Revista nº 887
ISSN 1885-6039

El homenaje a Ernesto Lecuona de Arpeggione

Jueves, 06 de Junio de 2013
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 473

Ernesto Lecuona está considerado el músico cubano más importante de la primera mitad del s. XX. Se graduó con Medalla de Oro en interpretación pianística a los 17 años. De antepasados vascos, nace en Guanabacoa el 6 de agosto de 1895 y muere en Santa Cruz de Tenerife el 29 de noviembre de 1963.

 

Compuso ballets, zarzuelas, óperas, obras para orquesta, conciertos para piano y orquesta, obras para piano. Desde 1931 hasta 1942 escribió bandas sonoras para películas de la Warner Brothers y 20th Century Fox, en EEUU, México, Argentina y Cuba, siendo nominado en 1942 por la Academia de la Música por la banda sonora de la película Always in my heart.

 

La diversidad de su música viene influenciada por el ambiente multicultural de Guanabacoa, donde se mezclaban etnias negras, chinas e hispanas. Las tres tendencias culturales de la música de Lecuona, la española, la afrocubana y la cubana, aparecen impresas en sus obras.

 

Con esta apuesta musical, el grupo de música de cámara Arpeggione, formado por Leticia Santana al clarinete, Ana Ramón a la flauta, Miguel Moliner a la percusión, Milán Valdivia al bajo, Sergio Hernández a la guitarra, y las voces de Sandra García y Guillermo González, regresan al panorama musical para deleitarnos con un nuevo proyecto tras los éxitos de Homenaje a Andrés Segovia de 2007 y Puro Romance de 2011.

 

El espectáculo se celebrará mañana 7 de junio de 2013, a partir de las 21:00 horas, en el Auditorio Insular de Puerto del Rosario (Fuerteventura).  Precio: 10€.

 

 

Comentarios
Jueves, 06 de Junio de 2013 a las 16:24 pm - Manuel Hernández González

#01 Y Bolívar también, pero vascos, italianos, canarios, flamencos, porque vinieron sus ascendientes a Caracas siglo y medio antes. El padre de Ernesto Lecuona fue el natural de Santa Cruz de Tenerife Ernesto Lecuona Ramos, periodista, director de los periódicos de Guanabacoa El Aurora de Yumurí y otros más. No murió en Santa Cruz de Tenerife, donde vivía su familia por casualidad. Documéntense un poco sobre lo que dicen,