Revista nº 697
ISSN 1885-6039

Experiencia educativa en la música tradicional: al rescate de lo inmaterial.

Viernes, 12 de Diciembre de 2014
Juan José Monzón Gil
Publicado en el número 552

El aula de música del CEO grancanario de Valleseco ha programado a lo largo de estos tres años diversos proyectos de rescate: sobre los Finaos y sobre el Carnaval Tradicional, además de otro sobre los Ranchos de Ánimas y de Pascua, con varias fases.

 

 

 

Dedicado a todos los jóvenes del Aula de Música de Secundaria del CEO de Valleseco.

Sin ellos, todo esto no hubiera sido posible.

 

Esta experiencia se desarrolla en el CEO Rey Juan Carlos I de Valleseco

y se enmarca en el Aula de Música de Secundaria

 

Valleseco es un municipio situado en la zona de medianías de Gran Canaria, de carácter rural y cuya actividad económica se basa principalmente en la agricultura y la ganadería.

 

La fundamentación que mueve nuestro proyecto es la enseñanza de la materia de Música a través de los Contenidos Canarios, con la finalidad de transmitir y despertar entre el alumnado una serie de valores de respeto y cuidado hacia la preservación del patrimonio oral e inmaterial del municipio de Valleseco. Pretende tener un carácter globalizador y se desarrolla durante todo el curso escolar. Promueve y contribuye de forma directa a la adquisición de la Competencia Cultural y Artística en todos los aspectos que la configuran y persigue el desarrollo de otras, como es el caso de la Competencia Lingüística (a través del estudio de la métrica y rima, así como en la realización de entrevistas de campo), la Competencia Social y Ciudadana (desarrollando un sentido de identidad y de pertenencía a la sociedad en la que viven), o la Competencia para Aprender a Aprender (trabajando según un proyecto que aumenta la seguridad para afrontar nuevos retos en aprendizajes futuros).

 

Nuestro trabajo persigue fomentar valores de cuidado y respeto al patrimonio etnográfico de Valleseco, valores de responsabilidad y solidaridad y de respeto por el medio ambiente o la tolerancia. 

 

Entre los  objetivos que se persiguen están, entre otros: 

- Aprender a tocar instrumentos de la música tradicional canaria.

- Conocer el patrimonio sociocultural del municipio, su entorno natural y su idiosincrasia.

- Cuidar y valorar el patrimonio etnográfico de Valleseco con la finalidad de traspasarlo a futuras generaciones. 

- Apreciar el legado cultural y el valor patrimonial que atesoran los Ranchos de Ánimas de Canarias. 

 

 

La metodología del proyecto es participativa, cooperativa y basada en el aprendizaje recíproco y el descubrimiento guiado, todo ello atendiendo a la diversidad. Plantea tareas variadas y relevantes encaminadas al desarrollo de las competencias básicas en conexión con los objetivos que se plantean, tomando en cuenta los diferentes tipos de aprendizaje: formal (lo que el alumnado aprende en la escuela), informal (a través de su contexto familiar) y no formal (en la vida social de la calle). Lo realizamos teniendo en cuenta la competencia que se debe adquirir, los contenidos previos necesarios para comprender y realizar la tarea, los recursos con que elaboramos la misma y, sobre todo, el contexto o situación real en que se deben aplicar, ya que no hay competencia sin un contexto. La evaluación de las competencias básicas se efectúa a través de las tareas realizadas, partiendo de unos instrumentos de evaluación variados y flexibles y aplicando los criterios de evaluación del currículo.

 

Valleseco es un municipio de medianías que desde siempre ha contado con diversas agrupaciones folklóricas o grupos de música popular. Por tanto, ha existido mucha afición y dedicación a este tipo de músicas. Es por ello que nuestro trabajo parte de la práctica de instrumentos tradicionales en el aula (guitarras, timples, laúdes, bandurrias, etc.), que se muestra como un vehículo ideal para transmitir y hacer llegar la música al alumnado de Secundaria. Estos instrumentos son fácilmente transportables, asequibles y de fácil disponibilidad. Son una vía alternativa para utilizar conjuntamente con otros utilizados tradicionalmente en el aula. 

 

Enseñar la música en Secundaria a través del maravilloso potencial de instrumentos cordófonos y de percusión canarios (chácaras, tambor gomero, etc.) posee una doble función: el acercamiento a nuestra realidad y a nuestra idiosincrasia como pueblo, y el aprendizaje de un instrumento musical que podrán incluir en sus vidas y al que sacarán partido en un futuro, tanto sea en celebraciones sociales, tocando en agrupaciones o, simplemente, para el propio uso y disfrute personal. De la misma forma, aportan al alumnado una experiencia y aprendizaje únicos para la vida e integran y sumergen a estos en su entorno ya que existen alumnos y alumnas que, en horario extraescolar, asisten a clases en la Universidad Popular de Valleseco. Algunos de ellos, empezando de cero con el instrumento en el aula de música, hoy en día puntean el timple solista y ya forman parte de agrupaciones instrumentales de renombre del municipio. 

 

En el aula de música contamos con una agrupación de música tradicional canaria. También con una orquesta de pulso y púa donde conviven, junto a los instrumentos tradicionales, otros instrumentos que los alumnos y las alumnas ya tocan en sus bandas o escuelas de música, como es el caso del saxofón, trompa, piano, guitarra eléctrica o batería. También un grupo de música de cámara, donde se interpreta repertorio de música antigua. 

 

 

El aula de música ha programado a lo largo de estos tres años diversos proyectos de rescate de campo como son: Los finaos en el municipio de Valleseco (2011-2012) o El Carnaval Tradicional en Valleseco (2012-2013). Asimismo, el año pasado el aula de música del CEO organizó una serie de salidas fuera del centro para mostrar el trabajo realizado al resto de público. Para ello, se concertaron actuaciones en centros como el Hospital Geriátrico del Sabinal, en Tafira. También la presentación en primicia del grupo el día 17 de mayo de 2013 en un acto enmarcado en las fiestas de San Vicente Ferrer, siendo acogido con gran éxito por parte de la ciudadanía. 

 

Este curso 2013-2014, tomando como acicate la organización por el aula de música de la Primera Muestra de Ranchos de Ánimas y Pascua de Valleseco (2012), planteamos durante el primer trimestre un proyecto que constó de varias fases. En primer lugar, la organización de un taller de construcción de panderos de sonajas y tambores al antiguo uso de los Ranchos de Ánimas de Canarias. Por un lado, contamos con la presencia en el centro de un artesano que nos enseñó el arte de dar calor a la madera, a fin de doblar los aros de los panderos y los tambores, que iban tomando forma en sus moldes. Seguidamente, el padre de una alumna nos proporcionó cueros de cordero pelibuey para los parches, que hubo que dejar en remojo varios días para ablandarlos. Posteriormente, pasamos al proceso de curtido donde el alumnado eliminó el pelo a dichas pieles (afeitado). Esta quizá fue la parte más dura de la tarea, debido al mal olor reinante en el ambiente. Más tarde, los parches fueron montados en sus aros correspondientes y se engarzaron las sonajas y cascabeles, de fabricación casera y artesanal. En toda esta actividad fue de vital importancia la colaboración del departamento de Tecnología del centro, desarrollando de esta forma un trabajo interdisciplinar.  

 

Finalmente, el alumnado aprendió a tocar estos instrumentos, a componer sus coplas y a cantarlas. Este trabajo fue mostrado en el marco de las XXII Jornadas de Cultura Popular de la Aldea de San Nicolás (2013), que organiza el Proyecto de Desarrollo Comunitario, amén de la asistencia a diversos programas de televisión y entrevistas de radio. Este proyecto dedicado a los Ranchos de Ánimas de Canarias culminó con su presentación para toda la ciudadanía en el acto llamado Las Ánimas Reviven en Valleseco el 31 de enero de 2014, donde hubo experiencias de rancheros mayores, material audiovisual de todo el proceso de construcción de los instrumentos y de las entrevistas de campo. En este evento el alumnado interpretó diversas coplas de Ranchos de Ánimas,  arropados con la presencia de rancheros venidos desde Valsequillo y de Arbejales-Teror.

 

 

Conclusión. El proyecto promueve y potencia tres apartados de vital importancia en la vida de las personas: el social, el cultural y el educativo. Integra y sumerge al alumnado en el conocimiento, respeto y cuidado por los valores culturales y patrimoniales del municipio de Valleseco. Al mismo tiempo, la experiencia educativa sale fuera del aula, con el propósito de fundirla con su entorno, tomando contacto con una de las manifestaciones etnográficas vivas más importantes de toda Canarias. 

 

Por último, plantea acciones y tareas encaminadas a promover las competencias desde un enfoque integrador de los distintos tipos de aprendizaje, a la vez que desarrolla un espíritu de pertenencia al grupo, a través de la construcción de la propia identidad. 

 

 

 

Este artículo ha sido publicado en la revista Tamadaba (n.º XVII, año 2014), editada por los CEP de Gran Canaria y Fuerteventura.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios