Revista nº 757
ISSN 1885-6039

Sesquicentenario de El Time.

Domingo, 14 de Julio de 2013
Jorge Pulido Santana (Instituto Canario de Estudios Antropológicos)
Publicado en el número 478

Este 12 de julio se conmemoraba el 150 aniversario de la publicación del número 1 de El Time, primer periódico de la historia editado en la isla de La Palma. Su cabecera se completaba con la alusión Periódico literario, de instrucción e intereses materiales.

 

 

Su primer editorial comenzaba de la siguiente manera: ¡GUTTENBERG! Genio sublime, a cuyo nombre va unida la memoria del asombroso descubrimiento de la IMPRENTA, en cuyos caracteres ha leído un provenir la humanidad, permite que sea tu glorioso nombre la primera palabra que pronuncie nuestra Prensa...

 

En este mismo primer artículo, se hace la siguiente reflexión:

 

El Periódico, pues, es una necesidad de los pueblos modernos, que sin él son como desgraciados sordo-mudos que no hablan entre si, que no comprenden...Los pueblos necesitan una voz, y una voz que multiplicándose y encadenando sus sombras, se haga eterna como la voz del mar que se perpetua de una ola en otra.

Esa voz, lo hemos hecho ya, es el Periódico, y esa es la que comienza a resonar hoy en La Palma, haciendo lucir para ella la aurora del porvenir.

 

Como pueden suponer los lectores la labor de introducir una imprenta no era nada fácil; aunque existiera una imprenta en la isla desde hacía aproximadamente 20 años, esta poseía la limitación de no imprimir el formato adecuado para un periódico. Esto hizo que un grupo importante de intelectuales de la isla se propusieran la ardua tarea de conseguir instalar una imprenta en la misma, desde la que fuera posible la edición de un periódico. Después de bastantes gestiones encaminadas principalmente a la consecución de los medios económicos necesarios, llega la imprenta a principios de 1863. En este primer número se expone uno de los motivos fundamentales de la tardanza, aproximadamente cinco meses, desde que se instala la imprenta y sale a la luz: Hace tiempo se pensó llevar á efecto la publicación de este periódico y el no haberse verificado antes, ha consistido en tener que remitir a Santa Cruz de Tenerife el papel correspondiente para que se timbrase en la Administración de Hacienda pública, lo cual ocasiona demoras… A su vez se informa de que, para evitar este tipo de problemas en el futuro, habían solicitado al Gobernador Civil de la Provincia se facilitara a la delegación de la isla los correspondientes sellos para el timbre de los ejemplares.

 

En cuanto al nombre elegido, pese a que pueda parecer la adaptación canaria al nombre de The Times, muy utilizado en aquella época, la realidad es bien distinta: el nombre escogido es por el topónimo canario Time. Al respecto se publicó una nota en el periódico Las Canarias de Madrid el 19 de agosto de 1863: Un nuevo periódico ha comenzado a publicarse en la isla de La Palma bajo el titulo de El Time. Este nombre es el de una elevadísima cordillera que corre en la isla desde la Caldera hasta el mar y por sus proporciones gigantescas es asunto de admiración para todos los que visitan la isla; nos parece buen pensamiento el haberlo aplicado a la primera publicación periódica que aparece en La Palma, pues así se le imprime un cierto aire de localidad. Los primeros números que hemos recibido están esmeradamente impresos y redactados. Esta nota del periódico canario publicado en Madrid se hace eco también de las dificultades que generó el hecho que conmemoramos: Felicitamos a todas las personas que han contribuido con su dinero y esfuerzos a la creación de este periódico, El Time está destinado a prestar grandes servicios a la Isla de la Palma.

 

 

En este primer número aparecen como editor responsable Manuel Cabezola y como encargado de la imprenta, situada en la calle Santiago nº 76 de Santa Cruz de La Palma, Pedro Guerra. Guerra era natural de Gran Canaria y se desplazó a La Palma a principios de 1863, para colaborar con la puesta en marcha de la imprenta debido a su experiencia profesional; luego quedó establecido en esta isla, y por este hecho ya se merece un hueco en la historia de nuestro pueblo; pero dos años después, justamente el 30 de abril de 1865, le sucedió otro hecho de vital importancia para nuestra historia: el nacimiento de un hijo al que llamaron José Eusebio. Este hijo, conocido como Pepe Guerra, tuvo un papel importante en las luchas sociales y políticas por el desarrollo de nuestro país, y así fue el fundador, en la imprenta que impulsó su padre, del periódico Diario de Avisos, además de artífice fundamental, junto con Secundino Delgado, del periódico El Guanche en el que aparece como Redactor Administrador y uno de los baluartes inspiradores de la fundación del Partido Nacionalista Canario el 30 de enero de 1924 en La Habana.

 

Otra persona destacada en la edición de El Time fue el polifacético palmero Antonio Rodríguez López. En este primer número aparece la nota que todo lo no firmado es obra de él. Referente a Antonio Rodríguez, también destaca en este número 1 la aparición de la primera entrega de la bellísima leyenda Vacaguaré! (Quiero morir). Cuarenta años después el nombre de Antonio Rodríguez López fue utilizado por Secundino Delgado como seudónimo para firmar su obra autobiográfica también denominada Vacaguaré, en la que el prólogo es un fragmento de la obra del autor palmero.

 

El Time se publicó durante dos épocas y el último número publicado fue el 320, aparecido el día 3 de junio de 1870, en el que aparecía la siguiente nota: Por causas agenas a nuestra voluntad terminamos con el presente número la publicación de este periódico... y nos congratulamos de que al dejar este de publicarse podamos tener la satisfactoria esperanza de que muy pronto, según nuestras noticias, verá la luz en esta ciudad un nuevo periódico consagrado también a la defensa de los intereses del país

 

 

Ver los números de El Time en Jable

 

 

Comentarios