Revista nº 706
ISSN 1885-6039

Un BIC majorero: el yacimiento arqueológico de La Pared.

Martes, 15 de Diciembre de 2015
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 605

Localizado en Pájara (Fuerteventura), es uno de los más importantes de la isla por su extensión y la cantidad de estructuras que atesora. Se trata de un espacio de gran significación histórica y de notable valor cultural para los majoreros.

 

El Gobierno declaró hace un tiempo Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, La Pared de Jandía, uno de los yacimientos de la etapa preeuropea más importantes de Fuerteventura y también el mayor, en cuanto a su extensión y cantidad de estructuras que lo conforman, constituyendo un conjunto de notable relevancia en el panorama de la arqueología insular. Además del interés arqueológico, este conjunto se inserta en un espacio de gran significación histórica para los majoreros, lo que conlleva a reforzar aún más su notorio valor cultural.

 

Situado en el istmo que une la península de Jandía con el resto de la isla, en el término municipal de Pájara, está constituido por una pared de piedra que, según referencias documentales atravesaba la isla de Norte a Sur, desde la costa de barlovento a la de sotavento por el istmo de Jandía, en una longitud de 6 km, y por unas 40 estructuras adosadas a ella o en sus inmediaciones.

 

Las primeras referencias históricas sobre este yacimiento se recogen desde el siglo XV, en la crónica francesa de la conquista Le Canarien, donde aluden a su existencia. En el siglo XVII el yacimiento arqueológico aparece representado en la cartografía de Yñigo de Brizuela (Juan Tous Meliá. Estudio y Edición. 2000: 71), atravesando el Istmo de Jandía. Los datos recopilados por historiadores antiguos e investigadores más cercanos a nuestra era como Sebastián Jiménez Sánchez (en 1946), Elías Serra Rafols (en 1959-60), y los diversos estudios realizados a lo largo de la historia: prospecciones arqueológicas, historiografía oral, etc., señalan que La Pared se extendía de mar a mar, de barlovento a sotavento.

 

Existen varias interpretaciones sobre La Pared de Jandía entre las que destacan la señalada por varios autores en el sentido de que La Pared era simplemente un muro para evitar disputas a propósito de pastos impidiendo, de esta forma, la entrada del ganado a una zona de grandes recursos acuíferos y florísticos como es la dehesa de Jandía; o los que interpretan La Pared como un muro de carácter defensivo, como apunta el profesor Elías Serra Rafols, para evitar dudas y disputas de estos pastos y ganado.

 

La altura actual de la estructura raramente supera los 80 cm en la parte Norte, mientras que el ancho varía alcanzando en determinados tramos entre 1 y 1,50 metros. Las continuas agresiones que estuvo y está soportando ha provocado casi la desaparición del tramo que llegaba al área costera, a causa del aprovechamiento de las piedras de la estructura de La Pared para las construcciones urbanísticas, la realización de la carretera que lleva a Morro Jable, que la destruyó en varios sectores, y la apertura de una pista de tierra que va paralela a La Pared.

 

Delimitación del Bien de Interés Cultural. Para definir la delimitación del Bien de Interés Cultural de La Pared de Jandía se ha tenido en cuenta los vestigios del yacimiento arqueológico observables en la superficie del terreno, formado por los restos de La Pared y las estructuras integradas a la misma, la configuración de los espacios que ocupó La Pared. Aunque físicamente los restos no son visibles sobre el terreno se conserva el medio natural donde posiblemente fue construida, así como la documentación oral y escrita, que determina que desde el siglo XV atravesaba Fuerteventura en toda su longitud.

 

La delimitación del Bien de Interés Cultural de La Pared de Jandía alcanza una superficie de 328 263 metros cuadrados. Tiene en cuenta la extensión del yacimiento arqueológico y la gran cantidad de construcciones y material arqueológico que lo conforman; el interés arqueológico e histórico suscitado por los investigadores en la interpretación del yacimiento y por constituir a través de la historia el concepto físico que delimitaba la península de Jandía con el resto de la isla; y por ser un yacimiento con una elevada fragilidad.

 

 

Más información aquí

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios