Revista nº 858
ISSN 1885-6039

Radiografía del pasodoble Islas Canarias.

Miércoles, 04 de Marzo de 2015
Elfidio Alonso
Publicado en el número 564

Si se dejan a un lado las posibles virtudes musicales (que debe tenerlas, dada la gran popularidad que ha alcanzado el pasadoble a niveles internacionales), los versos del Islas Canarias no hay por dónde cogerlos, llenos de tópicos y de disparates, narcisistas y vulgarmente patrioteros.

 

 

 

 

Vergel, de bellezas sin par,
son nuestras Islas Canarias,
que hacen despierto soñar.
Jardín, ideal siempre en flor,
son las mujeres las rosas,
luz del cielo y del amor.

 

 

Es el comienzo del nunca bien ponderado pasodoble "Islas Canarias", del maestro Tarridas. Los versos son el no-va-más de la cursilería narcisista, y reflejan las muy escasas dotes poéticas del autor.

 

Y tras la introducción, que todos hemos cantado y bailado alguna vez, viene la copla de isa, que ha sufrido varias transformaciones en el tiempo, como el añadido de Islas Canarias, Islas Canarias que se intercala a final verso y no la abominable prolongación aflamencada (o calderón interminable) del suspiiiii, que alguien puso de moda para asombrar al público turístico, más con la capacidad pulmonar que con posibles atributos del arte de bien cantar.

 

 

El corazón de los guanches,
el murmullo de la brisa,
suspiran todos amantes
por el amor de una isa.

 

 

Es la copla más conocida y popular del pasodoble. La alusión a los guanches le da un cierto aire subversivo a la copla, cuyo sentido o mensaje resulta difícil de descifrar, con esa fórmula entre charada y galimatías. Veamos el argumento: tanto el corazón de los guanches como el murmullo de la brisa, suspiran por lograr el amor de una isa. Si le damos al vocablo ese misterioso y laberíntico significado de salto = isa (según los bables asturianos y según Lothar Siemens), tendríamos un disparate mayúsculo, porque uno no entiende cómo el corazón de los guanches y el poético murmullo de la brisa se vuelven locos y amantes por un simple salto asturiano. Otra cosa sería si le diéramos a isa el significado sefardita que tiene, cosa que haremos próximamente en nuestra Antología del folklore musical canario, con datos y pruebas menos controvertibles.

 

Si lo de los guanches puede dejar algo contentos a los nacionalistas, la copla del recitado (que ha sido otro añadido al original de Tarridas) deja las cosas en empate. En efecto: España tiene un tesoro / que son las Islas Cananas. La UCD, Alianza Popular, el PSOE y demás partidos que postulan la unidad de destino en lo universal, no pondrían la menor objeción ante semejante techo autonómico...

 

La cuarteta original, muy en la línea de ese estilo abracadabrante del tema, fue arrinconada por lo de El mundo tiene una Europa / Europa tiene una España, que es más rimbombante que la cuarteta casera y amañada de Tarridas:

 

 

El sol tiene rayos de oro,
las flores sus pasionarias,
y España tiene un tesoro
que son las Islas Canarias.

 

 

Albárdeme ese cangrejo, que diría un mago. En cambio, sí ha sido un hallazgo el remate final, que toca el doloroso y triste asunto de la emigración, y que no figuraba en el original (cuando llegará el dulce momento/ de pisarla tierra en que nací).

 

En resumen: si se dejan a un lado las posibles virtudes musicales (que debe tenerlas, dada la gran popularidad que ha alcanzado el pasadoble a niveles internacionales), los versos del "Islas Canarias" no hay por dónde cogerlos, llenos de tópicos y de disparates, narcisistas y vulgarmente patrioteros. En unos tiene responsabilidad directa el autor; en oíros, añadidos ajenos y postizos han acabado de moler la batata, con la excepción del estribillo final (creación de Mary Sánchez y Los Bandama, menos afortunados en el suspiiiii y en el olé, que han provocado costumbre desgraciada).

 

Sin embargo, el pasodoble (o pasacate, como se diría en el campo) ha logrado consolidarse fuera de las Islas, casi siempre en su dimensión estrictamente musical y no cantada, que es como resulta emocionante y hasta hermoso. En esas versiones de bandas y grandes orquestas, el pasodoble de Tarridas ha alcanzado una representatividad de Canarias que no tiene otra partitura musical.

 

Vamos a poner un ejemplo: cuando se celebraron los actos de Caracas en honor a Galdós, no pudieron interpretarse los himnos de España y Venezuela, porque en el día de la inauguración de la plaza, que lleva el nombre del escritor grancanario, ocurrió algo trágico e inesperado: Franco había ordenado la ejecución de los etarras. El presidente Carlos Andrés Pérez optó por no acudir a los actos, delegando en el canciller Escobar Salom, quien pronunció un discurso bastante duro contra el régimen franquista, mientras Olarte Cullen, Rafael Clavijo, Matías Vega y demás autoridades canarias aguantaban el chaparrón...

 

Fue descubierto el busto de Galdós, mientras algunos tanques y fuerzas del ejército venezolano custodiaban discretamente las entradas y salidas de la plaza. Se temía que los vascos emigrantes reventaran el acto, en señal de protesta por los fusilamientos. Entonces ante el asombro general la Banda Municipal de Caracas se arrancó con el pasodoble "Islas Canarias", como himno representativo de nuestra tierra.

 

Aquel día comprendí que, sin letra, el pasodoble "Islas Canarias" podía pasar por un himno revolucionario y contestatario...

 

 

Artículo previamente publicado en el número 13 de la revista El Puntal.

 

 

Comentarios
Lunes, 13 de Noviembre de 2017 a las 13:48 pm - Jordan

#06 Hola , soy frances, lo siento por mi espanol.

Yo busco una version de este cancion, cantada para une mujer, diciendo en el intro : espana tiene un jardin, que son las islas canarias

(aproximadamente)

Gracias

Lunes, 20 de Julio de 2015 a las 16:49 pm - Jesús García

#05 Señor Rodriguez: esta Vd. muy acertado en ciertas versiones de su relato, de las cuales estoy de acuerdo y le aplaudo. Esos señores foráneos, tuvieron la inspiración y mi imagino, que en lo comercial no pensaron en los emolumentos. Pero se les debió llenar el corazón al escribir en un pentagrama esa obra tan maravillosa como es el pasodoble islas Canarias; tanto el músico como el poeta.

El señor Elfidio jamas saldrá de su intelijencía una obra de este calibre.

No me quiero hacer propaganda pero un foráneo que sus hijos nacidos de madre canaria , y mis nietos también en esta santa tierra, me voy a permitir con el permiso de Vds. de escribirles una poesía de mi cosecha, titulada Acentejo.

Guerra, guerra al invasor/ defender nativos la tierra;/ La que os vio nacer/ que no os la quite nadie./ De donde viene esa gente/ muy lejos, allende los mares/ Luchar nativos valientes/ aunque derraméis la sangre/ Que vuestra agraciada tierra/ no os la arrebate nadie/ Luchar, seguir luchando/ no perdáis la batalla grande/ Quien osa, pisar tus playas/ tus cumbres de rica flora,/ esperar arriba en Acentejo/ y dar fuerte en la batalla/ Que no caiga en su poder por mucho que se empeñen/ la tierra que os dio la raza/ del valeroso pueblo Guanche/ Sois herederos de un pueblo/ guerreros. decididos y nobles/ Lucha unido a tus gentes/ por tu gloria y tu linaje..

Espero que comprendan que no es una "godada" si no de un hombre que siente con amor a esta bella tierra, aquí quedaran mis hijos y nietos, les deseo que se les quemen las malas hierbas, que aquí también nacen. Jesús

Sábado, 11 de Abril de 2015 a las 13:46 pm - Luis

#04 Cuando algunas personas están muy envejecidas, se dedican a comer el coco a quién sea. Cómo músico creo que el Pasodoble Islas Canarias, es una obra de arte, que ha sido el Hinno de Las Islas Canarias y lo seguirá siendo. El politiqueo de hacer ótro oficialmente, propiciado por mentes influenciadas no ha tenido éxito, sino rechazo y a la vista está: FRACASO ABSOLUTO, Seguiremos siendo un VERGEL DE BELLEZA SIN PAR.

Viernes, 27 de Marzo de 2015 a las 11:45 am - Carlos

#03 Triste y desafortunado artículo del director de Los Sabandeños, que en numerosas ocasiones defendió este pasodoble como Himno de Canarias y que ahora se carga de un plumazo. Recordarle al señor Elfidio que lleva 50 años al frente de un grupo que ha interpretado e interpreta al final de cada uno de sus conciertos el Pasodoble Islas Canarias.

Lunes, 23 de Marzo de 2015 a las 17:08 pm - Jesús García López

#02 Don Elfidio, voy a recordarle, que algunas veces, en los paragüitas, nos bebiasmos una cerveza con ricos berberechos peninsulares, creo que Vd. tiene la supuesta enfermedad de muchos "españoles" la envidia, todos los seres umanos tenemos defectos y virtudes, creo que a Vd. las últimas le faltan. Todos los tinerfeños, tantos nativos como foraneos, nos sentimos orgullosos del pasodoble Islas Canarias, sabemos de ante mano, que al ser el dictador de los Sabandeños, saque a relucir como un niño de pataleta, un cuento de Venezuela ¿Es que quiere ser amigo de Maduro? Por favor tengo 80 años, y amo a la tierra de mis hijos y nietos, no venga con cuentos para no dormir, deje ese pasodoble que a todos los canarios cuando oimos en tierra extraña se nos saltan las lagrimas, que un musico foraneo, haya puesto tanta emoción en el alma de los canarios; deje la pataleta para otro día, y que conste que tengo todos sus CD y me enecantan, pero tambien veo y escucho en su musica verdaderos defectos.Nadie es perfecto, y como compositor al señor Tarridas y el poeta Josef Picot, nos les llega a la suela de sus zapatos. Si tanto sabe de música escriba una buena partitura y corresponda a la fama que ese pasodoble ha dado en el mundo a nuestra tierra. Las Islas Canarias. un saludo señor Elfidio. Jesús (en compensación de lo mal que lo han hecho) Gracias

Domingo, 08 de Marzo de 2015 a las 16:44 pm - Moises Rodriguez

#01 Me quedo muy sorprendido por la opinión de uno de los grande de la historia de la música de Canarias, como es Elfidio Alonso, esta reflexión bajo su punto de vista es bastante respetable pero que a mi particularmente me plantea varias controversias y que cada vez estoy más convencido que los ideales de las personas tiene menos valores ya que lo que se busca es el protagonismo y llegar al público aun cuando no se esté empatizando con lo que se haga en el escenario.

Primero que nada quiero expresar que el pasodoble islas Canarias no es un tema que me cause admiración ya que desde siempre he pensado que es un tema que se aleja de la realidad y que un “Español” por muy canario que se sienta nunca podrá sentir como un canario. Dicho esto confieso que este tema aunque “lo tararean los perros” por la calle no me gusta lo más mínimo, pero que no por ello debo desprestigiar ni pisotearlo ya que lo canarios lo han tomado como suyo y alguno dice que es el himno de las islas.

Pero esta reflexión que nos expone Elfidio Alonso como ya he apuntado me causa cierto jareamiento en mi cabeza, ya que lo que él dice en este artículo, no es lo que se predica en las actuaciones de su grupo y digo de su grupo Los Sabandeños porque a nadie se le esconde que son de él.

Primero que nada si es un tema narsista y vulgarmente patriotero. ¿Porque razón lo han interpretado Los Sabandeños a lo largo de la historia? Pienso yo que, si el máximo icono del grupo Lagunero piensa esto pues con no cantarlo tiene suficiente.

Luego habla de pasodoble popular. ¿Quién han sido los máximos responsables de que este pasodoble se conozca en el mundo entero? Pues los Huaracheros, Mari Sánchez, Los Gofiones, pero sin duda alguna Los Sabandeños, cosa esta un tanto incoherente si leemos el artículo que acompaña a esta reflexión.

Otra de las cosas que se me viene a la cabeza es la introducción letrista del grupo Los Sabandeños a la letra original. ¿Esta estrofa no es patriotismo y nacionalismo?

Siete estrellas brillan en el mar:

Benahoare, Hero y Tamarán,

Tytherogakaet y Achinech,

Maxorata y Gomera tambien.

¡Ay, mis siete islas Canarias,

con el pico Teide de guardián,

son siete hermosos corazones,

que palpitan al compás!

¡Mis siete islas Canarias!

Además con esta acción bajo mi punto de vista, se comete una falta de respeto a los creadores de este tema Pasodoble Islas Canarias. ¿Quiénes son Los Sabandeños para modificar la letra de una canción con autor reconocido? Desconozco si está autorizado este cambio por el autor.

Los Sabandeños son muy amigos de introducir letras a canciones que no lo tienen como puede ser el tema de EL Canario que es uno de los primeros temas de nuestro folclore.

Este artículo sale a luz cuando al menos uno de sus compositores esta ya fallecido y no se puede defender.

En fin una vez más se ve en nuestro archpíelago cosas como esta, podemos tener un pensamiento y actuamos de la forma contraria. Solo importa agradar a todo el mundo vender cantidades de discos, la participación del público con las palmas y que al final se pongan de pie y griten BRAVO, BRAVO, aunque luego se saque un artículo de opinión exponiendo todo lo contrario

Y digo yo lo que decía la abuela de una persona muy cercana a mi ¿En qué quedamos en el duro o en la media peseta? Así nos va.