Revista nº 864
ISSN 1885-6039

Con el pregón de Miguel Cabrera empezaron las fiestas de Tuineje.

Sábado, 05 de Octubre de 2013
Redacción BienMeSabe.
Publicado en el número 490

Miguel Cabrera da el pistoletazo de salida a las Fiestas Juradas de San Miguel Arcángel con el tradicional pregón en la iglesia de Tuineje (Fuerteventura).

 

El encargado de realizar el pregón fue Miguel Cabrera, vecino de Tuineje nacido el 18 de octubre de 1956, hijo de Gregorio Cabrera y Tomasa Cabrera. Desde muy joven ha estado vinculado a las tradiciones y costumbres de nuestro pueblo, participando y colaborando en las fiestas. Miguel Cabrera expresó su sentimiento de ser un defensor de las costumbres y tradiciones de su pueblo en las primeras líneas de su pregón. Continuando con una pequeña reseña a los hechos históricos que acontecieron en Fuerteventura hace 273 años.

 

Cabrera describió lo que ocurría cada año en el pueblo cuando se anunciaban las fiestas. “Los vecinos comenzaban a albear las paredes, lavar las saleas en los estanques o en las eras, sacudir los colchones que eran de paja para los invitados que llegaban de otras islas e incluso del Sahara”. Otro de los preparativos era encargarles la carne a los matarifes, recordando a Carlitos Bueno, Soterito y otros. Una carne que no podía faltar en los tradicionales pucheros.

 

Otro de los recuerdos de las Fiestas Juradas de San Miguel eran sus parrandas. Miguel Cabrera hizo un repaso por alguno de sus parranderos y cantadores, “que le pregunten a Pedro Pérez, que todavía viene a las fiestas. Antes lo hacía con su timple y se pegaba una semana desde el cruce de Tuineje hasta el canto debajo de Corral Blanco y visitaba también a Juan Betancor García, gran poeta, para que le enseñara un cantar y pedirle a San Miguel que lloviese ese año para los tomates”. Los tomates, tema importante antes de las fiesta ya que en las parrandas se hablaba de como entrarían las borlas de San Miguel ese año prediciendo si sería un buen año de lluvias.” Había quien decía que si llovía ese año en medio de las fiesta de la Peña y San Miguel, ‘este año va a ser ruin, tendré que coger la maleta e irme pa´ Gran Canaria’”. Turrones, caldos, los tres bidones y un tablón que hacían de ventorrillo, y “los rosquetes que  Victoria Matos reparte desde el balcón”, son algunos de los recuerdos que cuenta Miguel en su pregón.

 

Miguel Cabrera recordó a muchas de las personas que año tras año se implicaron en las fiestas “el mudo de Tiscamanita que hacía de portero y separador de pleitos, las Hernández, Pilarito y Micaelita junto con Casimiro Santana que preparaban al santo limpiándolo para luego colocarlo en el trono y adornarlo con flores". Cabrera dice sentirse orgulloso de tener “la mayor romería de Fuerteventura, la más participativa, la de mayor brillantez” y quiso también hacer un llamamiento a todos los que participan en la Romería para cuidar las tradiciones y ser más fieles a las costumbres.Cabrera hizo un recorrido en la transformación de la Romería, recordó “los camellos engalanados transportando en su sillas cestos llenos de flores. Eran claveles y espigas de trigo para ofrendar a San Miguel que inició la tradicional ofrenda en 1984”. Para terminar Cabrera quiso hacer un recorrido por los distintos personajes que ha interpretado en la Fiestas Juradas de San Miguel que son reflejo de su devoción: “he sido camellero, campanero, he representado al coronel Sánchez Umpiérrez, y he cargado con el pendón de San Miguel en la procesión, que refleja el espíritu colaborador que siempre hemos tenido la gente de este pueblo para elevar a San Miguel y a sus fiesta a lo más alto”.

 

El alcalde del municipio de Tuineje, Salvador Delgado, junto a la concejala de Festejos y Cultura, Delia Francés, hicieron entrega de una placa de agradecimiento a Miguel Cabrera por haber realizado el pregón, invitando a vecinos y visitantes de Fuerteventura a participar en la Fiestas Juradas de San Miguel Arcángel 2013.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios