Revista nº 797
ISSN 1885-6039

25 años sin Nanino.

Viernes, 10 de Enero de 2014
Antonio Betancor
Publicado en el número 504

25 años se cumplen de la inesperada partida de aquel isleño bonachón, trabajador incansable a favor de la cultura de las Islas, sobre todo la llamada cultura popular, la gran olvidada y despreciada históricamente.

 

El 27 de diciembre de 1988, mientras en la sede del Parlamento Regional se reeditaba el llamado Pacto Canario, que con los votos del CDS, AIC, AP y AHI llevaba a la presidencia de esta Comunidad a Lorenzo Olarte, sustituyendo al “confiado” Fernando Fernández, también del CDS, tras un intenso y vergonzoso debate en el que se  evidenciaba, una vez más, que los políticos no son capaces de lograr la unidad en este pueblo, en la desaparecida Residencia Sanitaria Nuestra Señora del Pino fallecía prematuramente el periodista Fernando Díaz Cutillas, Nanino, quien, con su trabajo, sí que había logrado, por primera vez en la historia, unir a los isleños, a través de su música, en el programa Tenderete. Sin duda, su obra de mayor reconocimiento. Un fenómeno social desconocido en Canarias, que obtuvo una respuesta favorable por unanimidad, porque en el fondo el pueblo lo esperaba desde hacía muchos años.

 

Pero Tenderete vino a ser consecuencia de su amplia actividad desde que se decidiera a seguir estudiando Filosofía, pero fuera de la Universidad. Cambió las aulas por las veredas y rincones de las Islas y a los profesores por los sabios del pueblo, los de la limpieza en la mirada, los que no te engañan, los que saben gozar con la alegría y sufrir con el dolor, gente que guarda con celo los mejores tesoros. Así pudo dedicar su vida a rescatar, mostrar y difundir la cultura popular a su propio pueblo, su forma de ser y hacer. Se empapó de esencia, y la dio a conocer, con gran rigor y respeto, a través de la prensa, la radio y la televisión. Trabajó en los tres medios. Diario de Las Palmas, Eco de Canarias, El Día (redacción en Las Palmas), Diario Marca, Radio Las Palmas, Radio Atlántico, Radio Popular de Las Palmas, Centro Emisor del Atlántico (Radio Nacional de España en Canarias), y Televisión Española en Canarias.

 

Pero Tenderete también le trajo (a él y a toda Canarias) algún que otro disgusto. En pleno apogeo, el programa fue retirado de la programación de Televisión Española en Canarias, por orden del entonces Gobernador Civil de la Provincia (creo recordar que fue el de la moto, Gerona de la Figuera), porque su emisión, decía, estaba fomentando movimientos independentistas.

 

Se retiró el programa de las pantallas de televisión, pero consciente de que el desarrollo de las manifestaciones culturales, en todas sus facetas, es fundamental para la solución de los problemas de los pueblos, aquel tímido grandullón que ponía pasión en todo lo que hacía (recibió clases de canto de doña Isabel Macario; hizo teatro con el Teatro Insular de Cámara que dirigía en los años 60 el poeta Pedro Lezcano; también perteneció al grupo de teatro leído que, bajo la dirección de Domingo Velázquez, representaba obras comprometidas en aquella época, en el teatrillo de la Casa del Marino), junto a Diego Talavera, Pepe Orive, y unos cuantos más, contestó a la prohibición del programa con la organización de las 24 horas de folklore en la Fraternidad de Telde, en agosto de 1974, donde con la intención de resucitar las esencias musicales de la tierra, se dieron cita: Granjeros, Magma 12; Sancochos; Los Gofiones, Totoyo, Manolín Reyes, Ñito Betancor... Todo un éxito y una cachetada para los prohibidores. Después vino la organización del Primer Encuentro de Música Popular en 1976, en la Plaza de San Juan de Telde; el Festival de Solidaridad Canaria en el terrero del López Socas, en 1977; La página "Cantares” en el suplemento dominical del Eco de Canarias, en la que se ocupaba de la hora del folklore y de la gran producción musical de los grupos isleños. Y siguió cantando en Televisión Española en Canarias. Siguió contestando a la “autoridad”, con El Pueblo Canta, Canarias Viva y Perfiles. Y lleno de proyectos. Hervía en proyectos cuando le llegó la hora.

 

Desde su atalaya celestial (desde luego que tenía ganaíto el cielo), junto a la gran parranda que ha ido conformando con los que también partieron (Valentina, El Puntero, Antoñita la Cubana; Juan Quintero, Santi, Quique, Mena, Tata, Navarro, Ferreras, El Claca, Dacio, Manolín Reyes, Paco el Suave, Orlando García, José Antonio Ramos…), y ahora que los ¿políticos? isleños han puesto de moda lo de reivindicar a través de cartas, me los imagino escribiéndonos una carta preguntándonos...

 

¿Qué coño es lo que está pasando en éste pueblo?...  ¿Dónde está el espíritu de lucha?... ¿Por qué aguantan los abusos de los gobiernos central y autonómico?... ¿Más de 300 mil parados y nadie sale a la calle?... Prospecciones petrolíferas a la fuerza y solo levantan la voz Lanzarote y Fuerteventura?... ¿Los empresarios quieren utilizar los fondos de la Reserva de Inversiones para Canarias en África y nos callamos como borregos?... ¿Será necesario rescatar el lema de los estibadores: Si esto no se amaña, caña, caña, caña?... Pues caña, coño. Que a éstas alturas no es creíble que siga en vigor esta copla:


Despierta pueblo canario
despierta de tu letargo.
Que está en juego tu conciencia
y eres testigo de cargo.

 

Con sonrojo habrá de contestar que seguiremos cantando malagueñas en su memoria a finales de diciembre.

 

 

Comentarios

Alma Llanera / XIV Encuentro Internacional de Improvisadores por el Casco Viejo de Corralejo