Revista n.º 1046 / ISSN 1885-6039

Tierras abandonadas: ¿pueden ser una oportunidad? El ejemplo de Güímar.

Jueves, 27 de agosto de 2015
Manuel J. Lorenzo Perera
Publicado en el n.º 589

Cuando se implantó el Plan 1967 de la carrera de Maestro, hicieron desaparecer la asignatura titulada Agricultura e Industrias Rurales, bajo la convicción de que con el turismo íbamos a hacernos todos ricos. Hoy se enseña para que el alumnado abandone el campo. Se sigue repitiendo que agricultura equivale a tercermundismo.

Campo y casa rural abandonados en Güimar.

 

 

Resulta curioso contemplar cómo convive un mundo inmerso en una crisis económica galopante con el alarmante abandono del campo, hecho palpable en cada una de las islas de nuestro Archipiélago. En lo que a agricultura y ganadería se refiere el panorama en Canarias ha cambiado radicalmente en el discurrir de los últimos cincuenta años: cuantiosos llanos y paredones abandonados; han dejado de criarse animales, la hierba crece frondosa por doquier sin que nadie la siegue, dependencia masiva y alarmante de productos agroganaderos venidos del exterior...

 

Y es más, toda esa insensatez también se ha dejado sentir en el campo de la cultura. Cuando se implantó el Plan 1967 de la carrera de Maestro, hicieron desaparecer la asignatura titulada Agricultura e Industrias Rurales, bajo la convicción de que con el turismo íbamos a hacernos todos ricos. Hoy se enseña para que el alumnado abandone el campo. Se sigue repitiendo que agricultura equivale a tercermundismo. Se tienen en olvido y hasta se menosprecian las tradiciones del campo (folklore musical, representaciones, artesanía...). Hemos perdido la memoria histórica, llegando a olvidar que en el campo se encuentran nuestras raíces culturales y que fue el mundo en el que se forjó el espíritu y el corazón de nuestros padres y abuelos; amén de obviar e ignorar lo que supone la agricultura coma fuente de aprendizaje, sabiduría, ejercitación física, permitiendo saborear el sentimiento y el valor de la vida misma. Con diferencia a lo que acaece en países tan próximos y parecidos al nuestro (Madeira, Azores...) en el camino se ha elegido la vía de la chabacanería, plasmada en el retroceso y la destrucción del paisaje y del solar agrícola. No se ha tenido la mira de luces suficiente para entender que la tradición y el progreso bien entendido son perfectamente compatibles.

 

Abandonamos la agricultura para agarrarnos a un auténtico clavo ardiendo: el turismo, una actividad que, aunque parezca mentira, ha acabado aburriendo a tantos, debido a que su trazado y diseño ha sido irracional e irrespetuoso con tantas cosas, entre ellas con el legado que supieron transmitirnos nuestros antepasados, una herencia en la que la agricultura suponía y marcaba tanto y a la que acabamos arrinconando y menospreciando.

 

Papas de riego a manta en Güimar.

Papas con riego a manta

 

El Valle de Güímar: un ejemplo de abandono y de oportunidad. En el territorio que va desde Fasnia a Güímar había tres cooperativas dedicadas a la exportación. Los principales cultivos eran: plátanos, papas blancas de todas las variedades, tomates, todo tipo de verduras... Además hay que añadir los frutales, pues por su clima la zona es apropiada para mangos, aguacates, etc. Lo que da cuenta de su potencial agrícola.

 

En esta ocasión hemos hablado con don Rosendo García Dorta, Presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Güímar: “este municipio necesita de un Proyecto de Desarrollo Rural”. Esta asociación fue fundada en abril de 2004 y cuenta con unos 70 socios; tiene como principal objetivo impulsar, de manera ordenada, la actividad agroganadera en el Valle de Güímar.

 

La cooperativa de Güímar cerró, aún perviven la de Lomo de Mena y la de Fasnia, y ambas han reducido ampliamente su actividad. La producción actual está destinada al mercado local, la crisis es tan acuciante como en cualquier otro territorio y sus agricultores y ganaderos están deseosos de una planificación: “se está cometiendo lo que podríamos llamar una injusticia social, es decir, grandes propietarios que podrían ser empresarios explotando sus tierras y generando empleo, están empleados como jardineros en algún Ayuntamiento o cualquier otro empleo que les permita un mínimo de seguridad económica”.

 

Todas las Administraciones Públicas deben tomar conciencia de la situación económica y, sobre todo, del desempleo que existe en las Islas. Por tanto, sería importante que apoyen iniciativas como esta: ”Ya nos hemos reunido con el Concejal de Agricultura y con el Alcalde para exponerles nuestras demandas:

 

* Punto Limpio para la recogida de residuos agroganaderos.

* Autorización para hacer estercoleros en las explotaciones ganaderas.

* Reactivación de la actividad agrícola en el municipio.

* Impulsar una red de riego que sea de interés general.

* Instalación de una desaladora y una depuradora con energía alternativa.

* Aprovechamiento de la energía eólica en la zona conocida como La Ladera.

 

Claveles regados con agua depurada en Güimar.

Claveles regados con agua totalmente depurada

 

Si se dota de infraestructura, se puede reactivar la labor. Para poder poner en marcha un proyecto de Desarrollo Rural, es importante que se establezca un foro donde estén presentes representantes de la Administración Pública (Cabildo, Consejería, Ayuntamiento) y de los agricultores y ganaderos.

 

Actualmente existe un Mercadillo que se instala los domingos en la plaza de Güímar y otros dos días más de la semana lo hace en Arafo y en Candelaria. Es una forma de comercializar los productos locales, a muy pequeña escala. Lo ideal sería canalizar toda la producción a través de una cooperativa y que esta pueda abarcar al comercio local e insular con una buena oferta de excelencias que se pueden producir en el Valle de Güímar.

 

 

Texto publicado previamente en la revista El Baleo (n.º 51).

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.