Revista nº 842
ISSN 1885-6039

Los cielos del pasado.

Lunes, 05 de Agosto de 2013
Es todo tuyo
Publicado en el número 482

Los aborígenes canarios colonizaron, desde el Norte de África, la isla de Gran Canaria en fechas aún no determinadas, pero que podría establecerse en torno al inicio de la Era (aunque esta fecha puede retrasarse considerablemente) desarrollando por espacio de mil quinientos años una cultura propia, de base económica principalmente agrícola y ganadera.

 

Aunque ya desde el siglo XIV existe contacto con los europeos, será a finales del siglo XV cuando esta cultura sucumbe ante el dominio militar de la Corona de Castilla, que impone un nuevo orden económico, social y religioso.

 

Sabemos por las primeras crónicas de la Conquista que los canarios usaban un calendario que seguían estrictamente para organizar sus actividades agrícolas y rituales. Este calendario según estas fuentes, se basaba en la observación y registro de los movimientos del sol y la luna a lo largo del año, los meses y los días.

 

Hallazgos arqueológicos han demostrado la existencia de construcciones de los antiguos canarios con una orientación astronómica evidente, hacia los ortos y ocasos del sol en sus paradas principales, sobre todo en el Solsticio de Verano, y Equinoccios. Se trata en la mayoría de los casos de estructuras arquitectónicas concebidas y destinadas a una actividad de carácter religioso o ritual: Cuatro Puertas, Altos del Coronadero, Necrópolis de Arteara, Llanos de Gamona, Montaña de Horgazales, Montaña de Tauro, Roque Bentayga, Cueva de Los Candiles o La Mesa de Acusa, entre otros muchos enclaves canarios, fueron probablemente utilizados como lugar de celebración de rituales y marcadores astronómicos para el control del cómputo del tiempo.

 

 

Sigue leyendo aquí.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios