Revista nº 810
ISSN 1885-6039

Los comienzos de noviembre en Canarias: Pan por Dios, Los Santitos y Una Noche de Finaos.

Jueves, 30 de Octubre de 2014
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 546

El Ayuntamiento de San Juan de la Rambla, en Tenerife, aúna en un acto varias de las tradiciones canarias en torno al 1 y 2 de noviembre, días de Todos los Santos y de Difuntos.

 

 

El Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla, acompañado del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP), la AC Jolgorio de Gran Canaria y el ramblero grupo Santa Rosalía, presentaron estos días el programa de actos en relación al Pan por Dios y Los Santitos, dos tradiciones de arraigo canario del Día de Todos los Santos y que aún hoy se conservan en el municipio. También se dio a conocer todo lo que será el acontecimiento teatral Una Noche de Finaos: Retazos de historias, de amoríos, de gestas y épocas pasadas.



Con esta premisa, Iván García, concejal de Cultura, explicó los antecedentes del Pan por Dios y Los Santitos, que hacen que año tras año, desde épocas pretéritas, los niños y no tan niños del municipio salgan la mañana del Día de Todos los Santos casa por casa a recoger sus santitos, pequeños agasajos que cada vecino tiene preparado desde el día anterior: antes eran frutas de temporada, frutos secos o alguna perra o real. Hoy en día, sobre todo dulces y alguna moneda.

 

El Pan por Dios también hoy se conserva, y nació con la costumbre de los panaderos de agradecer en ese día a sus clientes más fieles con un pan adicional conocido como el Pan por Dios. La respuesta de los vecinos siempre era que te lo acreciente Dios.

 

Estas tradiciones, mantenidas a lo largo de los años, antes eran acompañadas con costumbres, ritos y rezos que sí se han ido difuminando con el paso del tiempo, pero que aún hoy nuestros mayores recuerdan, como la visita casa por casa del monaguillo de la iglesia bendiciendo y dando la paz, las reuniones para recordar a los finados (los difuntos), o cuando se encendían en honor a las almas que habían partido las pavesas (trocitos de corcho con un pabilo, mechita, portadas en unas rosetas que se introducían en una hondilla o vaso de agua).

 

Según recuerdan nuestros mayores, el Día de Todos los Santos, los monaguillos iban por las casas llevando La Paz. Tocaban en la puerta, y el vecino respondía ¿Quién es?, a lo que se decía La Paz. Bendecían los patios y la vivienda con agua bendita que contenía el acetre y ésta se esparcía con el hisopo. Para llevar La Paz, también les mostraban el Portapaz (un cuadro de plata con una cruz), el cual besaban, depositando posteriormente en el propio acetre una limosna o donativo. En el Día de los Finados (los que habían llegado a su fin), el párroco realizaba junto a los monaguillos los recordados responsos que se desarrollaban por las sepulturas o nichos a petición de las familias, que daban la limosna convenida en el momento (posiblemente un duro, 5 pesetas).

 

Teniendo en cuenta esto, el Consistorio ha preparado una semana de actos previa al Día de Todos los Santos, que incluirá el 31 de octubre un recital y relato de la historia de Los Santitos y el Pan por Dios en las ludotecas municipales a cargo de componentes del grupo Santa Rosalía, el docente José María Pérez, las vecinas Mercedes Toledo y Teresa González, o los artesanos Marcelino Reyes y Dolores Santana.

 

De igual manera, durante la celebración del Día de Todos los Santos, la mañana del 1 de noviembre, el ayuntamiento pondrá a disposición de los vecinos un stand informativo con todos los datos de estos días.

 

Marco Antonio Abreu, primer teniente de Alcalde, aprovechó la ocasión para subrayar la importancia de la protección de las tradiciones, principal eslabón  de la idiosincrasia canaria, además de anunciar que el ayuntamiento siempre trabajará en pro del rescate, mantenimiento y difusión de nuestras costumbres. En este mismo sentido intervino José Felipe Álamo, representante del CICOP, que aprovechó para recordar la existencia del Gestor de Patrimonio de San Juan de la Rambla, una aplicación virtual que recoge a un solo clic todo el patrimonio material e inmaterial del municipio, incluyendo las tradiciones que se presentaban.

 

 

Una Noche de Finaos. Carmen Pérez, de la AC Jolgorio, y Moisés Luis, del grupo Santa Rosalía, fueron los encargados de dar todos los detalles de la obra de teatro musical Una Noche de Finaos: Retazos de historias, amoríos, gestas y épocas pasadas, que se estrenará en Tenerife el sábado 1 de noviembre a partir de las 20:30 horas en la plaza Rosario Oramas de San Juan.

 

La obra pondrá en escena a más de 60 personas, entre músicos y actores, y convertirá la plaza de San Juan en un gran patio canario, en el que las casas de alrededor servirán como escenografía natural. Con este decorado, las dos agrupaciones escenificarán cómo nuestros antepasados celebraban antaño la noche del Día de Todos los Santos, mostrando, con una cuidada puesta en escena, cada una de las costumbres, rezos y ritos típicos de esa mágica noche.

 

La obra, que según apuntaron sus creadores contará con muchos momentos musicales, es el fruto de muchos años de trabajo de investigación y contextualización histórica, anunciando que ya se está preparando una segunda parte que irá más allá y traerá al presente más momentos de nuestro pasado canario. La obra además estará recogida en un DVD, que fue presentado durante esta misma jornada.

 

 

 

 

Una Noche de Finaos:

Retazos de historia, de amoríos, de gestas y épocas pasadas

 

Recibe el nombre de la obra escrita y recogida por Domingo Pérez Navarro: Una Noche de Finaos: Retazos de historia, de amoríos, de gestos y épocas pasadas. El proyecto viene a ser un instrumento de promoción cultural para potenciar la preservación y, en su caso, el rescate de la cultura popular tradicional del siglo XIX, en torno al modo de vida y costumbres propias de la celebración de los Finaos.

 

Este título, además, refleja la fiel intención de no sólo desarrollar la teoría e historia de los Finaos, en una obra escrita, sino además la praxis de la misma, puesto que se implementa a través de actos socioculturales a modo de espectáculo y representación teatral, con bailes tradicionales, cantares y poemas, oratoria, música tradicional, atrezo y puesta en escena. 

 

En este documento se recoge una propuesta cultural y social, con un fuerte atractivo turístico y promocional del modo de vida y costumbres de Canarias, haciendo un recorrido por el pasado de un Archipiélago con una historia común. Se trata de una propuesta original, que hace honor a las tradiciones canarias, arraigadas en nuestra comunidad, pero que tristemente están perdiendo el espacio que antaño ocupaban.

 

Los Finaos es toda una obra maestra que recoge música, bailes tradicionales, interpretación y representación de la vida y costumbres de las familias de la época del siglo XIX, y poemas y cantares; y todo ello enlazado en un espectáculo, un constructo que transporta al espectador a la época señalada, de manera que al mismo tiempo disfruta de un espacio de ocio y tiempo libre, se difunden nuestras tradiciones, el acervo popular canario y se fomenta el aprendizaje, así como el interés por la canariedad.

 

La importancia y la fundamentación de este proyecto se concentran sobre todo en que su puesta en marcha es la garantía de continuidad de una idea original, un proyecto de futuro, que además fomenta la unidad entre las Islas, pues se configura como una academia de actores, músicos, bailadores y cantantes de distintas regiones del Archipiélago, correspondientes a ambas provincias, abanderados por Domingo Pérez Ramírez, grupo El Jolgorio del municipio de Arucas y el grupo Santa Rosalía de San Juan de la Rambla. 

 

La obra de los Finaos nace con la fiel intención de reproducir esta tradición tan noble y sincera en la época que se corresponde a los meses de octubre a febrero, y ya se ha dispuesto como proyecto piloto en los municipio de Arucas, Aguimes y Valleseco, pertenecientes a la provincia de Las Palmas. Además, tales contactos han derivado en acciones sociales y culturales como es la intervención conjunta en la XVIII Romería de San José en Tenerife o el I Baile de Taifa en el municipio de San Juan de la Rambla. De este modo podemos decir que no se trata de un proyecto que se resume en buenas intenciones, sino que se trata de toda una obra con experiencia, con una proyección que ya ha obtenido resultados entre aquellos que han podido disfrutarla, pero que por su amplitud y ambición requiere del apoyo y refuerzo económico, para que no quede en saco roto, y que de esta manera se convierta en una propuesta de la protección de las tradiciones, de fomento de y atractivo turístico, de unidad y de creación de empleo, especialmente entre la población juvenil, que será más si cabe el baluarte para la conservación de nuestra forma de vida y costumbres. 

 

Pérez Navarro es el director de esta obra. Vecino del municipio grancanario de Arucas, ejerce como profesor de Educación Primaria, además de ser monitor de baile canario. Fue profesor coordinador del antiguo Instituto Canario de Etnografía y Folklore del Cabildo Insular de Gran Canaria, escritor de obras y trabajos de investigación como las Visitas al Niño Jesús.

 

Carmen Pérez Ramírez tiene más de 30 años de experiencia en la música. Recibió formación de la mano de grandes músicos ilustres isleños. Fundadora e integrante del grupo musical Encantadoras; profesora titular de folklore de las Escuelas Artísticas Municipales de Arucas y directora del grupo Jolgorio, que es pieza fundamental en la representación musical de esta obra.

 

Moisés Luís Escobar, natural de La Orotava, se ha dedicado al mundo de la música desde los 9 años. Recibe clases particulares de timple de la mano de Pedro Izquierdo. Ha participado en varias grabaciones de discos, con diversos grupos de folklore canario, pero también de pop-rock, latinos, etc. Director del grupo Santa Rosalía de San Juan de la Rambla, Imobach en La Orotava y profesor.

 

 

 

Comentarios
Miércoles, 16 de Octubre de 2019 a las 21:08 pm - Candelaria Gorrín Jiménez

#02 Buenas noches, estoy totalmente de acuerdo con las tradiciones que no se deben perder, pues he tenido que luchar y lucho en mi colegio para desbancar a las influencias foraneas como el hallowen que se come nuestra cultura y nuestra identidad, gracias por articulos como este y por querer que nuestras costumbres no queden en el olvido para siempre, privando a las nuevas generaciones el conocimiento de la riqueza y cultura popular de nuestros antepasados, gracias por todo.

Jueves, 30 de Octubre de 2014 a las 14:26 pm - Bentayga-7

#01 Enhorabuena. Menos mal que no celebran ese horroroso engendro llamado halloween, que no tiene mas finalidad que la comercial mas burda. (Y además es una forma de autocolonialismo).

Décimas / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo