pirotécnica costeada por devotos de estas imágenes. El domingo, a las diez de la mañana, habrá misa en la ermita, oficiada por el Rvdo. señor cura párroco de El Escobonal, don Octavio Hernández García, a cuyo cargo estará el sermón. Los números de regocijo se iniciarán a las once y cuarto con competiciones de natación en la playa y otros actos diversos, y a las cuatro y media habrá luchas canarias, cucañas y otras diversiones. A las seis y media de la tarde la procesión de las veneradas imágenes por el caserío del Tablado, quemándose a su paso gran cantidad de fuegos artificiales, que tendrán su mayor esplendor en el acto de la Entrada. Finalmente, a las nueve de la noche, paseo en la Plaza. Los actos que se anuncian para el día 29, Octava, son: Misa a las once de la mañana, procesión marítima a continuación, a las cinco de la tarde, procesión de retorno hacia la Parroquia de San José, donde se efectuará una nueva exhibición pirotécnica. Todos estos actos serán amenizados por una Banda de música. Por consiguiente, en el año 2007 se celebró el 50 aniversario (las Bodas de Oro) de la llegada y bendición de la imagen de San Carlos Borromeo, así como de la celebración de la primera fiesta en su honor.

 

En los años siguientes, tanto la imagen de San Carlos Borromeo como la de la Virgen de la Caridad del Cobre permanecían todo el año en la iglesia de San José de El Escobonal, de donde solo salían para El Tablado durante algunos días de septiembre, con motivo de sus fiestas, volviendo luego al templo parroquial. Luego se adquirió una imagen de la Virgen del Carmen, rebautizada recientemente como Nuestra Señora de Agache, que sustituyó en la festividad a la Virgen de la Caridad del Cobre. Desde la creación de la parroquia del litoral de Agache, San Carlos ha permanecido junto a Ntra. Sra. de Agache en su pequeño templo costero y, tras la reciente demolición de éste, en el nuevo edificio parroquial.

 

Proyecto de nueva iglesia y centro parroquial en El Tablado. El 20 de abril de 1968, el militar don Miguel Ángel Fuentes Cullen y su hermana doña Elisa Fuentes Cullen, asistida de su esposo don Carlos Reyes González de Mesa, hicieron donación pura e irrevocable a la Diócesis de Tenerife de un amplio terreno en el centro de El Tablado, con una superficie de doce áreas, treinta centiáreas (1230 m2), que habían heredado de sus padres y segregaban de la finca de Cano, para que se incorporase a los bienes de la parroquia de San José de El Escobonal, con el fin de construir en él un complejo parroquial para atender el servicio de dicho núcleo y de todo el litoral de la comarca. Inicialmente tenían previsto que en ese solar se construyese, además de un gran templo, un grupo escolar y una amplia zona de recreo. Trece años después, los vecinos de El Tablado, con el apoyo del Ayuntamiento, comenzaron a construir una instalaciones deportivas en los citados terrenos, sin autorización del Obispado, que era su auténtico propietario. Ello motivó una queja del arcipreste del distrito y párroco de San Pedro Apóstol de Güímar, don Antonio Pérez García, dirigida al alcalde de dicha ciudad en 1981 y en la que recordaba que los terrenos habían sido donados a la parroquia de San José, por lo que solicitaba la paralización de dichas obras. Pero lo cierto fue que en dichos solares se habilitaron un terrero de lucha canaria, una cancha de bolas y un pequeño polideportivo. Por el mismo motivo, al publicarse en 1989 en el Boletín Oficial de Canarias la modificación de las Normas Subsidiarias del municipio de Güímar, en el sector de Agache, el obispo de Tenerife don Damián Iguacen Borau, y en su nombre el cura párroco de San José de El Escobonal don Carmelo González García, elevó una instancia al alcalde de Güímar dentro del plazo de información pública, en la que manifestaba que en el solar calificado en dichas Normas como Deportivo público y Equipamiento comunitario público el Obispado tenía proyectado construir un centro destinado a una concreta labor social y asistencial, por lo que solicitaba que se reclasificase y se dejase en su totalidad como Equipamiento comunitario para obra social, ya que creemos que adosar al mismo un “Deportivo público” entorpecería la labor que posiblemente pueda hacerse en este centro proyectado. Diez años más tarde, el 25 de febrero de 1999, el cura párroco don José Agustín León Rodríguez firmó un contrato con la Oficina de Proyectos de Arquitectura S.L., con sede en Santa Cruz de Tenerife, para la redacción del proyecto de un centro parroquial a ubicar junto a la Plaza de San Carlos de El Tablado, así como para la dirección, recepción y liquidación de las obras correspondientes. Para iniciar la redacción del proyecto, y en concepto de anticipo, tras la firma del contrato se les entregó a dichos arquitectos la cantidad de 250 000 ptas., a descontar de la liquidación final de los honorarios del proyecto de ejecución. De ese modo, los arquitectos don José Francisco Arnau Díaz-Llanos y don Francisco Javier Álvarez Muñoz se pusieron manos a la obra y el 12 de agosto de ese mismo año terminaron de redactar el proyecto de la iglesia y complejo parroquial de El Tablado, que el 2 de septiembre inmediato fue visado por el Colegio de Arquitectos de Canarias y entregado inmediatamente al citado cura párroco, previo pago de la cantidad convenida. 

 

 

Por ese motivo, a mediados de dicho mes de agosto de 1999 el arcipreste de Güímar, don Domingo Guerra Pérez, informó a la prensa de que ya se encontraba en vías de ejecución la nueva iglesia de El Tablado. Según dijo a El Día, dicha iniciativa surgió cuando pasó por el lugar la Virgen del Socorro, el 28 de febrero de ese mismo año, durante la peregrinación de dicha imagen por el municipio con motivo del V Centenario de la ciudad de Güímar. El citado arcipreste anunció, además, que se pretendía que en un futuro muy inmediato todos los pueblos emplazados junto a la autopista, al sur del túnel (La Caleta, Punta Prieta, Los Barrancos, La Puente, Chimaje y El Tablado), configurasen la parroquia de la costa, ubicándose el centro parroquial y la iglesia en el núcleo de El Tablado. Y concluía que dicho proyecto podría tener un coste superior a los 100 millones de pesetas. Sobre un solar de 599,39 m2, de forma trapezoidal, se proyectó una iglesia y un centro parroquial en dos plantas sobre rasante, con acceso por la plaza de San Carlos, que terminaría de conformar el espacio urbano de dicho entorno, convirtiéndose en un elemento simbólico y de referencia, tanto urbana como paisajística, dentro del núcleo de población. En la edificación prevista se pueden distinguir dos zonas diferenciadas: un primer cuerpo que se alinea con las casas que dan a la plaza y que alcanza la misma altura y escala que estas, en el que se situarán los despachos parroquiales y salas de reuniones; a continuación de este, y separado por medio de un patio interior que articula los dos volúmenes y sirve de entrada a los despachos parroquiales, se sitúa la nave principal de la iglesia, con la singularidad propia del edificio de que se trata; y existe un tercer elemento que unifica los dos cuerpos, la torrecampanario, que actúa como elemento de referencia dentro del entorno urbano. El edificio final tendrá una superficie construida total de 577,18 m2, de los cuales serán útiles 529,32 m2; de ellos, la planta baja tendrá una superficie construida de 459,70 m2 y útil de 425,60 m2, en la que se incluye: altar, asamblea, acceso, confesionarios, sacristía, dos aseos, dos salones parroquiales, despacho, escalera del coro, escalera general, patio, entrada y campanario. Mientras que la primera planta sólo tendrá una superficie construida de 59,34 m2 y útil de 56,89 m2, incluyendo: dos salas de reuniones, despacho, escalera general, escalera interior y vestíbulo. Una planta intermedia, a cota +3,95 m, tendrá una superficie construida de 48,28 m2 y una útil de 43,21 m2, dedicada al coro y a la escalera de acceso al mismo. Y, finalmente, a la planta cubierta sólo llega la escalera interior, con una superficie construida de 9,86 m2 y una útil de 3,62 m2. Según el proyecto, el presupuesto previsto de las obras se elevaba en 1999 a 59 009 919 ptas. Para realizar la obra se constituyó la Junta pro-construcción de la iglesia parroquial del litoral de Agache, presidida inicialmente por el cura párroco don José Agustín León, que enseguida comenzó a recaudar todos los donativos dirigidos a dicho templo, celebrándose varias cenas benéficas con ese fin. Con el dinero disponible, en el mes de abril de 2007 se procedió a la demolición de la antigua ermita de San Carlos y comenzaron a buen ritmo las obras del nuevo complejo parroquial, bajo la supervisión del nuevo párroco don Isidoro Hernández Correa. El edificio parroquial se concluyó a comienzos de 2008 y el 11 de marzo de dicho año, a las siete y media de la tarde, fue bendecido por el obispo don Bernardo Álvarez Afonso, en presencia del alcalde de Güímar don Rafael Yanes Mesa, el arcipreste don Rubén José Fagundo García, el cura párroco don Isidoro Hernández Correa, varios concejales y sacerdotes, y un numeroso público; en este emotivo acto participó todo el vecindario de El Tablado y otros muchos vecinos de la comarca, tanto del litoral como de El Escobonal. Ahora solo falta reunir el resto del dinero necesario y concluir cuanto antes las obras de la iglesia parroquial.

 

 

Creación de la parroquia de Ntra. Sra. de Agache y San Carlos Borromeo. Simultáneamente, mientras se proyectaba el nuevo templo, tras oír el parecer favorable del Consejo Presbiteral, a tenor del Canon 515,2 del CIC; así como, el parecer del párroco de las parroquias afectadas, y del Arcipreste de Güímar, por decreto del obispo Felipe Fernández García de fecha 4 de julio de 2001, se creó la parroquia de San Carlos Borromeo y Ntra. Sra. de Agache, n.º 209 de la Diócesis, con jurisdicción sobre todo el litoral de esta comarca: Considerando el creciente número de habitantes, las nuevas urbanizaciones creadas y con la intención de favorecer una más adecuada presencia pastoral; Hemos decidido ERIGIR Y ERIGIMOS la parroquia de San Carlos Borromeo y Ntra. Sra. de Agache (n.º 209), Arciprestazgo de Güimar, Vicaría n.º 4 que se desmembra de las parroquias de San José del Escobonal, la Parroquia de la Santa Cruz de Lomo de Mena, y de la Parroquia de San Antonio en La Medida. Su demarcación estará comprendida en los siguientes límites: Norte: Túneles de Güimar lindando con el Club Náutico perteneciente a la Parroquia de Santiago Apóstol. Sur: Barranco de Herques lindero divisorio entre los municipios de Güimar y Fasnia. Este: el mar. Oeste: La cota de altura 179 haciendo una línea imaginaria que atravesará en línea recta desde el Barranco de Herques hasta altos de los túneles de Güimar. Este mismo límite constituye, a partir de la fecha, el nuevo límite Este de las Parroquias de San José del Escobonal, la Parroquia de la Santa Cruz de Lomo de Mena, y de la Parroquia de San Antonio en La Medida. Se fijó su sede en la antigua ermita de San Carlos de El Tablado, hasta que se construyese la nueva iglesia parroquial, con la suficiente capacidad. Tres años después, por decreto del 16 de diciembre de 2004 y atendiendo a las razones presentadas, tras estudio pertinente en el Consejo Episcopal, el obispo Felipe Fernández decretó el cambio de denominación de la Parroquia de San Carlos Borromeo y Ntra. Sra. de Agache, que invirtiendo el nombre pasó a denominarse de Ntra. Sra. de Agache y San Carlos Borromeo, como se mantiene en la actualidad. De esta parroquia dependen las capillas que han ido surgiendo a lo largo de su jurisdicción, en los distintos caseríos del litoral de Agache: San Guillermo de Chimaje, el Sagrado Corazón de La Puente, Santa Lucía de Los Barrancos, Ntra. Sra. del Carmen de Punta Prieta y Ntra. Sra. del Carmen de La Caleta. Dada su reciente creación, al frente de esta parroquia solo ha estado tres párrocos titulares, que también lo han sido de toda la comarca de Agache: D. José Agustín León Rodríguez, cura párroco desde su creación, en julio de 2001, hasta septiembre de 2005; D. Isidoro Hernández Correa, desde septiembre de 2005 hasta el mismo mes de 2008; y D. Antonio Damián Herrera Chávez desde septiembre de 2008 hasta el el presente [2010].

 

 

Como ya hemos señalado, desde el año 1957 se han venido celebrando en el mes de septiembre, casi sin interrupción, las Fiestas de San Carlos de El Tablado, cuya celebración depende de las condiciones socioeconómicas por las que atraviesa el pueblo cada año. Además, entre septiembre y diciembre se suelen celebrar las fiestas de los demás núcleos de población del litoral de Agache.  Que todos disfrutemos de las fiestas del presente año 2010, en paz y armonía.

 

 

Publicado previamente en el programa de las 55 Fiestas Patronales en honor a San Carlos (El Tablado). Septiembre de 2010. Págs. 26-34. Foto de portada: Un grupo de vecinos ante la antigua ermita de El Tablado.

 

 

Comentarios