Revista nº 697
ISSN 1885-6039

Frangollo.

Viernes, 06 de Febrero de 2015
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 560

Este postre canario es relativamente desconocido por la gente joven, pero es una receta tradicional en muchas casas de nuestro Archipiélago, especialmente en las islas occidentales. Ahora pueden atreverse ustedes mismos a hacerlo...

 

 

El frangollo es un postre típico de Canarias realizado a base de leche, harina de millo (si está con trocitos de millo entero, mejor), huevos, azúcar, mantequilla, limón (preferiblemente verdoso), almendras, pasas, canela. Aunque hay distintas variantes o formas de hacerlo (con matalahúva o con agua y no leche...).

 

Este postre canario es muy desconocido por la gente joven, pero es una receta tradicional en muchas casas de nuestras islas.

 

 

Ingredientes (para 6 personas)


1 paquete de frangollo de 250 gramos (harina de millo)
1 litro de leche
1 palo de canela en rama
½ corteza de limón
30 gramos de mantequilla
5 cucharadas de azúcar
2 yemas de huevo
60 gramos de almendras peladas (tostadas y troceadas)
60 gramos de pasas  (a poner en remojo)

 

 

Preparación y elaboración. Lo primero que hay que hacer es poner las pasas a remojo con agua templada. Por otro lado, en un caldero, preferiblemente chato, ponemos al fuego la leche con la corteza de limón y el palo de canela. Cuando rompa a hervir le añadimos el frangollo y removemos bien para que no se pegue. A continuación le añadimos la mantequilla y el azúcar y continuamos removiendo hasta que rompa a hervir otra vez.

 

 

Al rato le quitamos el palo de canela y la cáscara de limón. Según se vaya embebiendo la leche se le va añadiendo un poco más, hasta que veamos que el millo está guisado. A los 20 minutos, más o menos, de cocción lo retiramos del fuego y al poco tiempo le añadimos las 2 yemas de huevo batiéndolas con ganas para evitar que se cuaje. Por último le añadimos las almendras y  las pasas  removiéndolo todo de nuevo.

 

Y finalmente, una vez frío se desmolda y se vierte en cuencos individuales. Se suele servir con azúcar o un chorrito de leche por encima o con miel de palma, al gusto. Hay quien también lo prefiere tomar en caliente.

 

 

Comentarios