Revista nº 797
ISSN 1885-6039

DÉNIZ GREK, Domingo (1808-1877).

Domingo, 23 de Agosto de 2015
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 588

Historiador n. en Las Palmas de Gran Canaria. Estudios de Primera Enseñanza en una de las dos únicas escuelas de la ciudad. En 1822 ingresa en el Seminario Conciliar y cursa estudios de Latín y Filosofía para acceder a la Universidad. En 1828 cultivo familiar de la cochinilla.

 

Pedro Alcántara Déniz, tío y tutor, encargado de la gestión del Hospital de San Martín, lo anima a hacer estudios de Medicina. En 1829 viaja a Francia, para estudiar en la Universidad de Montpellier. Está un tiempo en Marsella, para adaptarse a la vida y a la lengua francesas. En 1837 lee su tesis doctoral y regresa a España y pasa por Barcelona antes de volver a Gran Canaria. Ha de revalidar su título francés, pero dificultades económicas de la familia le impiden viajar a la Península hasta ocho años después. Entre tanto, desarrolla una intensa actividad de regeneración cultural en Las Palmas de Gran Canaria. Redacta sendos manuales de geografía y literatura para estudiantes y un resumen de la historia de las Islas Canarias; funda, en 1844, el Instituto Elemental, germen de lo que más tarde será el prestigioso Colegio San Agustín*, del cual será nombrado profesor de Geografía e Historia. En 1846  se traslada por fin a la Península y regresa en 1848 ya licenciado en Medicina. Tras un corto viaje a Cuba, se instala definitivamente en Las Palmas en 1849. Comienza entonces una intensa y notable actividad como médico. En 1851, durante la epidemia de cólera, se encuentra atendiendo a los enfermos en Arucas; contagiado de la enfermedad, logra superarla, no sin algunas secuelas. Ese mismo año se le nombra vocal de la Junta Municipal de Sanidad y médico del Hospital de San Martín; en 1854 es Subdelegado de Medicina y en 1856 funda la Asociación Médica. En 1860 es elegido para dirigir los Establecimientos de Beneficencia de Las Palmas (Hospital de San Martín, Casa Cuna, Hospicio y Casa de Socorro). Destaca también su interés por las mejoras urbanísticas de la ciudad; en especial, la creación de la Alameda, la plaza de San Francisco y la plaza del Teatro (hoy, plaza de Cairasco), y la fachada de la Catedral que seguía sin acabar. Entre 1861 y 1873 es secretario de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, en la que crea un Boletín desde el cual se preocupa, entre otros asuntos, por las relaciones del Archipiélago con la costa africana; promueve la edición del Diccionario de Historia Natural, de Viera y Clavijo*, que se publica entre 1866 y 1870.  Miembro correspondiente de a Real Academia de la Historia; corresponsal de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santa Cruz de Tenerife, de Zaragoza y Sevilla. Las obras que publicó tuvieron un carácter fundamentalmente didáctico; entre ellas, Nociones de Literatura Española desde su origen hasta el siglo XVIII, Rudimentos de Geografía y Cronología (1871), Resumen histórico y descriptivo de la Islas Canarias, o Informe sobre el frontis de la Catedral. Dejó inédito Datos climatológicos de Gran Canaria

 

 

Comentarios

Alma Llanera / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo