Revista nº 848
ISSN 1885-6039

Tierras abandonadas: ¿pueden ser una oportunidad? El ejemplo de Güímar.

Jueves, 27 de Agosto de 2015
Manuel J. Lorenzo Perera
Publicado en el número 589

Cuando se implantó el Plan 1967 de la carrera de Maestro, hicieron desaparecer la asignatura titulada Agricultura e Industrias Rurales, bajo la convicción de que con el turismo íbamos a hacernos todos ricos. Hoy se enseña para que el alumnado abandone el campo. Se sigue repitiendo que agricultura equivale a tercermundismo.

 

 

Resulta curioso contemplar cómo convive un mundo inmerso en una crisis económica galopante con el alarmante abandono del campo, hecho palpable en cada una de las islas de nuestro Archipiélago. En lo que a agricultura y ganadería se refiere el panorama en Canarias ha cambiado radicalmente en el discurrir de los últimos cincuenta años: cuantiosos llanos y paredones abandonados; han dejado de criarse animales, la hierba crece frondosa por doquier sin que nadie la siegue, dependencia masiva y alarmante de productos agroganaderos venidos del exterior...

 

Y es más, toda esa insensatez también se ha dejado sentir en el campo de la cultura. Cuando se implantó el Plan 1967 de la carrera de Maestro, hicieron desaparecer la asignatura titulada Agricultura e Industrias Rurales, bajo la convicción de que con el turismo íbamos a hacernos todos ricos. Hoy se enseña para que el alumnado abandone el campo. Se sigue repitiendo que agricultura equivale a tercermundismo. Se tienen en olvido y hasta se menosprecian las tradiciones del campo (folklore musical, representaciones, artesanía...). Hemos perdido la memoria histórica, llegando a olvidar que en el campo se encuentran nuestras raíces culturales y que fue el mundo en el que se forjó el espíritu y el corazón de nuestros padres y abuelos; amén de obviar e ignorar lo que supone la agricultura coma fuente de aprendizaje, sabiduría, ejercitación física, permitiendo saborear el sentimiento y el valor de la vida misma. Con diferencia a lo que acaece en países tan próximos y parecidos al nuestro (Madeira, Azores...) en el camino se ha elegido la vía de la chabacanería, plasmada en el retroceso y la destrucción del paisaje y del solar agrícola. No se ha tenido la mira de luces suficiente para entender que la tradición y el progreso bien entendido son perfectamente compatibles.

 

Abandonamos la agricultura para agarrarnos a un auténtico clavo ardiendo: el turismo, una actividad que, aunque parezca mentira, ha acabado aburriendo a tantos, debido a que su trazado y diseño ha sido irracional e irrespetuoso con tantas cosas, entre ellas con el legado que supieron transmitirnos nuestros antepasados, una herencia en la que la agricultura suponía y marcaba tanto y a la que acabamos arrinconando y menospreciando.

 

Papas con riego a manta

 

El Valle de Güímar: un ejemplo de abandono y de oportunidad. En el territorio que va desde Fasnia a Güímar había tres cooperativas dedicadas a la exportación. Los principales cultivos eran: plátanos, papas blancas de todas las variedades, tomates, todo tipo de verduras... Además hay que añadir los frutales, pues por su clima la zona es apropiada para mangos, aguacates, etc. Lo que da cuenta de su potencial agrícola.

 

En esta ocasión hemos hablado con don Rosendo García Dorta, Presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Güímar: “este municipio necesita de un Proyecto de Desarrollo Rural”. Esta asociación fue fundada en abril de 2004 y cuenta con unos 70 socios; tiene como principal objetivo impulsar, de manera ordenada, la actividad agroganadera en el Valle de Güímar.

 

La cooperativa de Güímar cerró, aún perviven la de Lomo de Mena y la de Fasnia, y ambas han reducido ampliamente su actividad. La producción actual está destinada al mercado local, la crisis es tan acuciante como en cualquier otro territorio y sus agricultores y ganaderos están deseosos de una planificación: “se está cometiendo lo que podríamos llamar una injusticia social, es decir, grandes propietarios que podrían ser empresarios explotando sus tierras y generando empleo, están empleados como jardineros en algún Ayuntamiento o cualquier otro empleo que les permita un mínimo de seguridad económica”.

 

Todas las Administraciones Públicas deben tomar conciencia de la situación económica y, sobre todo, del desempleo que existe en las Islas. Por tanto, sería importante que apoyen iniciativas como esta: ”Ya nos hemos reunido con el Concejal de Agricultura y con el Alcalde para exponerles nuestras demandas:

 

* Punto Limpio para la recogida de residuos agroganaderos.

* Autorización para hacer estercoleros en las explotaciones ganaderas.

* Reactivación de la actividad agrícola en el municipio.

* Impulsar una red de riego que sea de interés general.

* Instalación de una desaladora y una depuradora con energía alternativa.

* Aprovechamiento de la energía eólica en la zona conocida como La Ladera.

 

Claveles regados con agua totalmente depurada

 

Si se dota de infraestructura, se puede reactivar la labor. Para poder poner en marcha un proyecto de Desarrollo Rural, es importante que se establezca un foro donde estén presentes representantes de la Administración Pública (Cabildo, Consejería, Ayuntamiento) y de los agricultores y ganaderos.

 

Actualmente existe un Mercadillo que se instala los domingos en la plaza de Güímar y otros dos días más de la semana lo hace en Arafo y en Candelaria. Es una forma de comercializar los productos locales, a muy pequeña escala. Lo ideal sería canalizar toda la producción a través de una cooperativa y que esta pueda abarcar al comercio local e insular con una buena oferta de excelencias que se pueden producir en el Valle de Güímar.

 

 

Texto publicado previamente en la revista El Baleo (n.º 51).

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Domingo, 10 de Abril de 2016 a las 15:56 pm - Jesús García López

#03 Principalmente me dirijo a Vd. don Manuel Acosta, acabo de cumplir 81 años, aunque no nací en esta bendita tierra, por los tantos años de vivencia en la misma, es mi amada patria aquellos recuerdos tan lejanos es la satisfacción de haberlos vividos, el bello paisaje desde el mirador del valle de Güimar, viendo plataneras y tantas tierras de caña de azúcar y otras variedades de productos, le traen recuerdos de tiempos felices vividos en esta hermosa tierra, piense que la agricultura no la veremos recuperarse por nuestra edad. Hace poco tiempo fui a una excursión a Vilaflor de Chasna, durante el camino recorrido recordaba aquellos campos que daban verdor y belleza a nuestra tierra, le digo don Manuel que me daban ganas de llorar, aquella carretera llena de arboledas, matojos y campos de labranza floreciendo sus frutos se los llevó el diablo, solo nos queda aquellos años vividos que no volverán, vivamos el recuerdo nostálgico de nuestra tierra, un saludo afectuoso de Jesús García

Viernes, 11 de Septiembre de 2015 a las 08:22 am - Jesús García López

#02 Gracias a Dios que hay dos señores en esta santa tierra, llamados don Manúel J Lorénzo y don Manúel Acosta, sera casualidad, el que suscribe también tiene 80 años, he vivido gran parte de mi vida en nuestro querido archipiélago, padre de canarios y abuelo de mis amados nietos chicharreros, de los cuales me siento orgulloso. mi esposa (también canaria) tiene un puesto de verduras en la recova de Santa Cruz , la he acompañado de madrugada a mercatenerife, y es una pena que la mayoría, el 80% de los artículos lleguen de procedencia externa. Me recuerdo ver en las cercanías del muelle, largas colas de camiones con artículos agrícolas de nuestra tierra.

Ver ese muelle lleno de barcos esperando su turno para cargar los artículos que producían nuestras tierras, pero eso se acabo, y pregunto ¿de quien es la culpa? de la asignatura prohibida o de la ineptitud de los políticos vendidos al mejor postor, ¡quien se acuerda de la caña de azúcar, de las hojas de tabaco, de los trabajadores de los puros, ¿porque tuvieron que emigrar tanto canario a buscarse la vida fuera de su tierra? por una serie de caciques no venidos de fuera, si no, que han crecido dentro. Quien recuerda aquel barco de la luz, y las grandes plantaciones de tomates, trasportados vía maritíma camino de la península, las plataneras del valle de la Orotava y Puerto de la Cruz. desde el mirador de Güimar veías un valle esplendido; ahora da pena.

Supuestamente donde ganan el dinero los políticos, es con el cemento y los impuestos de lo que llega de fuera, ¡quien vio el muelle de Santa Cruz, ahora dan ganas de llorar, adiós maestritó inculto, menos mal que dejastés la presidencia del Gobierno Canario, ahora a vivir del cuento con tu buena jubilación, y el agricultor que le den. Aproposito mi señora para encontrar papas negras se ve y se desea, adiós agricultura Canaria, vivan los ladrillos que llenan nuestros campos, estoy con los dos señores de nombre don Manúel, un saludo a Bienmesabe

Sábado, 29 de Agosto de 2015 a las 21:20 pm - Manuel Acosta Gonzalez

#01 HOY TENGO CUMPLIDOS 80 AÑOS ,Y MI INFANCIA LA VIVÍ EN GÜIMAR ,CARRETERA DEL PUERTITO*** LOS RECUERDOS QUE TENGO; FUERON LA CANTIDAD DE TRABAJADORES DEL CAMPO QUE PASABAN CADA DÍA POR DELANTE DE CASA,DONDE VIVÍA LA FAMILIA DE SEÑO ALFREDO Y JUANA **LOS RECUERDOS DE LA INFANCIA ,CAMELLOS ,MULAS Y BURROS CARGADOS ; Y NO DIGAMOS LAS CARRETAS CARGADAS DE SACOS DE PAPAS Y MAS TARDE LOS CAMIONES CON CAÑA DE AZÚCAR Y QUE MÁS DE UNA VEZ CORRIMOS DETRÁS PARA SACAR UNA CAÑA PARA CHUPAR*** POR QUE NO HAY QUE OLVIDAR QUE (TENÍAMOS EL "RACIONAMIENTO" Y MUCHAS CARENCIAS*** RECUERDO EL TOQUE DEL BUCIO DE "AMOGIO" QUE MARCABA ,PARA EMPEZAR A TRABAJAR, Y PARA DAR DE MANO,SOBRE LAS 4 DE LA TARDE; Y LOS EMPAQUETADOS DE TOMATES,PAPAS Y PLÁTANOS Y LOS CAMIONES CARGADOS HASTA LOS TOPE PARA HACER COLA EN EL MUELLE DE SANTA CRUZ***TODO EL CAMPO DEL VALLE ESTABA VERDE Y SEMBRADO DE DIFERENTES CULTIVOS *** ESTARÍA HABLANDO DE MIS VIVENCIAS DE AQUEL TIEMPO, HASTA EL AMANECER*** QUE SE DESPIERTEN LOS RESPONSABLES ; PARA SACARLE AL CAMPO EL SUSTENTO DE TANTAS PERSONAS QUE LO NECESITAN*** (PAZ Y BIEN) **********************************