Revista nº 702
ISSN 1885-6039

Juegos de antes y de ahora. (I)

Martes, 03 de Octubre de 2017
Tomás Armas Armas
Publicado en el número 699

El objetivo principal de la recopilación de estos juegos es que las niñas y los niños vuelvan a tomar las calles. Y que las madres y los padres revivan los juegos que practicaron de pequeños, con sus hijos e hijas.

 

 

 

Rimas, canciones o juegos para darla

 

Tin Marín.

“Tin Marín,
de dos pingüé,
títere mate,
títere fue,
a la plaza de Teror,
número cuarenta y dos”.

 

Un don, dín.

“Un don, dín de la poli, poli, tana;
un camión que pasaba por España;
niña ven aquí, no quiere venir;
chocolates y bombones para ti”.

 

En un café.

“En un café se rifa un gato,
siempre sale el número cuatro,
uno, dos, tres y cuatro”.

 

Seven ap, seven up.

“Seven ap, seven up,
cuántos años tienes tú”.



(Dirá cuántos tiene y se seguirá contando hasta la edad de la niña. Por ejemplo, si tuviera 10, se seguirá contando hasta llegar a ese número. Se librará el niño en el que se diga el 10. Se puede decidir entre todo el grupo que la primera que sale se la queda, o se van librando de uno en una, hasta que queda uno sólo y, entonces, se la quedará).

 


Una, dona.

Una dona,
tena catona,
quina, quinete.
Estaba la reina,
en su gabinete.
Vino Gil, apagó el candil,
candil, candilón,
cuenta las veinte,
que las veinte son.
1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8,
9, 10,11,12, 13, 14,
15, 16, 17, 18, 19 y 20.

 

En la casa de Pinocho.

En la casa de Pinocho
todos cuentan hasta ocho.
Uno, dos, tres, cuatro,
cinco, seis, siete y ocho.

 


Pito, pito, gorgorito.

Pito pito gorgorito,
¿a dónde vas tú tan bonito ?
A la era verdadera,
pin, pan, pun, fuera.

 

Los dedos.

Se colocan los jugadores en hilera, con una mano en la espalda. Cuando uno avisa, sacan todos las manos con el número de dedos extendidos que quieran. Se suma el total de dedos y luego se empieza a contar por la primera de la fila hasta que llegue a dicho número. Se la quedará o se librará la persona que coincida con el número de la suma.

 

Acertar la piedra.

Se coge una piedra pequeña u otro objeto, se colocan las manos detrás de la espalda y la piedra en una de ellas. Se muestran al compañero con los puños cerrados, boca abajo y las manos cruzadas. Este tiene que tocar la mano donde está la piedra. Si acierta, elige o quedará libre; si no, le toca a otra y los que pierden vuelven a repetir hasta que quede uno solo.

 

Capitán de uno, capitán de dos.

A la hora de formar equipos, se eligen dos capitanes, que van nombrando a los componentes de su equipo, una vez cada uno.

 

Cara o cruz.

Se juega por parejas. Se tira una moneda al aire y cada uno debe elegir entre cara o cruz. Gana quien acierte. Se continuará con las demás parejas.

 

Los palitos rotos.

Se utilizan tantos palitos pequeños, parecidos a los de fósforos, como participantes intervengan. Se cortarán de diferentes tamaños y se colocarán en los dedos de una mano, al mismo nivel,  de manera que los demás solo vean la parte superior. Irán eligiendo de una en uno y se la quedará quien elija el trozo más pequeño.

 

Tirar a la raya.

Se suele utilizar para jugar al boliche, a la tángana o a otros juegos para los que se elija. Se dibuja una raya en el suelo, y desde un lugar que puede estar a varios metros, se tira un boliche o piedra para comprobar quién ha quedado situado más cerca de la raya. Este será el orden de actuación o salida del juego.

 

 

Comentarios