Revista nº 910
ISSN 1885-6039

Sobre los almendros en flor de este año en Tenerife.

Martes, 04 de Febrero de 2014
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 508

Entre Granadilla de Abona y Santiago del Teide saltan las gentes para ver un buen grupo florecido de estos árboles atractivos.

 

Más de medio centenar de vecinos y vecinas de Granadilla de Abona participaron estos pasados fines de semana de la ruta Almendros en Flor, organizada por la concejalía de Juventud y Participación Ciudadana del Ayuntamiento, en colaboración con el Grupo Montañero de Granadilla de Abona. La iniciativa se encuadraba en un amplio programa de senderismo y que ofrece la posibilidad a la población de disfrutar de otras caminatas como Caminos de Vilaflor o Altos del Sur.

 

La caminata de este fin de semana contemplaba parte de Ruigómez y las tierras agrícolas y paisajes volcánicos de los altos de Erjos y Valle Santiago. Todas tenían un nivel de dificultad media.

 

Por su parte, la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la Villa Histórica de Santiago del Teide realizó, este sábado 1 de febrero, la XVII edición de la Ruta del Almendro en Flor que organiza, conjuntamente, con el Área de Medio Ambiente del Cabildo Insular de Tenerife, la Oficina de Gestión del Parque Rural de Teno, la empresa de Educación Ambiental El Cardón NaturExperience S.L., la Fundación Tenerife Rural, Turismo de Tenerife y la Asociación Agrícola Los Poleos. Para esta edición se prepararon dos rutas para los amantes del senderismo y la naturaleza. Una “ruta larga” con salida desde la plaza de Santiago del Teide, con una duración de 4 horas y 30 minutos, dificultad alta; y una “ruta corta” con salida desde El Calvario de Los Baldíos en El Valle de Arriba con una duración de 3 horas y dificultad media-baja.

 

Los caminantes partieron en grupos y con guías especializados desde las 8:30 horas según la ruta escogida pasando, entre almendro y almendro, por la Reserva Forestal del Chinyero y llegando hasta el pueblo de Arguayo, donde se llevó a cabo el acto de recibimiento y donde hubo varios stands con pequeñas muestras de productos elaborados con almendras.

 

En los meses de enero y febrero comienza la floración de los cientos de almendros que se ubican en este paisaje natural, azotado por los caminos de lava dibujados por el Volcán Chinyero en la erupción de 1909. Los almendros en flor representan un fenómeno de la naturaleza único en invierno y un espectáculo excepcional por el blanco inimitable de sus hojas que mutan en colores azulados. En las diferentes islas de Canarias los vemos y celebramos, y la de Tenerife es una de las que sobresale en este sentido y por esta zona de la geografía insular.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios