Revista nº 952
ISSN 1885-6039

El Museo de la Piratería cerró 2012 con 50.000 entradas.

Miércoles, 09 de Enero de 2013
Redacción BienMeSabe
Publicado en el número 452

Abrió sus puertas en los primeros meses de 2011, ocupando la fortaleza defensiva que acabó de idear Leonardo Torriani a finales del XVI, un siglo después de que Agustín de Herrera y Rojas levantara allí un refugio frente a los ataques piráticos. El centro gestionado por el Ayuntamiento de Teguise (Lanzarote) mantuvo el tipo en un año complicado en la venta de entradas, y sobresaliente en visitas de escolares.

 

El Museo de la Piratería de Teguise recibe estos días el habitual goteo de visitantes, la mayoría de ellos extranjeros, que se acercan a descubrir el contenido y enclave de esta fortaleza emblemática del paisaje e historia insular. Cesó durante las Navidades por unos días las visitas de escolares, y el centro se prepara para una nueva temporada. Sus gestores hacen buen balance del pasado año, cuando cerraron el contador de visitantes por encima de los 50.000 tickets. La actividad, ralentizada quizá por la ausencia de mochilas y cuadernos, se torna estos días más dinámica en la web oficial del Museo (www.museodelapirateria.com), donde se acelera la presentación de trabajos que competirán en la primera edición del Concurso de Ilustraciones Piratas convocado por el centro. Están llegando diseños de todos los lugares del Planeta, de variopinto trazo y temática universal, la Piratería.

 

Y en la planificación de contenidos de 2013 hay una meta inicial: la puesta en marcha de una nueva sala dedicada a la invasión de Horacio Nelson (1797). El nuevo espacio se alojará en una de las troneras de la vieja fortaleza de Santa Bárbara. “La documentación de esta etapa en el museo tendría el tratamiento adecuado para ser expuesta con la misma estética que el resto; manteniendo el rigor histórico y siendo didácticos y entretenidos”, señala Olivia Duque, concejala de Cultura y responsable político de la gestión del Museo.

 

En la cifra de entradas de 2012 no se incluye las visitas en el Museo de la Piratería de los cientos de escolares lanzaroteños que mensualmente conocen el edificio como actividad extraescolar.

 

 

Foto: niños en una visita al Museo

 

 

Comentarios