Revista nº 801
ISSN 1885-6039

DORESTE GRANDE, Víctor (1902-1966).

Domingo, 03 de Enero de 2016
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 607

Narrador y dramaturgo n. y m. en Las Palmas de Gran Canaria. Autodidacta. En 1905, reside en Salamanca, ciudad a la cual se había trasladado su familia, donde su padre, el también escritor Domingo Doreste Rodríguez*, había sido destinado como secretario judicial.

 

Desde muy niño cursó estudios de música y en 1918 da su primer recital de piano. En 1919 compone las ilustraciones musicales para el poema dramático Llanura, de Alonso Quesada*. En su casa familiar de Las Palmas conocería a muchos de los escritores grancanarios más significativos, contertulios asiduos de su padre. En torno a 1921, viaja a Alemania y completa estudios de piano en Leipzig. Allí edita su composición Fox-trot Español (1923) y compone Cinco Suites, sobre temas populares canarios, que estrenaría a su regreso a Gran Canaria, en 1926. Pronto abandona el piano y se interesa por la guitarra. En los primeros años de la década de 1930, viaja por Alemania y realiza una serie de conciertos, con una actuación en Barcelona junto al también guitarrista grancanario Ignacio Rodríguez García (1894-1972). Colabora entonces en algunos diálogos berlineses. En 1932 se estrena en San Sebastián y en Las Palmas la zarzuela La Zahorina, con música suya y libreto Domingo Doreste Rodríguez*, su padre. Tras su regreso a Gran Canaria, colabora habitualmente en la prensa local, donde publicó artículos diversos, muchos de ellos de humor crítico. Fueron notables sus colaboraciones en el Diario de Las Palmas, que había reiniciado su publicación, en 1953, bajo la dirección del poeta Pedro Perdomo Acedo*. Entre las diversas series de artículos periodísticos, cabe citar: El canario en su jauja, Pensamientos y pensamientas, Urbaniloquios, Crónicas literarias o Relatos impersonales. También frecuenta entonces las diversas tertulias, entre literarias y bohemias, que se reunían en La Plazuela, en el Bar Polo o en el Neo-Tea* de la capital grancanaria. En 1937 publicaría un curioso libro didáctico-cabalístico en alemán: Einführung in die spanische Sprache. Con los años cuarenta comienza su labor como dramaturgo y estrena, sucesivamente, las comedias costumbristas Ven acá vino tintillo (1941), Una limonada para el señor (1943), La del manojo de tollos (1951) y En el risco está mi amor (1963). En 1947, en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria, expone una nuestra de sus óleos. En cuanto a su obra literaria, publica la novela Faycán (1945), reeditada en mútiples ocasiones. En 1949 aparece el volumen de versos Once Sonetos, con prólogo de Pedro Lezcano*, y en Narraciones Canarias (1965) reunió relatos de sus recuerdos de niñez y juventud. En 1980 se publican sus Poesías Completas. El propio escritor se refiere, entre otras obras que tenía inéditas, a las novelas: Silencio en Hoya Capa, Dos horas en el aire e Historias de Calibán.

 

 

Foto: retrato del autor por Julio Viera

(https://ldoreste.files.wordpress.com/2009/06/genio-y-figura-de-victor-doreste.pdf)

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios