Revista n.º 1053 / ISSN 1885-6039

Reflexión sobre la transparencia económica de la Cultura Canaria. La cuentas de En busca de Valentina.

Sábado, 9 de febrero de 2013
EBDV (Taburiente y Mestisay)
Publicado en el n.º 456

Las cuentas de la última y exitosa producción presentada el pasado 29 de Diciembre en la sala sinfónica del Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, están disponibles en la página web del espectáculo www.enbuscadevalentina.com. .

Morera y Cerpa en busca de Valentina en el Auditorio de Las Palmas.

 

Ambos grupos explican tal decisión, novedosa en el panorama de las producciones culturales hechas en Canarias, a propósito de justificar ante la ciudadanía una subvención de dinero público de 5.607 euros destinada a pagar infraestructura de sonido y luminotecnia para el espectáculo, que fue sufragada por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

 

Dicha cantidad de ayuda pública cubrió el 11,26 % por ciento del presupuesto final de la producción. Si repartiramos esa contribución a cada entrada vendida en este espectáculo (se vendieron 2.053), a cada una de las localidades vendidas a 15 euros le corresponderían 2,74 euros de financiación pública. Los gastos devenidos que hubieron de afrontar ambos grupos ante la Fundación Auditorio Alfredo Kraus por la utilización del Auditorio durante dos días para un ensayo general y para dos funciones suman más de 14.000 euros, lo que establece un porcentaje de gasto cercano al 50 % sobre el total recaudado en taquilla.

 

Taburiente y Mestisay invitan al Gobierno de Canarias, Cabildos y ayuntamientos que dispongan de espacios escénicos a una seria y profunda reflexión sobre las condiciones de gestión y utilización de esos espacios. Es un tema que afecta especialmente a la creación canaria de ámbito profesional, en una situación económica en la que, desaparecidas o disminuidas para un tipo de músicas y actividades cualquier tipo de ayuda pública, el único soporte de financiación proviene de la venta de entradas en esos lugares que son, al menos en Canarias, todos de titularidad oficial.

 

Taburiente y Mestisay invitan también al Gobierno de Canarias -como necesario coordinador de las politicas culturas públicas de las Islas- a una acción concreta, en coordinación con el resto de instituciones públicas propietarias de esos recintos (Cabildos y Ayuntamientos), para que el poco dinero de que se disponga para la gestión cultural directa -más allá del dedicado a preservación patrimonial e infraestructuras- vaya dirigido a ayudar a que esos espacios escénicos estén disponibles para ser utilizados por la creación canaria en unas condiciones que no sean lesivas para las producciones privadas isleñas.

 

Además, proponen al Gobierno de Canarias que suspenda la aplicación del programa Septenio, un programa que ha resultado a todas luces ineficaz y alejado de la demanda cultural de la ciudadanía canaria; un proyecto que aún este año cuenta con una partida de 700.000 euros en los presupuestos de la Comunidad Autónoma. Y que ese dinero se dirija a facilitar a la producci6n cultural creada en Canarias la utilización de los espacios escénicos existentes en el Archipilago y a potenciar las políticas y las partidas presupuestarias que afectan a la movilidad cultural entre las islas de producciones canarias.

 

Por último, Taburiente y Mestisay invitan a todas aquellas personas, entidades públicas y privadas que produzcan eventos y productos culturales donde se contemplen ayudas de dinero público, a que adopten el compromiso de hacer públicos, con claridad y detalle y con la suficiente sencillez como para ser entendidas por la ciudadanía, los gastos exactos y reales de tales actividades (desgraciadamente estos términos no se pueden aplicar a buena parte de los presupuestos públicos sobre Cultura que se realizan en el Archipiélago, dados a conocer en farragosos documentos oficiales o blindados al conocimiento de la ciudadania a través de Fundaciones y Sociedades públicas en donde se suelen desconocer hasta los sueldos de los gestores que las dirigen).

 

Ambos grupos entienden que es una forma muy didáctica -el cómputo entre ayuda pública recibida y localidad vendida es la más evidente- de entender por parte de los contribuyentes en qué, cómo y qué resultados de público y de interés social y económico se obtienen a través de las actividades culturales que cuentan con dinero financiado con sus impuestos. Un ejercicio absolutamente necesario en cualquier circunstancia a propósito del origen de esos fondos, pero aún más irrebatible ante las evidentes dificultades económicas que soporta buena parte de la población.

 

Taburiente y Mestisay quieren, además, reconocer la inestimable colaboración de numerosos músicos, artistas, técnicos y medios de difusión que se han volcado, en buena parte altruistamente, en el estreno del proyecto liderado por ambas formaciones, además de agradecer al público asistente al estreno su complicidad con En busca de Valentina y su mensaje. 

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.