Revista nº 784
ISSN 1885-6039

BENÍTEZ INGLOTT, Eduardo (1877-1956).

Jueves, 25 de Abril de 2013
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 467

Periodista n. en Las Palmas de Gran Canaria. Estudia en el Colegio San Agustín* y en la Escuela Normal de Magisterio de su ciudad natal. En ambos centros ejercerá como profesor de Historia; en la Escuela Normal entre 1917 y 1946. Inicia estudios de Derecho, en las Universidades de Sevilla y Granada, aunque los abandona pronto, para regresar a su isla.

 

Se integra en la administración municipal como Secretario del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. En los años 1921 y 1922 está en Madrid, como secretario de Leopoldo Matos y Massieu, entonces Ministro de Trabajo del gabinete de Antonio Maura. Secretario del Comité de Unión Patriótica, durante la dictadura de Primo de Rivera; lo fue también de El Gabinete Literario*, de El Museo Canario*, de la Sociedad Filarmónica y de la Real Sociedad Económica de Amigos del País. Miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia y del Instituto de Estudios Canarios (La Laguna, Tenerife) y del Instituto de Estudios Hispánicos (Puerto de la Cruz, Tenerife). Influyó en la creación de la Caja del Instituto Nacional de Previsión y del Patronato de Previsión Social de Canarias. Destaca, sobre todo, como periodista. Fue director del diario La Provincia (Las Palmas de Gran Canaria) entre 1921 y 1828, y luego entre 1940 y 1952. También dirige los diarios Hoy y El Liberal; y fue redactor-jefe de El Defensor de Canarias. Escribe sobre temas locales y, con el pseudónimo Gil-Téllez, hace crítica musical. Socio de honor de la Asociación de Prensa de Las Palmas y Cronista Oficial de la Ciudad. Entre su abundantísima obra, mucha de la cual quedó inédita tras su muerte, destacan: Crónicas de Las Palmas o Historia de sesenta años, Historia de la Sociedad Filarmónica de Las Palmas, Historia de la Semana Santa de Las Palmas, Historia de la parroquia de San Francisco de Asís de Las Palmas o Historia de la capilla de las Ánimas de la Catedral de Las Palmas. Por lo que se refiere a la historia de las Islas, es autor de: De la invasión de Morato Arrráez en Lanzarote, en 1596, Pedro Barba de Campos no fue señor de las Islas o Instituciones Primitivas de Derecho en Gran Canaria. También deben señalarse las anotaciones que hizo a la edición de diferentes obras: a Recuerdos de un noventón, de Domingo J. Navarro*, a los Viajes del muy eminente don José de Viera y Clavijo o al Diario de Antonio de Bethencourt. Es autor, además, de Don Benito Pérez Gadós, músico

 

 

Ver en Jable algunos periódicos en los que participó.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios