Revista nº 847
ISSN 1885-6039

La ética científica y la ULPGC: tiburones en peligro crítico de extinción.

Viernes, 04 de Marzo de 2016
Atiracan
Publicado en el número 616

Atiracan solicita a la Dirección General de Universidades que revise la colaboración de la ULPGC-Proyecto Angel Shark Projet con empresas de pesca recreativa que capturan tiburones en peligro crítico de extinción.

 

La sociedad en general confía en que la Universidad estatal es un organismo de bien público, sin fines de lucro y ejerce sus funciones de docencia e investigación con un juicio independiente, sobre la base de principios y valores éticos que sustentan y legitiman su actividad.

 

Sin embargo, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria apoya el desarrollo de un proyecto de investigación denominado Angel Shark Projet, en el que la teoría sobre la conservación y protección del tiburón ángel (Squatina squatina) entra en colisión con la práctica desarrollada, al colaborar con empresas de pesca recreativa que capturan dicha especie. A través de dicho proyecto se ha editado, en colaboración con las empresas de pesca recreativa, un documento denominado Guía de Buenas Prácticas en la que se dan una serie de consejos para manipular los tiburones que son capturados por estas embarcaciones e izados a bordo para que sus clientes se hagan fotografías que luego publicitan.

 

Tanto la captura como la tenencia a bordo de tiburones y rayas está prohibida por la Unión Europea y por España desde el año 2009.

 

 

Denuncias de Atiracan e información a la Universidad. Un conflicto de intereses. Atiracan viene desarrollando una intensa actividad desde hace más de un año de denuncia contra estas empresas a través del SEPRONA, de la Viceconsejería de Pesca y del Diputado del Común; con más de 20 denuncias, hemos conseguido abrir un proceso de investigación por parte de Inspección Pesquera.

 

En reunión mantenida con responsables de Angel Shark Projet en la ULPGC hemos informado de esta situación y de las actividades ilegales llevadas a cabo por estas empresas, así como de la contradicción que supone el colaborar con quienes de manera sistemática atacan y dañan a los tiburones en Canarias. A pesar de ello, se ha hecho caso omiso a estas circunstancias.

 

Esta colaboración no puede ser asimilada de una forma acrítica. Por todo ello, Atiracan ha presentado una solicitud ante la Dirección General de Universidades para que se analicen estas actuaciones en materia de investigación científica y colaboración con estas empresas, así como la retirada de esta Guía de Buenas Prácticas elaborada por Angel Shark Projet.

 

 

Comentarios