Revista n.º 1048 / ISSN 1885-6039

Se va Enrique Déniz Ortega, emblemático cantador de alante del Rancho de Ánimas de Arbejales-Teror.

Domingo, 13 de mayo de 2012
Rancho de Ánimas de Arbejales-Teror
Publicado en el n.º 417

Este viernes, 11 de mayo de 2012, nos ha dejado Enrique Déniz Ortega a los 81 años de edad, en medio de la incredulidad de familiares y amigos que seis días antes habíamos compartido un entrañable acto en el que sus compañeros del Rancho le hacíamos entrega de un reconocimiento por su dilatada labor en el grupo y su maestría como cantador de alante.

Enrique Déniz, del Rancho de Ánimas de Arbejales-Teror, recibiendo un reconocimiento.

 

Nacido en Madrelagua, un barrio de Valleseco (Gran Canaria) con mucha devoción a las Ánimas y que ha dado muchos cantadores al Rancho, la familia de Enrique ha estado siempre vinculada a este colectivo, por lo que no es extraño que tanto él como sus hermanos empezaran en el grupo a temprana edad.

 

Su “naturalidad” a la hora de cantar, probablemente viene del hecho de que, desde niño, con su padre y hermanos, cantaba en las faenas agrícolas al estilo del Rancho. Él mismo comentó en alguna ocasión que los cantadores del Rancho eran como poetas, pues amarraban las palabras y hacían algo bonito de donde no había nada.

 

Hombre familiar y trabajador incansable, hasta sus últimos días ha estado vinculado a la agricultura y la ganadería, ocupación que ha tenido toda su vida y que le ha permitido, junto a Prudencia, su mujer, sacar adelante a diez hijos.

 

Ayer sábado, 12 de mayo, a las 16:30 horas, se celebró el entierro y funeral, por el descanso de su alma, en la Basílica Nuestra Sra. del Pino de Teror.

 

 

Debes indicar un comentario.
Debes indicar un nombre o nick
La dirección de mail no es valida

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para garantizar el buen funcionamiento de nuestra página web.

Al pulsar en "ACEPTAR TODAS" consiente la instalación de estas cookies. Al pulsar "RECHAZAR TODAS" sólo se instalarán las cookies estrictamente necesarias. Para obtener más información puede leer nuestra Política de cookies.