Revista nº 706
ISSN 1885-6039

AROZARENA DOBLADO, Rafael (1923-2009).

Viernes, 19 de Octubre de 2012
Jorge Rodríguez Padrón
Publicado en el número 440

Poeta y narrador n. y m. en Santa Cruz de Tenerife. Aunque cursó estudios de Bachillerato en su ciudad natal y en La Laguna (Tenerife), puede decirse que es autodidacta. Desde niño, siente una especial atracción por la biblioteca familiar y por el conocimiento y contacto con la naturaleza y el paisaje.

 

Entre sus profesores, guardó siempre un especial recuerdo de Agustín Espinosa*, que le acrecentó su entusiasmo por la lectura. Entre 1945 y 1948 se integra en las actividades del TEU y, luego, en el grupo Chez-Nous, de Carmen Rosa Guimerá, con el cual representará su obra Ángel sin alas (1948). En 1947 se traslada a Lanzarote y reside un año en Femés, donde trabaja como telegrafista para la compañía Telefónica. El tiempo que allí pasa tendrá una repercusión directa en varias de sus obras. Sus primeros poemas publicados aparecen en la revista Mensaje*, en 1945 y 1946. Pero sus contactos con la vida literaria tinerfeña se inician a partir de su amistad con algunos escritores de las generaciones precedentes, como Víctor Zurita* o el joven poeta Víctor Galtier* y su revista Arco. Pero, al integrarse, en los primeros años cincuenta, con Isaac de Vega*, Francisco Pimentel*, Antonio Bermejo* y Juan Antonio Padrón* en el autodenominado grupo fetasiano (vid. FETASA), sus posturas se radicalizan, tanto en lo estético como en lo ideológico, y así se hace patente la influencia de algunos de los escritores de la generación insular de los años treinta (Agustín Espinosa o Pedro García Cabrera*) que, con la lectura de los poetas de la modernidad europea, determinarán el ulterior desarrollo de su obra. Se le considera integrante de la que el crítico José Domingo* denominaría generación del bache (vid. GENERACION). Por entonces, poemas suyos se publican en la revista Gánigo* (Santa Cruz de Tenerife) y en Gaceta Semanal de las Artes (vid. GACETA), del diario La Tarde de la capital tinerfeña. En 1964, lectura poética en el Colegio Mayor San Agustín, de La Laguna (Tenerife). En 1976, participa en el Primer Congreso de Poesía Canaria, celebrado en el Ateneo  y en la Universidad  de La Laguna (Tenerife). Premio Canarias de Literatura en 1988. En 1996 Participa en el Segundo Congreso de Poesía Canaria, en el Ateneo de La Laguna, y en 2001 ingresa como miembro de número en la Academia Canaria de La Lengua. Publica las siguientes entregas poéticas: Romancero canario (1946), A la sombra de los cuervos (1947), Coronación de abril (1949), premio Antonio de Viana, que el autor destruiría luego; Altos crecen los cardos (1959), Aprisa cantan los gallos (1964), El ómnibus pintado con cerezas (1971), Silbato de tinta amarilla (1977), Desfile otoñal de los obispos licenciosos (1985), Amor de la mora siete (1989), La daga azul (1997), Fetasian Sky (2003), Coral polinésica (2004) y Poliedros del mar (2008). Obra narrativa: Mararía (1973, 1982 y 1983), Cerveza de grano rojo (1984 y 2008), La garza y la violeta (1996), Fantasmas y tulipanes (1998 y 2008), Cuentos (2003) y Los ciegos de la media luna (2008). Caravanne. Poemas y prosas (1991) y Poemas (2003) son sendas antologías de su obra. En 2001 se edita su discurso de ingreso en la Academia Canaria de la Lengua, Cómo me hice escritor. De 2004 y 2006 son las ediciones de su poesía reunida y de su obra completa, respectivamente. En este último año, y con ilustraciones de Angeles Violán, se publica Guía naïf de costumbres canarias.

 

 

Noticias Relacionadas
Comentarios
Sábado, 03 de Noviembre de 2012 a las 18:22 pm - molinero

#02 Rafael Arozarena es el único autor canario algo conocido y apreciado entre lectores alemanes. Por obra y empeño de doña Gerta Neuroth que durante unas vacaciones en Lanzarote se topó con “Mararía”, lo tradujo por su cuenta y buscó editorial en Alemania. Lo que pasa es que doña Gerta es un caso único, no se puede esperar que personas como ella aparecen por doquier cada rato. De alguna forma el mundo literario canario debería desarrollar iniciativas para salir de la jaula insular y aproximarse al menos a los 6 millones de potenciales lectores en inglés y alemán que cada año vienen a las islas y que a veces hasta se traen los libros para los ratos de lectura. De paso publicidad turística-cultural. Pero desde hace 40 años nada que valga la pena mencionar. Curioso este ensimismamiento literario insular. Como si los autores canarios tuvieran vergüenza de lo que escriben.

Viernes, 19 de Octubre de 2012 a las 18:31 pm - victorio díaz marrero

#01 Recientemente se cumplieron tres años del fallecimiento de este gran escritor y mejor persona. seguimos disfrutando de sus obras narrativas y poéticas. Sigue entre nosotros. Me permito sugerir, a los amantes de la lectura, que no dejen de leer su gran novela CERVEZA DE GRANO ROJO