Revista nº 947
ISSN 1885-6039

Las palmeras tras el incendio: el diagnóstico.

Martes, 05 de Marzo de 2013
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 460

El estudio, realizado por el biólogo colegiado Óscar Martín Afonso Ponce, destaca que en líneas generales la población de palmeras en el barranco de Valle Gran Rey (La Gomera) se recupera favorablemente después del incendio de agosto de 2012.

 

Sin embargo hay que destacar algunos aspectos negativos que pese a no suponer una amenaza grave, sí que deben calificarse como preocupantes: este hecho es la causa de muerte o merma drástica de la salud, de forma intencionada por la mano del hombre, de al menos 127 ejemplares de palmeras canarias que se estaban recuperando del incidente con la aparición y crecimiento de nuevas hojas. El rápido deterioro de la fisiología en estos casos se relaciona con el manejo de sustancias herbicidas, siendo muy evidente en los individuos que presentan agujeros perforados y con la colocación de tapas. En otros casos no se han podido encontrar indicios claros del uso de herbicidas, pero la rápida pérdida de salud de los ejemplares (entre 5 y 30 días) y la ausencia de crecimiento evidente de patógenos y de sintomatología muy similar a los ejemplares con perforaciones, deja como mejor explicación el uso de cualquier sustancia herbicida como el causante de los síntomas observados, hecho que debiera comprobarse mediante análisis.

 

Las palmeras han sufrido en muchos casos quemaduras muy severas y aunque presentan un estado fisiológico en crecimiento hay que pensar que su estado sanitario puede ser delicado según la afección del fuego en cada ejemplar de palmera canaria, y que la aparición de enfermedades y plagas oportunistas puede mermar la población. Por esto se recomienda una vigilancia del palmeral y considerar la atención especial que merece la zona de El Guro y Casa de La Seda, donde hay ejemplares con síntomas de infección y donde ya se ha perdido un ejemplar tras una poda de mantenimiento. Es conocido que el Fusarium oxysporum f. sp. canariensis está presente en los palmerales canarios, pero cuando actúa con severidad puede causar la muerte de la planta. A falta de un diagnóstico con análisis de cultivo, y según lo observado, parece razonable pensar que una fusiarosis vascular típica está causando enfermedad en ejemplares en esta zona.

 

Desde el Ayuntamiento de Valle Gran Rey se anuncia el traslado de copias del estudio de referencia, una vez haya sido entregado en su versión definitiva, al Patronato Insular de Espacios Naturales Protegidos, al Departamento de Medio Ambiente del Cabildo Insular, al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, a la Viceconsejería de Medio Ambiente, y se estudia la posibilidad de que una copia de dicho informe se traslade a la Fiscalía de Medio Ambiente. También se anuncia que, en aras de la máxima transparencia ciudadana, dicho informe va a ser publicado en el portal web municipal www.vallegranrey.es, con el fin de garantizar los derechos de acceso a la información ambiental de acuerdo con la Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

 

 

Comentarios