Revista nº 697
ISSN 1885-6039

La Virgen de la Peña, la Cruzada del Rosario del padre Peyton y la Romería a la Virgen del Pino de Puerto Lajas.

Lunes, 04 de Septiembre de 2017
Rosario Cerdeña Ruiz
Publicado en el número 695

Rescatamos este interesante artículo a propósito de la celebración de la festividad de la patrona majorera estos días. Se trata de un texto sobre una cruzada religiosa, de mitad del siglo XX, en Fuerteventura, en la que estuvo presente la imagen de la patrona insular.

 

 

Introducción. En el mes de diciembre de 1965 la Virgen de la Peña fue trasladada desde su santuario de Vega de Río Palmas a Puerto del Rosario. Era la tercera vez que la imagen de la patrona llegaba hasta la actual capital de la isla, al menos que sepamos, pues la primera bajada de la que tenemos noticia se había producido en 1954, con el objetivo de que la imagen presidiera los actos de la Santa Misión que se celebró aquel año, y la segunda había tenido lugar en 1961, durante la peregrinación para pedir la lluvia que recorrió prácticamente toda la isla.

 

La finalidad de este nuevo traslado era que la imagen presidiera la campaña de la Cruzada Mundial del Rosario en Familia, que por aquellas fechas había llegado hasta Canarias, de la mano del sacerdote irlandés Patrikc Peyton, creador de la misma y cuyo lema, aun recordado por muchos, era La familia que reza unida, permanece unida.

 

La apertura oficial de la cruzada se había realizado en rueda de prensa celebrada en el Palace Hotel (Casa del Marino), en Gran Canaria, a la que habían asistido el padre Peyton y las autoridades de aquella isla. Con carácter previo al comienzo de la campaña se habían proyectado en varios lugares una serie de películas de los Misterios del Rosario, con el objetivo de crear el clima adecuado para la posterior predicación. La campaña se prolongó hasta el mes de diciembre, en que tuvieron lugar las predicaciones en Fuerteventura y Lanzarote.

 

En este breve artículo recordamos la celebración de aquella cruzada en Fuerteventura, en la que estuvo presente la imagen de la patrona insular. Para ello dedicaremos algunas líneas a describir el desarrollo de la campaña en nuestra isla, haremos una somera reseña biográfica sobre el promotor de la misma y comentaremos el nacimiento de la romería a la Virgen del Pino de Puerto de Lajas, que se gestó en aquella cruzada religiosa.

 

 

La cruzada del rosario en familia en Fuerteventura. El 21 de diciembre de 1965 el cronista oficial de la isla, D. Gerardo Jorge Machín, se hacía eco en el periódico Diario de Las Palmas de la llegada a Fuerteventura del padre Peyton con su campaña del rezo del rosario. Como ya hemos indicado, para tal acontecimiento se había desplazado la imagen de la Virgen de la Peña desde Vega de Río Palmas hasta la capital de la isla, con objeto de que presidiera la celebración. La llegada de la imagen se producía el domingo 19 de diciembre a media mañana, seguida de numerosos fieles, cuyas muestras de fervor eran continuas, al decir del cronista.

 

Para recibir a la patrona se había colocado un gran arco triunfal en la calle entonces denominada General Franco, hoy Primero de Mayo, junto al que recibieron a la imagen las corporaciones del Cabildo Insular y Ayuntamiento de Puerto del Rosario. Tras la recepción de las autoridades, la procesión con continuó hasta la entrada principal del edificio sede de la Delegación del Gobierno, donde se había instalado un estrado destinado a la misma.

 

Una vez colocada la imagen en el altar levantado para la ocasión, comenzó la celebración con las palabras de apertura del entonces párroco de La Antigua D. Manuel Sánchez, que había sido el organizador de la campaña de la cruzada del rosario en la isla. Después de su intervención comenzó el rezo del rosario, que fue ejecutado mediante turnos por varias personas en representación de distintos sectores sociales. Comenzó el comandante D. Juan Mateo López de Vicuña y su familia, quizás simbolizando la esencia de la campaña, que era el rezo del rosario en familia. Continuó encabezando la oración D. Mauro Acosta, que representaba en aquella celebración a los hombres del campo; le siguió D. Virgilio Jorge Cabrera como representante de las gentes de la mar; continuó D. Rafael Romero, representando a los obreros en general; y acabó con el presidente del Cabildo, D. Guillermo Sánchez Velázquez, que ostentaba la representación del gobierno de la isla.

 

Una vez finalizado el rezo, tomó la palabra un representante del obispo, quien trasladó a los asistentes la bendición del prelado y su pesar por no haber estado presente en el acto, debido a que estaba ocupado en los actos del regreso de la Virgen del Pino a su santuario, después de haber presidido en Las Palmas la campaña de la cruzada del rosario en Gran Canaria. La celebración culminó con un discurso del padre Peyton y con una misa de campaña, oficiada por este sacerdote asistido por su ayudante el padre Persia. Después de terminada la celebración ambos religiosos continuaron su viaje apostólico hasta Lanzarote, para finalizar allí las campañas del rezo del rosario que habían programado en la provincia.

 

Durante la celebración de esta cruzada del rosario en la capital isla, el padre Peyton y las autoridades locales que le arropaban realizaron la promesa, aplaudida por los fieles que asistieron a la misma, de celebrar anualmente una romería y levantar un santuario, con objeto de cumplir la promesa del rezo colectivo del rosario cada año. De este modo nació la romería a la virgen del Pino, en Puerto Lajas, que desde entonces se celebra cada año el 12 de octubre, una vez finalizadas las fiestas patronales del Rosario.

 

 

¿Quién era el padre Peyton? Patrick Joseph Gillard-Peyton había nacido el 9 de enero de 1909 en el condado de Mayo, en Irlanda, en el seno de una familia humilde. A los 20 años emigró a Estados Unidos y estableció su residencia en la ciudad de Scranton, en Pensilvania, donde trabajó como sacristán en la catedral. Desde muy joven había mostrado vocación por el sacerdocio, al que pudo llegar gracias a que monseñor Paul Kelly sufragó los gastos de su educación. Estudió en el seminario de la Universidad de Notre Dame y fue ordenado sacerdote en 1941.

 

En 1942 fundó el Apostolado del Rosario en Familia y en 1948 inició una serie de cruzadas por diversos países, predicando la importancia de rezo familiar. Recorrió varias ciudades y lugares de Estados Unidos, Canadá, Brasil, España, Irlanda, India, Pakistán, Birmania, Ceilán, Filipinas, Australia, Nueva Zelanda y el continente africano. En todos estos lugares, al decir de la prensa de la época, desarrolló intensas predicaciones a favor del rezo del rosario, a las que asistieron numerosos seguidores. También utilizó todos los medios de comunicación de entonces, la prensa, radio y cine, para difundir sus creencias y adoctrinar a sus seguidores. Dirigió unos 40 encuentros religiosos mundiales, que congregaron a millones de personas, produjo una serie de películas de tema religioso y realizó más de 600 programas de radio y televisión.

 

Murió en junio de 1992 y en el año 2001 se abrió una causa de beatificación, estando considerado actualmente Siervo de Dios. El pasado año 2009 se cumplió el centenario de su nacimiento y los católicos de muchos países celebraron diversos actos religiosos en su recuerdo.

 

El denominado cruzado universal por el santo rosario, cuyo lema La familia que reza unida, permanece unida, llegó hasta Fuerteventura en diciembre de 1965, después de una larga campaña en Gran Canaria, en la que predicó en varios pueblos culminando con una gran concentración en Las Palmas el 12 de diciembre presidida por la patrona de aquella isla, la virgen del Pino.

 

 

La romería a la virgen del Pino de Puerto Lajas. Durante la jornada que estuvo en Fuerteventura el padre Peyton surgió la promesa de realizar una romería anual a Puerto Lajas en honor de la virgen del Pino. Probablemente en la elección del lugar de Puerto de Lajas y de la advocación del Pino para crear la romería anual influyeron varios hechos.

 

Por una parte, debió ser determinante que en aquel pequeño núcleo costero ya se veneraba a la virgen del Pino, para la que se había contado con un pequeño oratorio que se había arruinado. Por otra parte, también debió influir, en alguna medida, el hecho de que el padre Peyton recaló en Fuerteventura procedente de Gran Canaria, donde había desarrollado una extensa campaña de su cruzada ante la virgen del Pino, patrona de la Diócesis. Se daba, pues, la circunstancia de que la advocación de la patrona diocesana era objeto de culto en un diminuto núcleo costero de Fuerteventura, Puerto Lajas, que además necesitaba un impulso dado que ni siquiera contaba con una ermita apropiada. Además, Puerto Lajas se encontraba cerca de Puerto del Rosario, capital de la isla, en la que se veneraba la advocación de la virgen del Rosario, estrechamente vinculada a la Cruzada del padre Peyton, y se debió pensar que el mejor colofón para las fiestas del Rosario del 7 de octubre sería la romería hasta Puerto Lajas, que se estableció el 12 de octubre, una fecha cargada de simbolismo en aquellos momentos.

 

En los meses siguientes a la estancia de Peyton en la isla, el párroco D. Leonilo Molina Ruiz fue el impulsor de la iniciativa de la construcción de la ermita y de la romería, quien destacó el papel desempeñado por la docena de familias que habitaban el lugar: Las doce familias que solo quedaban junto a las tranquilas aguas de su hermosa bahía, se unieron como hermanos en amor entrañable a su madre del Pino y todos, grandes y pequeños prestaron sus energías en el trabajo de la construcción de la nueva ermita a la Señora.

 

El pequeño templo se fue levantando con trabajo personal y aportaciones económicas de los fieles, realizándose varias colectas. Se donó un solar de 500 m y el campanario y los ornamentos sagrados también fueron sufragados por los vecinos. La inauguración de la ermita tuvo lugar el 12 de octubre de 1966 y ese año se celebró la primera romería. Fue madrina de la inauguración Dña. Pino Rodríguez Barrios de Mederos y asistieron varias autoridades y numerosos romeros. De todo ello se hizo eco el entonces corresponsal D. Juan José Felipe Lima, quien describía el pequeño caserío con estas palabras: Puerto Lajas tiene garra y personalidad en su pequeñez increíble de lugar marinero de casitas blancas que asoman tímidamente a lo ancho del promontorio en que remata su playa tranquila.

 

La inauguración de la ermita se realizó con la pequeña imagen de la virgen del Pino que los vecinos veneraban desde tiempo atrás. Dos años más tarde, en 1969 llegaba al pequeño templo la actual imagen, que fue costeada mediante suscripción popular por los emigrantes majoreros que residían en Sidi Ifni. La talla fue colocada primeramente en la iglesia de Ntra. Sra. del Rosario, desde donde salió el 10 de agosto de 1969 para ser entronizada en la ermita de Puerto Lajas. Fue D. Juan Antonio Franco Hormiga quien se encargó de dejar constancia escrita de aquel hecho en la prensa del momento: Este día tan solemne fue reservado por muchos feligreses para honrar a su Patrona, y durante todo el trayecto fue acompañada por decenas de vehículos, que seguían el mismo rumbo que la venerada imagen. Puerto Lajas, pueblecito pequeño, sentado a orillas del Atlántico, recibía a Nuestra Señora del Pino revestida de sus mejores galas, y con la vista en el inmenso azul del Océano daba el salvoconducto a todas las embarcaciones que por allí navegaban.

 

Ese mismo año el párroco D. Leonilo Molina destacaba, también en la prensa, que con ello se cumplía una promesa, recordando que el 19 de diciembre de 1965, ante la imagen de la virgen de la Peña, se prometió construir un santuario de romería en recuerdo perenne de la Cruzada del Rosario, donde las familias majoreras se concentraran todos los años a pedirle a la Virgen orando en común ser verdaderos centros de santidad.

 

Como hemos indicado, con anterioridad a 1965 los pocos vecinos de Puerto Lajas ya celebraban la fiesta del Pino, pero sin duda la construcción de la ermita, la nueva imagen y la romería le dieron mayor realce y participación. En los años posteriores se mantuvo la celebración, pero poco a poco fue decayendo, hasta que hacia el año 1996 los vecinos establecidos en Puerto de Lajas, cuya población se había incrementado considerablemente, a través de la asociación de vecinos El Pino, decidieron relanzar la romería, que continúa celebrándose hasta la actualidad.

 

 

Bibliografía

El Eco de Canarias, 3.11.1965. p. 16; 3.12.1965, p. 16; 6.11.1965, p. 14; y 11.12.1965, p. 24. Jable, portal de prensa digital de la Biblioteca Universitaria de la Universidad de Las Palmas.

es.wikipedia.org/wiki/Patrick_Peyton: Patrick Peyton [Consultado el 24.05.2013].

Felipe Lima, Juan José: “Reseña de las fiestas populares. Una ermita para la virgen del Pino”. En El Eco de Canarias, 16.10.1966, p.18. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

Felipe Lima, Juan José: "El Rosario y la ermita. Ahora se cumple un año de la visita del Padre Peyton". En El Eco de Canarias, 4.01.1967, p. 16. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

Franco Hormiga, Juan Antonio: “La Virgen del Pino, en Puerto Lajas”. En El Eco de Canarias, 10.08.1969, p. 19. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

Jorge Machín, Gerardo: “Fuerteventura también rezó el Rosario en Familia. Fervorosa manifestación religiosa del pueblo majorero”. En Diario de Las Palmas, 21.12.1965, p. 21. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

Molina Ruiz, Leonilo: “Hoy, romería a Puerto de Lajas”. En El Eco de Canarias, 12.10.1969, p. 10. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

Molina Ruiz, Leonilo: “La romería majorera, una tradición del 12 de octubre”. En El Eco de Canarias, 11.10.1972, p. 14. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

Molina Ruiz, Leonilo: “Una tradición del 12 de octubre. Romería majorera hasta el Santuario del Pino, en Puerto Lajas”. En El Eco de Canarias, 7.10.1970, p. 9. Jable, ULPGC, Biblioteca Universitaria.

 

 

Este texto y estas imágenes fueron publicados en la revista de la Fiesta de La Peña de Fuerteventura de 2013.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios